No llegue prejuiciada

Foto: Internet/El que ya se va y la que llegará
Opinionez lunes, 6 septiembre, 2021 12:15 PM

Los pleitos no son buenos, y menos entre familiares, compañeros de estudios o del mismo grupo político. Solo para mencionar un ejemplo. Alegró a muchos la diferencia de criterios sobre el asunto del agua, entre el gobernador, que por fortuna ya se va a seguir sacrificándose por México y la joven gobernadora Marina del Pilar, que llegará felizmente el 1 de noviembre a iniciar su compromiso ganado en las urnas.

No se trata de amarrar navajas, sino de analizar con mesura este asunto. La forma y el fondo que empleó la gobernadora electa nos pareció correcta. Tranquilizó a muchísimas personas, incluso a quienes no votamos por ella. ¿Es obligación que quien llega deba coincidir totalmente o recibir órdenes de quien se va? Lo correcto es, como se acostumbra en las instituciones de la iniciativa privada o grupos de servicio, que quien concluye su presidencia se aleje y respete las decisiones de quien lo supla. Y no por eso se le debe considerar enemigo.

También celebramos que la gobernadora electa ya no traiga como único discurso el mismo del Presidente de México. Ahora ya sabemos de algunos de sus planes, vemos sus intereses en determinados aspectos de la gobernanza y lo celebramos. Los bajacalifornianos, de todos los ambientes sociales, no pedimos cosas del otro mundo; solo que tenga en su equipo, gente probada en el trabajo especializado, honrada y voluntad de trabajar en equipo.

Todos esos aspectos no se pueden inventar, sino haberlo demostrado a lo largo de su vida. No importa del partido que provengan, va a estar difícil que haya uno solo “químicamente puro”, incluyendo la gobernadora electa. La situación actual demanda que escuche y trate de aceptar el interés de todos los sectores de la sociedad de trabajar por Baja California.

En especial, confiamos que no llegue prejuiciada por los Organismos de la Sociedad Civil. Necesita respetarlos a todos los que puedan demostrar su trabajo leal y esforzado. El sector es muy amplio y de ahí puede surgir ayuda importante para su gobierno. Veremos.

Nota 1. La esperanza muere al último. El indebido regalo del Centro de Gobierno que el gobernador Bonilla hizo a la muy querida UABC, cada día complica los trámites que cientos de tijuanenses tienen la obligación de realizar. Idea maquiavélica trasladar a 8 o 10 sitios distintos y alejados entre sí, cuando en un solo edificio era posible tramitar uno o varios asuntos.

Nota 2. La irracional medida ni siquiera fue consultada con los grupos sociales que por cierto deberían haberse solidarizado con la ciudadanía. Coparmex, Canaco, el CCE y otros grupos que estuvieron llamando a la solidaridad de los tijuanenses para defender el Club Campestre de Tijuana, todos se han quedado callados. No han sido solidarios y ya verán ese lugar autentica propiedad moral de los tijuanenses, se convertirá en un verdadero caos si los estudiantes se posesionan del edificio.

Nota 3. ¿Dónde están los llamados luchadores sociales y los aspirantes a un puesto de elección popular? ¿Tan pronto se les pasó el interés por ayudar a Tijuana a recuperar su Centro de Gobierno? Los nombres están en la memoria de los tijuanenses, voto ante promesa de cancelar el regalo indebido de Bonilla a la UABC. Calentura de campaña, solo eso.

 

Luz Elena Picos es directora de Red Social de Tijuana. 

Correo electrónico: redsocialtijuana@hotmail.com www.lagacetaredsocial.org

Comentarios

Tipo de Cambio