Dramático dolor juvenil

Espectáculoz lunes, 20 septiembre, 2021 12:00 PM

Reflexión y crítica social de cómo las sociedades abandonan a las nuevas generaciones, la cinta ¡Ánimo juventud!”, de Carlos Armella, retrata la situación de los jóvenes y cómo los padres se comunican con sus hijos, para con humor y sensibilizado en el futuro a heredar, fotografíar las angustias del crecimiento, pasiones, rebeldías y momentos álgidos de la adolescenciae

Llega a cines el 23 de septiembre.

Inquietado por el conformismo y la pérdida de la capacidad de soñar en las sociedades, el multipremiado realizador mexicano Carlos Armella retrata en la cinta “¡Ánimo juventud!”, la historia de cuatro jóvenes que buscan la libertad y reclaman su lugar en el mundo, para desde su perspectiva adolescente fotografiar sus conflictos, ilusiones, penas, frustraciones, alegrías y contradicciones. Matices y ritmos que colorearan su estreno nacional en cines el próximo jueves 23 de septiembre.

Representando el dramático dolor de ser joven en el mundo de los adultos, Armella (“Club de Cuervos” y “Cuando conocí al Chapo”) narra el relato de Martín (Rodrigo Cortés), un grafitero enamorado de una chica que lo ignora; Daniel (Mario Palmerin), el músico convertido en taxista que embarazó a su novia y decide ser adulto responsable; Dulce (Daniela Arce), una bravucona de la secundaria lista a perder su virginidad; y Pedro (Iñaki Godoy), un chico decepcionado de la adultez.

“Los cuatro personajes son adolescentes, y más que historias personales, son sentimientos con los que me identifico y quería contar, sin caer en la comedia romántica aspiracional o del mundo arrabaral; a la distancia son situaciones absurdas, cómicas y trágicas para ellos, que los hacen madurar y disfrutar la alegría de ser joven, y perseguir sus sueños”, subrayó a ZETA Armella, quien detonó la trama a partir de un grafiti callejero (“Cris te amo”) que lo hizo bocetear los ejes del filme, así como su paternidad.

“El guion de ‘¡Ánimo juventud!’ me tomó tres semanas. Es mi segunda ficción, una comedia de varias lecturas, de percibir la situación de los jóvenes con humor, y al final reflexionar sobre cómo nos comunicamos los padres con los hijos, y ver dónde los estamos abandonando. Hay una crítica social, no sólo a la sociedad mexicana, sino la contemporánea y a la brecha generacional que seguimos abriendo. A mí me sensibiliza el futuro, pensar en las angustias del crecimiento, las pasiones, rebeldías y momentos álgidos de la adolescencia”, señaló el director, cuya cinta salió hace meses en HBO (Estados Unidos).

Respecto al manejo de los estereotipos, “existen cuestiones en Latinoamérica que nos dañan, por ejemplo, no aceptarnos por el tono de piel, o discriminarnos por la clase social. Creé un abanico de personajes para representar el mestizaje mexicano, me gusta poner en pantalla actores que tengan peso de realidad, que no sean conocidos, para así crear puentes de las diferentes ideas”, comentó.

“Nunca quise hacer una película sobre mi adolescencia, sino abordar temas universales y desarrollar un retrato realista y actual, que culmine en una catarsis y reflexión. Me preocupa el futuro de la juventud, qué harán mis hijos a mi edad, el futuro es gris, y encima no los estamos escuchando. Estamos heredando un mundo que ellos no quieren, y no los estamos haciendo partícipes. Es parte de los diálogos que quiero abrir a partir de la película, e integrar más voces jóvenes”, reflexionó el director, quien próximamente retratará “La suerte de Juan”, una tragedia en el México rural de 1930.

Crítica social sobre la brecha generacional.

Referente a su participación en “¡Ánimo juventud!”, Daniela Arce refirió: “Es un proyecto que le tengo mucho aprecio porque mi personaje tuvo mucho que ver con el desarrollo de mi propia vida, y también por eso, la verdad estoy muy emocionada, me nutrió, y la experiencia del rodaje fue muy energética, llena de amor. Nos dejaron fluir como actores, y nos tomaron en cuenta sobre cómo haríamos las cosas, cómo las sentíamos. Carlos tiene un interés genuino por saber cómo vivimos”.

Por su parte, Mario Palmerin, quien fue reconocido con Mención Especial por su actuación en la decimoctava edición del Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM), señaló: “Estamos siendo retratados en series y películas, pero a diferencia a todos los contenidos asociados a la juventud, esta película aborda la realidad de cómo sufrimos, o los problemas a los que nos enfrentamos los jóvenes en México. No son historias exageradas, sino situaciones que vivimos la gente promedio”.

A lo que Daniela secundó: “Las series están retratando solamente una parte de la sociedad, la que es la más privilegiada y la (colonia) Condesa, y creo que ‘¡Ánimo juventud!’ tiene un equilibrio en ese aspecto. Me siento bien representada, desde los temas que aborda, hasta las locaciones en Tacubaya, Santa María y Metro Popotla, porque siento que la mayoría somos de lugares promedio”.

Comentarios

Tipo de Cambio