Sí a la vida

Opinionez lunes, 20 septiembre, 2021 12:00 PM

Hablemos de “aborto” y la felicidad que ha producido a una buena cantidad de personas la decisión de “Despenalizar el aborto” de 10 magistrados integrantes de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).  La enorme mayoría de los medios de comunicación se inundaron con las muestras de felicidad que llegaron hasta el paroxismo (en su significado “Exaltación extrema de los afectos y pasiones”).

Los primeros días posteriores a esa decisión pocas voces tuvieron cabida en esos mismos medios a personas y representantes de instituciones que pudieran decir “No al Aborto”.  Apenas una semana después empezaron a buscarlos para entrevistas y eso porque vieron las protestar a las puertas de la institución en la que 10 magistrados determinaron contra millones de personas que defienden la vida, desde su concepción.

En esta larga carrera del periodismo y como integrante de Organismos de la Sociedad Civil, nos ha tocado convivir con personas feministas como las inolvidables compañeras del Movimiento Nacional de Mujeres (MNM), que presidió por varios años la periodista Esperanza Brito de Martí (QEPD). Supieron respetar las creencias de una compañera que estaba más interesada en comprometerse con la cultura (otra área de ese grupo). Nunca nos obligaron a participar en marchas, protestas o firmas para pedir el aborto.

A principios de los 80, en una entrevista con la admirada Daniela Romo, sentadas en el Sanborns de San Ángel, casi al inicio de la charla, sin mediar pregunta nos dijo: “Tienes frente a ti a una persona que no debería haber nacido… mi madre, soltera, decidió no escuchar a todos los que le aconsejaban que me abortara”. Danny, emocionada casi hasta las lágrimas, siguió contando su historia, publicada en la revista Intimidades. Permitió compartir públicamente ese ejemplo de vida.

Como integrante del MNM, nunca negamos la ayuda a mujeres que habían abortado. Las ayudábamos con los gastos médicos a quienes lo solicitaban. En alguna ocasión una de esas mujeres, de clase media, se acercó a pedir ayuda psicológica, pues traía en su conciencia haberse practicado ¡15! abortos a lo largo de sus 46 años de vida. Fue impactante escucharla y su petición era simplemente ayuda psicológica que ella pagaría, pero quería orientación sobre la mejor profesionista.

Hace unos días nos llegó un video que se había difundido en abril del 2020. La Dra. Pilar Calva Mercado, genetista miembro de instituciones nacionales e internacionales, habló en aquel entonces ante los magistrados de la SCJN sobre el irrefutable hecho científico que la vida se inicia “en el momento que el zigoto, tras la fecundación del óvulo por el espermatozoide, inicia su paso a embrión de dos células”. Y  dijo que las ciencias experimentales han demostrado en los últimos años que la existencia de un ser humano comienza tras la fecundación.

Nota 1.  Es verdad: no se debe criminalizar a la mujer por tener un aborto. Ella requirió de la intervención masculina para la gestación.

Nota 2. Los integrantes de la SCJN deberían haberse asesorado de científicos, no solo de los estudiosos del derecho. Incluso faltó una convocatoria abierta para que un asunto tan delicado e importante se pudiera analizar a conciencia.  Sin gritos ni sombrerazos, como lo acostumbran muchas feministas de nuevo cuño.

Nota 3.  Sí a la vida desde la concepción.

 

Luz Elena Picos es directora de Red Social de Tijuana.

Correo electrónico: redsocialtijuana@hotmail.com www.lagacetaredsocial.org

Comentarios

Tipo de Cambio