Policía de Tijuana también será desarmada para exámenes balísticos

Fotos: Cortesía
Ezenario lunes, 20 septiembre, 2021 12:00 PM

El desarme de las policías municipales que de manera frecuente hace el Ejército Mexicano para revisar la legalidad del parque armamentístico, ahora está siendo aprovechado por la FGE, para hacer pruebas de balística y detectar si alguna arma de cargo fue utilizada en un hecho criminal. El reporte en Rosarito arroja que cinco armas están inmiscuidas en asesinatos y secuestros, y una sexta en enfrentamiento. Después del desarme y revisión de armas en Tecate, seguirá Tijuana. Para no dejar desprotegidas a las ciudades, entraron en acción elementos de las Fuerzas Armadas, de la Guardia Nacional y de la GESI

Cuando hace unos días la policía municipal de Rosarito fue desarmada, para que las armas de cargo fuesen revisadas por peritos con la intensión de ver si habían sido accionadas en hechos criminales, seis de ellas salieron positivo al involucramiento en un crimen. No obstante, descartarán una, al haberse confirmado que fue disparada en un enfrentamiento, con lo que presumen que el oficial que la portaba actuó en de defensa propia.

De acuerdo a miembros del Consejo Estatal de Seguridad, el siguiente municipio en ser desarmado fue Tecate. Pero el secretario de seguridad de Tijuana, Pedro Cruz, al terminar su participación en la glosa del II informe de gobierno municipal (que la corporación que encabeza) y conociendo los planes de que todos los municipios atravesarán por esta práctica para comprobar el buen uso de las armas de cargo, se adelantó y solicitó el 9 de septiembre que la ciudad fuese desarmada para revisar los actos de sus policías.

La medida, auspiciada por el Ejército Mexicano, tiene la intención de conocer si los policías municipales de Baja California han utilizado sus armas de cargo en actos criminales. En el caso de Rosarito, se reveló que cinco armas fueron accionadas en casos de asesinatos y secuestros.

Para Tijuana, municipio que concentra la corporación más numérica, no será un paso fácil. Especialmente considerando las denuncias de corrupción al interior de la misma, y el hecho que los agentes quedarán desarmados, situación que se subsanará con la presencia de elementos de las fuerzas armadas, la Guardia Nacional y la Policía Estatal, para los operativos de prevención en la ciudad.

Siendo parte del Consejo de Seguridad del Estado, y sabiendo de antemano esta revisión, Pedro Cruz “presumió” públicamente: “Ya solicité, formalmente que la Policía de Tijuana también le sean revisadas las armas una vez que se termine con Tecate, sigamos Tijuana para que hagan examen balísticos”, dijo el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana Municipal.

Incluso mencionó que esperaba que la Policía Municipal de Tijuana siguiera después de la de Playas de Rosarito, y aseguró que ya se tiene contemplado cómo hacerlo para no comprometer la seguridad.

“Lo vamos a hacer por distritos policiales; se cierra un distrito policial para que no entre nadie, ningún oficial de policía, y se hacen todas las revisiones, y es muy sano que nos revisen”, añadió.

A primera hora del 25 de agosto, personal de la Guardia Nacional, Guardia Estatal de Seguridad e Investigación (GESI) y Ejército Mexicano sitiaron la Comandancia de la Policía Municipal de Playas de Rosarito para llevar a cabo la revisión de las armas.

Francisco Javier Arellano Ortiz, secretario de Seguridad Ciudadana de Playas de Rosarito, dijo que la seguridad iba quedar a cargo de la Guardia Nacional y la GESI, así como de la misma Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), misma situación que ocurrió en Tecate.

En Playas de Rosarito la revisión de alrededor de 200 policías municipales tardó alrededor de cinco días; en Tijuana son más de dos mil oficiales.

Juan Guillermo Ruiz Hernández, fiscal General del Estado, explicó que la revisión de las armas la está realizando el personal de la Sedena, como lo hace periódicamente; sin embargo, la FGE aprovechó el desarme para hacer pruebas de balística.

“También se aprovecha que se está haciendo esa revisión del banco de armas, para que la Fiscalía, que es titular de la licencia colectiva, haga algo muy importante, que es la prueba balística”, declaró Ruiz.

Hasta el momento, oficialmente la FGE no ha dado a conocer los resultados de las pruebas de balística hechas a las armas de la Policía Municipal de Playas de Rosarito y de Tecate, pero sí trascendió que seis de las armas rosaritenses fueron accionadas en actos criminales.

El General Saúl Luna Jaimes, comandante de la Segunda Zona Militar, calificó que la revisión de las armas a la Policía Municipal de Tijuana es positiva; el problema es que son muchas armas. Así lo dijo el pasado 13 de septiembre al finalizar el 147 aniversario de la gesta heroica realizada por los Niños Héroes.

“Es positivo, es viable, el problema de Tijuana es que son los efectivos mayores a los que tiene Rosarito y que tiene Tecate. En cierta forma, anualmente se hace la revisión del armamento; ahorita lo que hemos hecho es coordinar la revista de armamento junto con los exámenes balísticos, que son importantes”.

“Pero sí es factible aquí [Tijuana] y ya sería buscar una forma que tenemos que proveer, planear, porque es un efectivo mayor”, afirmó el Comandante de la Segunda Zona Militar.

Noé Ramírez Ibarra, policía municipal de Tijuana desde hace 19 años, y presidente de la Asociación de Policías de Tijuana (APT), calificó como “una cortina de humo” por parte del secretario de Seguridad y Protección Ciudadana Municipal, para que la gente se quede con la impresión de que trabajó hasta el final de su administración.

“Ya el desarme sucedió en la época de Julián Leyzaola. ¿Qué pasó? vinieron los militares, entraron, dañaron el parque vehicular; la seguridad no mejoró. Sabemos que los militares no tienen la capacidad para llevar a cabo los trabajos de seguridad pública”, afirmó el policía municipal.

El oficial Ramírez explicó que la ciudad de Tijuana es mucho más grande que los demás municipios y con una incidencia delictiva muy distinta; además aseguró que el banco de armas es revisado constantemente por la Sedena, por lo que considera que no vale la pena tomar el riesgo de retirar las armas a los uniformados.

“Aquí en Tijuana no pueden hacer lo que hicieron en Rosarito, pero aquí las armas – todas las armas- están en el banco de armas, están revisadas; ya se revisaron las armas, ya tienen el dictamen balístico”.

“Es una cortina de humo justo cuando se va ir [Pedro Cruz Camarena], para decir ‘sí estoy trabajando’ y no es cierto… No me quiero meter en el tema sobre si ha estado haciendo bien su trabajo o no, pero no me parece una buena medida”, finalizó el presidente de la APT.

Juan Manuel Hernández Niebla, ex presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad Publica de Baja California, informó estar de acuerdo con la revisión de las armas, pero lo más importante es conocer los resultados de las investigaciones y qué se va hacer con ellos.

Además destacó que a pesar que siempre ha estado a favor de las policías, éstas forman parte del factor de la incidencia delictiva, en las cuales hay índices de corrupción y colusión con la delincuencia; por eso deben ser revisadas.

“Totalmente a favor de la medida, Si recordamos en la primera cruzada por la seguridad, cuando era gobernador Osuna Millán, prácticamente se hizo lo mismo; se mandó a la Policía de Tijuana y a la Policía Estatal a exámenes de control y confianza. Aquí más que nada es cómo se le van a dar continuidad a todo lo que resulte de este desarme y qué se va hacer con esto”.

“La Policía es un factor dentro de la incidencia delictiva y que la incidencia delictiva no se puede dar si las Policías lo permitiera, existe un factor de corrupción, un factor de colusión por parte de cada una de las policías de los municipios”, dijo Hernández Niebla.

Comentarios

Tipo de Cambio