Desaparecen testigos protegidos de la FGE en Ensenada

Edición Impresa lunes, 9 agosto, 2021 12:00 PM

En medio de la violencia que ha dejado 244 asesinatos en el puerto durante 2021, familias buscan a sus allegados, quienes fueron testigos de un homicidio y cuyo paradero ahora se desconoce

Desde el 16 de junio, una familia está en busca de María Joseline García Meza, de 21 años de edad, desaparecida en Ensenada tras haber sido testigo de un multihomicidio en un terreno baldío ubicado en el Libramiento Ensenada, muy cerca del fraccionamiento de interés social Villas del Prado II.

En medio de la violencia que enfrenta el puerto, donde julio ha sido el mes más violento de 2021, con 39 homicidios y 244 perpetrados en lo que va del año, la Unidad Especializada en Delitos contra la Vida de la Fiscalía General del Estado (FGE) ha realizado investigaciones, pero los testigos quedan en riesgo.

Grupos de búsqueda de personas tienen registradas a veinte familias que buscan a algún allegado, sin embargo, en la estadística en general hay más de 120 en calidad de desaparecidos.

Las asociaciones tienen detectadas a personas no localizadas que en su momento se enteraron de una ubicación indebida, nombre o se opusieron a realizar trabajos delictivos.

El 4 de diciembre de 2019 se reportó que en una fosa había al menos tres cuerpos. El Grupo de la Unidad de Búsqueda de Personas de la FGE registró el hallazgo de los cadáveres, todos hombres, maniatados y semienterrados.

Por ser familiar de una de las víctimas, Joseline fue llamada a declarar por la FGE y ahora la corporación solicita el apoyo de la ciudadanía para localizarla. Su media filiación es tez morena clara, complexión mediana, cabello café, ceja poblada

, ojos grandes, nariz chica, labios gruesos y orejas medianas.

Como parte de los detalles corporales para la identificación, sus buscadores mencionaron que tiene tatuajes de una rosa en color azul en brazo izquierdo, una pantera en la espalda, catrinas en el hombro izquierdo y un rosario en la mano derecha.

La última vez que su familia la vio, fue el 16 de junio de 2021, en los condominios Los Laureles del fraccionamiento Valle Verde. No pierden la esperanza de encontrarla en buen estado de salud. Las autoridades no han dado mayores detalles de la búsqueda de la testigo.

TEMEN POR SEGURIDAD DE TESTIGO DE MULTIHOMICIDIO

En la delegación de Maneadero, a 18 kilómetros al Sur de la cabecera municipal de Ensenada, una familia busca a Enrique, quien desapareció en julio “por un levantón”, señalaron allegados suyos que no volvieron a saber de su paradero.

El hombre fue testigo de un triple homicidio en el que estuvo involucrado Abraham Castaneyra alias “El Cochi”, presunto jefe de sicarios de una célula del Cártel de Sinaloa en el puerto, detenido el 15 de octubre de 2020. Se le identifica como autor del homicidio de un agente de la Dirección de Seguridad Pública Municipal (DSPM) y de dos personas el 28 de julio de 2020 en la comunidad El Zorrillo, que se encuentra dentro de Maneadero, rumbo al Sur de Ensenada.

El multihomicidio ocurrió alrededor de las 17:00 horas, afuera de la caseta de vigilancia de la DSPM en Carretera Transpeninsular e Ignacio Zaragoza, del poblado conocido como El Zorrillo.

Un hombre identificado como Saúl fue testigo de un en la calle Libertad de la colonia Maestros

En el lugar quedaron tendidos los cuerpos de Juan Martínez Medina, de Víctor Fidencio Rodríguez y de un menor de edad; el ahora desaparecido Enrique, fue herido de gravedad.

De acuerdo con el parte policiaco, el agente Medina se encontraba acompañado de tres personas que realizaban reparaciones mecánicas a su vehículo, cuando sujetos a bordo de un auto en movimiento realizaron al menos 25 detonaciones de arma de fuego.

Durante la audiencia de imputación a “El Cochi”, lo relacionaron con una investigación por delitos contra la salud, portación de arma de fuego y narcomenudeo. De igual forma, se investiga su posible participación en otros homicidios ocurridos en el puerto.

ASESINAN A TESTIGO PROTEGIDO

 

 

 

Un hombre identificado como Saúl fue testigo protegido de la FGE de marzo a mayo de 2021 en el hotel San Nicolás y, la tarde del viernes 11 de junio, fue ejecutado en el estacionamiento de una tienda Oxxo en Delante y Cuarta de la colonia Hidalgo.

Aproximadamente a las 18:00 horas, el hombre de 35 años de edad llegó al establecimiento y estacionó su vehículo Nissan Altima color plata, modelo 2012 con placas de Estados Unidos, en reversa.

Los agresores conocían la ruta de su escapada antes de que arribara la Policía. La zona estaba acordonada y cerrado un tramo de las calles Delante entre Quinta y Tercera, que desembocan en Artículo 123 de la colonia Hidalgo.

Mientras se encontraba resguardado en el hotel, los asesinos de Saúl no se detuvieron y también acribillaron a su padre la noche del viernes 19 de marzo, dentro de una casa en la colonia Morelos, a la cual prendieron fuego.

Vecinos informaron que primero se escucharon detonaciones por arma de fuego sobre la calle Maquinistas, entre Mecánicos y Operadores, pero momentos después la vivienda comenzó a incendiarse. El hombre se encontraba en el interior de un cuarto, en la parte posterior de la casa propiedad de Saúl.

Una vez que abandonó el hotel en mayo, Saúl se fue de la ciudad a otra entidad federativa, pero regresó creyendo que gozaría de protección y, una semana después de llegar a Ensenada, fue asesinado por haber atestiguado el homicidio de un hombre identificado como Víctor Monroy Linarte, según el expediente del caso.

Datos del Grupo de Aprehensiones de la FGE apuntan que el 27 de junio cumplimentaron orden de aprehensión bajo el Número Único de Caso (NUC) 01-2021-02578 en contra de José Reyes Santillán alias “El Cuajis” por el delito homicidio calificado, perteneciente al Cártel de Sinaloa, célula criminal del “Gambo”.

El grupo delincuencial obedece órdenes de Ángel Antonio Olguín Carrillo “El Olguín”, gente de René “La Rana” y Alfonso “El Aquiles”, ambos de apellido Arzate.

El asesinato ocurrió el lunes 22 de febrero, cuando “El Cuajis” -también conocido como Osvaldo González Juárez, Bernardo Hernández Rauda “El Chapo”, “El Píldoras” y/o José Antonio Luna Ortega “El Loco”-, se dirigieron a la calle Libertad de la colonia Maestros, donde vivía la víctima.

Iban a bordo de una camioneta Infiniti QX4 color verde cuando Monroy salió a bordo de un vehículo Nissan Versa color blanco, placas AKY5915 de Baja California. “El Cuajis” impactó dicho vehículo con la camioneta que conducía, mientras que los apodados “El Chapo” y “El Loco” comenzaron a disparar a la víctima en diversas ocasiones.

 

TODOS ESTAMOS EN RIESGO: COMISIONADO FLORES

Maria Joseline Garcia Meza está desaparecida y fue testigo de un triple homicidio

En mayo, durante su visita a Ensenada, el comisionado Carlos Alberto Flores, de la Guardia Estatal de Seguridad e Investigación (GESI), advirtió que en BC todos están en riesgo, no sólo los agentes que están constantemente en operativos; también los administrativos.

“Todos los que trabajamos en la fiscalía, desde un servidor hasta un elemento que está en la calle, somos objeto por la naturaleza de nuestra profesión”, indicó.

Cuestionado por ZETA respecto al protocolo para las familias en riesgo de un ataque por haber sido testigos de un delito de alto impacto, el funcionario se refirió a los esquemas de seguridad existentes.

De entrada, explicó que el Ministerio Público valora y dicta las medidas de protección correctas o procedentes para cada persona, además de que mencionó la cantidad de personal asignado a cada ciudadano en riesgo, así como el periodo, “obviamente conforme se va desarrollando el tiempo, se hace reevaluación para ir redeterminando”, dijo Flores.

Para evitar la contratación de más personal dedicado a las labores de protección, elementos de la Guardia Nacional y de la Secretaría de Marina Armada de México se suman a las tareas de blindaje de personas en riesgo.

 

Comentarios

Tipo de Cambio