Sindicalizados en La Paz y Mulegé, a paro laboral

Fotos: Cortesía
Ezenario BCS martes, 10 agosto, 2021 12:00 PM

Mes y medio antes de que finalicen las administraciones municipales, burócratas son afectados con retrasos en pago de prestaciones y salario. Más de mil 200 empleados reclaman en La Paz la atención de las autoridades, cerca de 700 en Mulegé. Policías de ambos municipios también denunciaron retraso en el pago de su salario

El lunes 2 de agosto estallaron las manifestaciones en Mulegé y La Paz, donde trabajadores sindicalizados paralizaron los servicios de las principales ciudades para exigir a las autoridades de sus respectivos ayuntamientos, cumplir con el pago de sueldos, prestaciones e incremento salarial.

La madrugada de ese día, la Dirección de Servicios Públicos de La Paz quedó bloqueada por el paro laboral del Sindicato de Burócratas. Más de mil 200 empleados con base reclamaban al alcalde, Rubén Muñoz Álvarez, el pago de la segunda quincena de julio y el bono de útiles escolares.

Desde el 30 de julio exigieron una respuesta al presidente municipal, ya que no se vio reflejado el depósito del salario en sus cuentas bancarias; sin embargo, el edil jamás respondió, por lo que procedieron a manifestarse.

Mauricio Higuera, secretario general del Sindicato de Burócratas sección La Paz, instaló la asamblea en Palacio Municipal acompañado por cientos de trabajadores que recordaron que la situación en que se encuentran ocurre en cada cambio de administración, haya pandemia o no.

“No hubo ningún ofrecimiento, ninguna alternativa por parte de la autoridad municipal o compromiso donde se estableciera qué día podían salir de estos compromisos con la base trabajadora”, compartió Higuera, quien, a su vez, pidió la comprensión de la ciudadanía, ya que el paro laboral es la última instancia a la cual recurren cuando ni siquiera hay diálogo con las autoridades.

“Lo que menos se quiere como servidores públicos, es la afectación a la ciudadanía, pero la autoridad municipal no nos deja otra alternativa”, expuso.

Debido a que La Paz se encuentra en Nivel 5-Naranja en el Semáforo de Alerta Sanitaria, el sindicato hizo un llamado a la base trabajadora vulnerable y a quienes no cuentan con el cuadro completo de vacunación, para que no se arriesgaran en las manifestaciones y en la asamblea.

Pasaron unas horas cuando elementos de la Policía Municipal de La Paz denunciaron que tampoco recibieron el pago de la segunda quincena de julio, alrededor de 45 agentes que están en proceso de jubilación se vieron afectados. “La mayoría teme represalias si hacen o dicen algo en contra del alcalde, Rubén Muñoz Álvarez; temen que les vayan a quitar lo que les prometió como jubilación de los diez salarios mensuales que percibirán, temen y no quieren hacer nada al respecto”, denunciaron.

Asimismo, acusan que desde hace meses atraviesan por esta inconstancia del Ayuntamiento de La Paz en el cumplimiento del pago quincenal.

 

AYUNTAMIENTO CUBRIÓ LA NÓMINA

Unas horas después de que estallara el paro laboral, el Ayuntamiento de La Paz informó que se había depositado el sueldo a cada uno de los empleados sindicalizados. No obstante, quedó pendiente el bono de útiles escolares y complementarios.

En un boletín de prensa, el tesorero municipal, Luis Manuel Casillas Estrada, precisó que sólo los trabajadores de confianza de Servicios Públicos recibieron su nómina, no así el resto del personal de esta categoría de las diferentes áreas del Ayuntamiento.

El atraso, dijo, se debió a que las arcas municipales no habían recibido participaciones estatales. Fue hasta el lunes 2 de agosto cuando les entregaron el recurso por parte del gobierno de Baja California Sur.

Acorde con Casillas, el Ayuntamiento vive una “difícil situación financiera, pero existe el compromiso de cumplir con la base trabajadora”.

El líder sindical Mauricio Higuera advirtió que, si para el viernes 6 de agosto no se cubría el pago de bonos en su totalidad, tomarían las instalaciones de Servicios Públicos y áreas operativas.

Posteriormente, levantaron el paro y la asamblea quedó abierta, a la vez de que cumplirán con las jornadas laborales.

 

BURÓCRATAS BLOQUEARON ACCESOS EN SANTA ROSALÍA

En Mulegé continuaron las protestas por el adeudo de siete meses de incremento salarial. Más de 700 sindicalizados salieron a las calles de la Capital para tomar las principales avenidas y accesos de la ciudad, mientras el alcalde, Felipe Prado Bautista, se resguardaba con más de 50 policías en Palacio Municipal.

Los ánimos se caldearon en Santa Rosalía, cuando la base sindical intentó entrar a las instalaciones de las oficinas donde trabaja el presidente. Elementos de Seguridad Pública impidieron el acceso, en consecuencia hubo empujones y gritos por parte de las y los empleados que exigían una respuesta por parte del edil.

Los burócratas no han recibido el pago retroactivo del aumento salarial establecido por Ley, que desde enero de 2021 debieron percibir, y aunque sí recibieron la segunda quincena de julio, el Ayuntamiento no les cubrió el bono de útiles escolares.

Tirso Baltazar, líder sindical, denunció que el alcalde se atrevió a descontarles un día de trabajo por la manifestación que realizaron el jueves 29 de julio, a pesar de que las protestas son un derecho laboral.

“Siguen sin ser cubierto 400 pesos de un bono que se da en enero, que era bono único. La quincena pasada no nos pagó la prima vacacional, hasta diez días después nos pagó la quincena nomás”, explicó.

Baltazar añadió que es la primera vez en la historia de Mulegé, que una protesta sindical se prolonga por casi siete meses, “lo que vemos nosotros es que desconoce el quehacer político, porque nos niega lo que nos corresponde por condiciones generales de trabajo ya firmadas; ojalá el señor se diera cuenta de la situación y renunciara antes”, planteó el líder sindical.

Hasta el cierre de esta edición, no hubo respuesta por parte del Ayuntamiento de Mulegé sobre la petición de una fecha de compromiso para liquidar los adeudos con la base sindical.

Comentarios

Tipo de Cambio