El desarrollo de las ciudades

Foto: Internet
Opinionez lunes, 2 agosto, 2021 12:15 PM

Adela Navarro Bello es un ejemplo de valor y profesionalismo. El Premio María Moors Cabot es un reconocimiento más a los muchos que le han otorgado, todos de fama y peso internacional. Gobierno y ciudadanía debemos protegerla. Especialmente los gobiernos.

Ratificamos con orgullo el texto anterior, que enviamos a la directora de ZETA con motivo de la entrega de esa distinción. En la actualidad, el gremio de los periodistas sufre de insistentes agresiones. En México las autoridades están incumpliendo en protegerlos. Confiamos en que lleguen tiempos mejores para la profesión y quienes la ejercen con dignidad y valor.

En otro tema… muchísimas personas se estarán dando cuenta que hay un desaforado empeño en construir altos edificios, cuyos dueños y vendedores los presumen con orgullo. “La ciudad está creciendo hacia arriba”. Pero eso no es verdad. Las ciudades tienen un fundo legal, es decir, una extensión territorial que abarca mucho más allá de lo que es el identificado “primer cuadro” de la ciudad.

En el caso de Tijuana, según la información oficial su fundo legal es de 836 hectáreas, según decreto del 26 de abril de 1940, firmada por el Presidente Lázaro Cárdenas. Quizá le hayan quitado alguna parte a la hora de crear los posteriores municipios, como el de Rosarito. El caso de la llamada “ciudad más visitada del mundo” puede ser un ejemplo de lo que pasa en los municipios de Baja California y otros estados.

¿Para qué hay reglamentos, leyes, programas de crecimiento? Si se cumplieran, el desarrollo de las ciudades sería armónico, respetando los derechos de sus habitantes y también el equilibrio ecológico. Ya hemos mencionado el caso de Playas de Tijuana y la falta de cumplimiento de sus autoridades municipales al otorgar permisos de construcción, sin que cubran todos los requisitos.

El Programa Parcial de Crecimiento para Playas de Tijuana (PPC PT 2008 – 2030) obliga a los funcionarios a actuar correctamente. No lo han hecho en el pasado inmediato, tampoco en el gobierno presente. La tantas veces mencionada, Cañada Parque Azteca, que es un cauce natural hacia el mar, es terreno federal; sin embargo, siguen los trabajos para construir varias torres de edificio con más de 20 pisos.

A lo largo del fraccionamiento hay varias torres, y el plan de los “desarrolladores” incluye muchas más. Ahora nos sorprenden con el “extraordinario proyecto” de utilizar la icónica Plaza de Toros Monumental, con terreno de 80 mil metros cuadrados, para construir centros comerciales y casas habitación; solo falta que tengan contemplado destruir esa construcción, que tiene más de 61 años de antigüedad.

Nota 1. Ese proyecto se sumará a otro enorme centro comercial y casas habitación que ya construyen cerca, en la única entrada al fraccionamiento. ¿Se imagina el caos? ¿Tienen idea de la complicación en los servicios públicos, agua, drenaje, pavimento?

Nota 2. Los funcionarios que otorgaron permisos sin respetar el Plan de Desarrollo, se irán. A nadie rendirán cuentas.

Nota 3. Si los flamantes desarrolladores se empeñan en levantar construcciones en zonas ya sobrepobladas, es por la ambición de ahorrar hasta lo imposible y no invertir en los servicios públicos que ya existen. ¿Usted cree que todo el fundo legal de Tijuana y otras ciudades ya está agotado?

 

Luz Elena Picos es directora de Red Social de Tijuana.

Correo electrónico: redsocialtijuana@hotmail.com www.lagacetaredsocial.org

Comentarios

Tipo de Cambio