Fiscalía de Nicaragua ordena detener a Sergio Ramírez; “nunca me impondrán el silencio”, responde

Destacados jueves, 9 septiembre, 2021 6:25 AM

El Ministerio Público de la Fiscalía de Nicaragua pidió, ayer miércoles 8 de septiembre, la detención del escritor y ex vicepresidente de dicho país, Sergio Ramírez Mercado -Premio Cervantes 2017-, por “realizar actos que fomentan e incitan al odio y la violencia”.

Ramírez Mercado -quien fue vicepresidente durante el primer gobierno sandinista (1979-1990)- y ahora es crítico de José Daniel Ortega Saavedra -presidente de la República de Nicaragua desde el 10 de enero de 2007 y líder del partido Frente Sandinista de Liberación Nacional-, también fue acusado por haber recibido, a través de la Fundación Luisa Mercado que dirige, dinero de la extinta Fundación Violeta Barrios de Chamorro.

Dichos fondos que en su mayoría iban a ser destinados a financiar uno de los principales programas de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, “Programa Medios para Nicaragua”, en la práctica fueron destinados para otros fines que no eran los propios de la Fundación, como dar financiamiento a personas y organismos “que buscaban la desestabilización de la buena marcha del desarrollo económico y social del país”, según indicó el Ministerio Público en un comunicado.

Acciones que apuntó, encuadran en el tipo penal de conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional, en concurso con el delito de lavado de dinero, bienes y activos, tipificados en los artículos 282, 410 y 412 del Código Penal, Ley Número 641, en perjuicio de la sociedad y del Estado de la República de Nicaragua.

Ante ello, el Ministerio Público solicitó una orden de detención y allanamiento contra Ramírez Mercado, de 79 años de edad, quien se encuentra fuera de Nicaragua y ya había anunciado que no regresaría al país para evitar represalias del Gobierno encabezado por Ortega Saavedra, tras haber sido citado por el Ministerio Público.

Ramírez Mercado preside la organización Fundación Luisa Mercado, que lleva el nombre de su madre, una maestra de generaciones, que se dedica a promover el desarrollo cultural y educativo en beneficio de los jóvenes, creadores y educadores.

Según su página web, la Fundación Luisa Mercado es una asociación sin fines de lucro con sede en el municipio de Masatepe, de donde es originario Ramírez Mercado, y fue creada para promover programas de desarrollo cultural y educativo.

Cuenta con una biblioteca pública y ofrece gratuitamente préstamo de libros, uso de computadoras con Internet para estudiantes, maestros e investigadores, club de lectura y talleres literarios de poesía y narrativa, y apoyo pedagógico en métodos de estudio, lectura y redacción básica de trabajos documentales, de acuerdo con la información.

Además, cuenta con una escuela de música, de donde surge la orquesta “Lisandro Ramírez Velásquez”, según la reseña ofrecida por Ramírez Mercado, también ganador del premio Alfaguara de Novela en 1998 e Iberoamericano de Letras “José Donoso” en 2011.

La noche del pasado martes 6 de septiembre, el presidente Ortega Saavedra calificó de “terroristas” a los opositores que se encuentran detenidos por supuesta traición a la patria, así como “demonios de sotanas” y “satánicos” a los obispos y sacerdotes nicaragüenses críticos con su Gobierno.

Según el mandatario nicaragüense, sus adversarios “se estaban preparando para repetir la historia [de abril del 2018, que dejaron un balance de al menos 325 muertos, y más de un centenar de presos políticos que siguen en la cárcel a día de hoy] y se está haciendo justicia, eso es todo, se está haciendo justicia contra los terroristas”.

Según la agencia española EFE, en el marco del proceso electoral del próximo 7 de noviembre, las autoridades nicaragüenses han arrestado y/o enviado a juicio a 36 dirigentes opositores y profesionales independientes, incluidos siete que anunciaron sus intenciones de aspirar a la Presidencia en los comicios de noviembre, en los que Ortega Saavedra busca una nueva reelección.

“En los comicios de noviembre, Ortega, un exguerrillero sandinista próximo a cumplir 76 años y que retornó al poder en 2007 tras coordinar una Junta de Gobierno de 1979 a 1984 y presidir por primera vez el país de 1985 a 1990, busca su quinto mandato, cuarto de forma consecutiva, y segundo con su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo [Zambrana]”, indicó EFE.

“Daniel Ortega me ha acusado a través de su propia Fiscalía y ante sus propios jueces de los mismos delitos de incitación al odio y la violencia, menoscabo de la integridad nacional y otros que no he tenido tiempo de leer, acusaciones por las que se encuentran presos en las mazmorras de la misma familia muchos nicaragüenses dignos y valientes”, acusó ayer miércoles 8 de septiembre, el propio Ramírez Mercado, a través de un comunicado que publicó en su cuenta de la red social Twitter.

“En el año de 1977, la familia Somoza [que gobernaron Nicaragua de 1939 a 1979] me acusó por medio de su propia Fiscalía y ante sus propios jueces de delitos parecidos a los de ahora: terrorismo, asociación ilícita para delinquir y atentar contra el orden y la paz, cuando yo luchaba contra esa dictadura, igual que lucho ahora contra esta otra”, señaló el escritor en un video.

“Las dictaduras carecen de imaginación, repiten sus mentiras, su saña, sus odios y sus caprichos. Son los mismos delirios y el mismo empecinamiento ciego por el poder y la misma mediocridad de quienes teniendo en su puño los instrumentos represivos y habiéndose despojado de todos los escrúpulos, creen también que son dueños de la dignidad, de la conciencia y la libertad de los demás”, afirmó Ramírez Mercado.

En cuanto al allanamiento de su vivienda, el escritor afirmó que “lo que van a hallar es una casa llena de libros, los libros de un escritor, los libros de toda mi vida […] Soy un escritor comprometido con la democracia y por la libertad, y no cejaré ese empeño desde donde me encuentre”, subrayó, para luego resaltar que su “obra literaria de años, es la obra de un hombre libre. Las únicas armas que poseo son las palabras y nunca me impondrán el silencio”.

Ramírez Mercado -quien se encuentra en Costa Rica- fue miembro de la Junta de Gobierno que asumió el liderazgo de Nicaragua tras el triunfo de la revolución sandinista en 1979, y fue vicepresidente del propio Ortega Saavedra durante su primer mandato, entre 1985 y 1990. Sin embargo, en 1995 renunció a su cargo por discrepancias con el Frente Sandinista de Liberación Nacional.

Otro caso es el del periodista Carlos Fernando Chamorro, que tuvo que exiliarse por segunda vez a Costa Rica. Sobre el director del ‘Confidencial’, acusado de ‘conspiración’, también se dictó una orden de arresto en ausencia.

Comentarios

Tipo de Cambio