Policía prepotente (y sus perros bravos)

Dichoz y Hechoz lunes, 20 septiembre, 2021 12:00 PM

En un domicilio ubicado en las inmediaciones de la colonia Montecarlo en Playas de Rosarito, habitan dos perros, un Pastor Belga y un Husky Siberiano. Su propietario es un policía municipal adscrito al quinto municipio. No habría problema alguno si las mascotas estuvieran bajo resguardo del dueño, identificado como Israel Gallo. Pero no. Los pobres y desatendidos canes, andan deambulando por las calles, y varios vecinos han sido víctimas de los animales. Los han atacado y causado mordeduras que requieren atención médica. De hecho, en uno de los casos, el gasto erogado para la curación de la mordedura de perro fue de 800 dólares. Pero cuando los vecinos han llegado a reclamar al oficial los actos de sus perros, o el pago de honorarios médicos, este desenfunda su arma de cargo y en tono de amenaza les dice que “hagan lo que quieran con sus recibos”. La desesperación de los residentes los llevó a denunciar los hechos al 911, pero les refieren que el Municipio no cuenta con una perrera municipal, por lo que no pueden hacer nada. Impotentes, acudieron ante Sindicatura para quejarse sobre la actitud del uniformado, pero el mismo personal les refirió que “puede hacer lo que le plazca y amedrentar con su charola cuando quiera”. Inclusive los mismos empleados municipales han recomendado a los denunciantes “cambiarse de casa”. Ahora sí que los indefensos vecinos ya no saben qué hacer ante la prepotencia del oficial. ¿Habrá alguien que haga justicia?

Comentarios

Tipo de Cambio