Rebasados por la violencia

Foto: Cortesía
Edición Impresa lunes, 26 julio, 2021 12:00 PM

Mientras el gobernador Bonilla asegura que en Baja California no hay violencia, el secretario de Marina de México, José Rafael Ojeda y la secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez, anuncian a Tijuana con el municipio con más asesinatos en el país. Hasta junio, este municipio registró un promedio de 172 asesinatos por mes. BC acumula mil 778 homicidios y se mantiene como la segunda entidad federativa con más muertes violentas en México

“El pueblo se siente muy protegido en Baja California, gracias a las gestiones que se han hecho, a la idea de haber creado una Guardia Nacional, que ha venido a darle tranquilidad y paz social al Estado de Baja California, porque en este Estado, señor Presidente, hay paz social, Usted lo ha visto. Sí, hay necesidades, pero no hay violencia”, expresaría el mandatario estatal Jaime Bonilla Valdez, a Andrés Manuel López Obrador en su gira realizada en la última semana de junio por BC.

Chapucero, a Bonilla no le importó engañar a López Obrador, a pesar de que “aquí la clave es, hay que informar, porque al señor Presidente de México, porque lo conozco muy bien, le choca la mentira”, declaró a la prensa el 18 de abril de 2020, cuando reclamaba a la Secretaría de Salud federal, ofrecer cifras reales de la pandemia de COVID-19 en la entidad norteña.

Multihomicidio en Natura

Poco le duró la farsa al mandatario californio, porque en la mañanera del 19 de julio, el secretario de Marina de México, José Rafael Ojeda, al exponer las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad, confirmó que Tijuana, en Baja California, es la ciudad más violenta de México.

Después, en la mañanera del 21 de julio, Rosa Icela Rodríguez, secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, informó que Baja California, el segundo Estado que más homicidios había acumulado en el país hasta junio (1601), es una de las cinco entidades federativas que acumula el 50.4% de los asesinatos en el país. Al miércoles 21 del mes en curso, BC contabilizaba mil 765 víctimas de homicidio.

Rodríguez estuvo en Baja California apenas el 19 de junio, pero también decidió visitar la región y no hacer su trabajo. Al ser entrevistada, dijo que venía “a ver lo de la vacuna” -como si fuera secretaria de Salud- y se negó a hablar de seguridad.

LA REDUCCIÓN DEL FISCAL

Cuestionado respecto al primer lugar de Tijuana en muertes violentas, la mañana del 21 de julio, en reunión con el Foro Cívico Tijuanense, el fiscal general de Baja California, Guillermo Ruiz Hernández, declaró que este municipio ha mostrado una reducción de la incidencia mortal, particularmente en los últimos meses.

Lo que es real, pero como la disminución ha sido mínima -del 3% en lo que va del presente año-, el municipio sigue en los primeros lugares nacionales en cuanto a violencia homicida.

Durante 2019, Tijuana registró 2 mil 209 víctimas, con un promedio de 184 asesinados al mes; para 2020, los números decrecieron a 2 mil 025 muertes violentas en el año, con un promedio de 169 homicidios al mes y, en el primer semestre de 2021, mil 036 homicidios promedian 172 muertes más al mes que el año pasado. Lo que significa que la leve mejora se dio entre 2019 y 2020.

El otro problema es que, aunque Tijuana registra una baja marginal, BC contabiliza un aumento del 7% en las ejecuciones: en Tecate aumentaron un 260%, Ensenada 56% y Mexicali 46%.

 

INFORME HASTA JUNIO

El reporte elaborado por el Centro Nacional de Información del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), con cifras al 30 de junio y presentado el lunes 19 de julio, Rosa Icela Rodríguez explicó que Guanajuato, Baja California, Jalisco, Estado de México y Chihuahua, seis de 32 estados, acumulan la mitad de los asesinatos.

En lo nacional, de acuerdo con las estadísticas presentadas, en diciembre de 2018, el Presidente López Obrador recibió el país con 2 mil 727 homicidios cometidos en noviembre, el mes previo a su llegada a la administración federal. Desde entonces las muertes aumentaron y disminuyeron, pero pasaron más de 19 meses antes de que hubiera números por debajo de esa cifra inicial.

La peor incidencia mortal se alcanzó en julio de 2019, con 3 mil 006 muertes violentas y, en marzo de 2020, 3 mil 041 víctimas.

Conforme a estos números oficiales, el homicidio doloso solo mejoró -marginalmente- en diciembre de 2020 (2634 asesinatos), febrero de 2021 (2633 ejecuciones) y junio, cuyas 2 mil 669 víctimas, comparadas con las de noviembre de 2018, representan una mínima reducción del 2.4%.

Como dato curioso, Baja California es el único Estado que ocupa un lugar (el segundo en ambos caos) en los infortunados dos top 5 de homicidios del reporte nacional: en el de cifra totales de muertos y en el tasado, donde reporta 43.4 asesinatos por cada 100 mil habitantes.

Con 926 homicidios hasta el 30 de junio, y mil 151 al 20 de julio, Tijuana ostenta el nada honroso primer lugar entre los 15 municipios más violentos del país, que concentran el 21.1% de las muertes violentas. De hecho, es primer lugar incluso en las cifras totales, al considerar las muertes violentas ocurridas durante la administración de López Obrador: 4 mil 963 ejecuciones entre el 1 de diciembre de 2018 y el 30 de junio de 2021.

Con 5 mil 217 reportes de robo de auto en los primeros seis meses del presente año, BC también ocupa el segundo lugar nacional en ese delito, y de considerarse por cada 100 mil habitantes, obtiene el primer lugar.

Sea en números absolutos o por cada 100 mil habitantes, los bajacalifornianos tienen el quinto lugar nacional en robos, con casi 15 mil denunciados en el primer semestre. El lugar 8 en violencia intrafamiliar, el 7 en abuso sexual y 10 en extorsión.

LA CIFRA MORTAL

Con estos antecedentes, la Federación colocó a Baja California en semáforo Rojo por el tema de homicidios, que al 21 de julio, sumó mil 777 víctimas en la entidad: mil 158 en Tijuana, 218 en Ensenada, 177 en Tecate, 143 en Mexicali, 59 en Rosarito y 23 en el recién nacido municipio de San Quintín.

En BC, la semana que concluye fue particularmente violenta, de entrada, registró 50 homicidios en solo siete días: en Tijuana una joven fue asesinada para robarle dinero, hubo dos homicidios múltiples, mataron a un joven cuyos padres habían sido asesinados en 2019 y el viernes 16 registró una jornada particularmente sangrienta en Rosarito que resultó en tres ataques armados, con saldo de cuatro muertos y un lesionado.

Además, en Tijuana trataron de matar a dos agentes municipales, pero lesionaron a uno; y en Rosarito mataron a un policía que se había entrado a la política.

También, la mañana del jueves 22 de julio, dos adultos y un menor de edad fueron detenidos después de que arrojaran restos humanos y narcomensajes en tres diferentes puntos de la colonia Sánchez Taboada en Tijuana.

 

MULTIHOMICIDOS Y VENGANZA

La tarde del 16 de julio, en un departamento del cuarto piso del edificio 29 de la Privada Salvia, Sección Arboledas del fraccionamiento Natura en Tijuana, fueron localizados los cadáveres de dos hombres y dos mujeres entre los 30 y 50 años de edad, de los cuales, hasta el jueves 22, la autoridad solo había identificado a María Olifror, de 32 años, y a Jorge Castro Valente, de 31, con antecedentes de delitos contra la salud.

En el domicilio clasificado como escena del crimen, vivían Valente y su padrastro Juan Martín Fernández Ibarra “El Apá”, detenido en febrero como cómplice de Margarita “N”, capturada en marzo, por la tortura y asesinato del joven Ricardo “N”, de 15 años, así como la tortura y lesiones de su hermano de 16 años, Kevin Misael, ambos hijos de José Luis Gómez, quien la mañana del 25 de febrero del año en curso -con apoyo de la Policía- encontró los cuerpos de sus hijos en casa de “La Magui”, también en Natura.

De acuerdo con datos arrojados por la investigación, Margarita controlaba la venta de droga en la zona, el padre y los jóvenes eran sus vendedores y la mujer tenía relaciones con uno de los adolescentes. La familia de las víctimas aseguró que los muchachos habían ido a la casa de la narcomenudista esa madrugada porque “les debía dinero”.

“Todos eran vendedores de droga al servicio del Cártel de Sinaloa, y de entrada, la hipótesis es que las muertes pudieron ser en venganza interna por el asunto de los menores en febrero”, se informó.

 

EL PLEITO CONTRA “EL CABO 20”

La madrugada del sábado 17 de julio, Carlos Samayor, Sergio Arias de 61 años y su hijo Jesús, de 25, fueron asesinados a balazos, y Rolando Arias quedó lesionado luego que hombres los balearan en una casa de Calle Octava y Arquímedes en la colonia Camino Verde. El sobreviviente ya purgó pena por narcomenudeo y tiene otro proceso pendiente en su contra.

En el lugar los matones dejaron una cartulina con el siguiente mensaje: “EL EMPER YA TIENE DUEÑO ALINIENSE O ASÍ VAN A QUEDAR ATT CABO 57 CDS”. 

El mismo mensaje fue dejado por los asesinos que el 22 de junio le quitaron la vida a Luis Cervantes García, de 44 años, y lesionaron a Rafael Morales Rodríguez, de 23, en la vivienda ubicada en la calle Herreras de la citada colonia, perteneciente a la delegación Sánchez Taboada.

La Guardia Estatal de Seguridad e Investigación, aún trabaja en la identificación del autonombrado “El Cabo 57”, lo mismo que otros “Cabos” que se han adjudicado homicidios, identificándose con los números “50, 100, 30, 27 y 13”.

Sin embargo, las autoridades destacaron que en esta zona, anterior y totalmente controlada por el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) a través de los sicarios conocidos como “Los Cabos”, actualmente está en medio de una pugna territorial entre estos homicidas, porque algunos se han pasado al Cártel Arellano Félix y otros al de Sinaloa. Para Jalisco y Sinaloa, el enemigo en común David López Jiménez, alias “Cabo 20” y/o “Lobo”, quien se separó de Nueva Generación en 2018.

Precisamente, la mañana del jueves 22 de julio en la colonia Sánchez Taboada, fueron detenidos Josué Díaz Guzmán, de 23 años; Cristian René Contreras Barajas, de 38; y Manuel Alfredo, de 17 y originario de Sinaloa, porque arrojaron restos humanos en tres calles de la mencionada colonia con el siguiente mensaje:

“Cabo 20 o lobo y 45 a esto se debe su incompetencia bola de culones alucinados, ya dejen de tirar patadas de ahogados matando gente inocente, reconozco que ya no traen nada toda su gente se le están volteando para acá, ya se dieron cuenta de lo corrientes e incompetentes que son pinches muertos de hambre, huesos tuvieran para darnos un topón para que sienta la verga tú y tus pocos desechables que quedan porque así miras a tu gente como gente desechables y la gente se cuida, traemos escuela sr de señores. ATT Cabo 27 CDS”.

 

ASESINADA POR 20 MIL PESOS

Entre enero y junio, la incidencia delictiva registra 4 mil 864 robos violentos en Baja California durante 2021, de los cuales 2 mil 755 se perpetraron en Tijuana, pero no existe reporte de cuántas de las víctimas violentadas han fallecido.

La joven Alessandra María Rangel, de 21 años, trabajadora en el swap meet Siglo XXI, ubicado sobre el Bulevar Díaz Ordaz en la colonia La Joya en Tijuana, fue asesinada saliendo del inmueble alrededor de las 20:00 horas del lunes 19 de julio.

La muchacha iba acompañada de un hombre que también labora en el lugar, quien no pudo identificar al atacante, solo vio que se acercó directamente a la víctima y trató de quitarle el bolso. Como se resistió, le disparó en dos ocasiones.

La joven llevaba alrededor de 20 mil pesos en efectivo -la venta del día- y evidentemente alguien lo sabía, por eso la atacaron.

 

JOVEN ACRIBILLADO DOS AÑOS DESPUÉS QUE MATARON A SUS PADRES

En el caso del asesinato de José Luis Mora junior, estadounidense de 21 años asesinado el 18 de julio a bordo de un vehículo de lujo Mercedes Benz CLA 250, color guinda, sobre la calle Valles y Vía Rápida Oriente en la Tercera Etapa del Río Tijuana, testigos informaron que el muchacho iba acompañado en el auto al ser atacado:

“Iban llegando a un restaurante de mariscos de la zona a comer, cuando le dispararon, sus acompañantes se bajaron llorando, pero se fueron corriendo y lo dejaron”.

Dos tiradores le dispararon con una pistola calibre 9 milímetros y otra 38 súper.

Familiares residentes de Chula Vista identificaron el cuerpo, dijeron que hacía mucho no sabían de él, ni sabían a qué se dedicaba.

También informaron que los padres del muchacho, identificados como José Luis Mora y Gena Leen Romero, fueron asesinados en 2019.

Una de las armas accionadas para ultimar al chico del Mercedes, se empleó para matar a José Jorge “N”, de 16 años, el 4 de junio en la colonia Ejido Lázaro Cárdenas.

 

POLICÍA ASESINADO Y PLEITO POR TIERRAS

Raúl Paredes Esquer de 42 años, policía municipal -con licencia- en Rosarito y ex candidato a alcalde (2016) y a diputado local (2021) por el Partido de Baja California, fue asesinado con un rifle conocido como matapolicías la tarde del viernes 16 de julio en la calle General Juan Vicario de la colonia Ampliación Benito Juárez. Estaba acompañado de su pareja, María Isabel Valdovinos Gallegos, de 37 años, quien resultó lesionada.

Policías municipales reportaron la persecución e intercambio de balazos con los hombres que se transportaban en un Wolksvagen Jetta color gris en el que huyeron los homicidas de Paredes. La balacera se dio en la colonia Villafloresta, sin embargo, en esa zona solo había balas de los policías; no se reportaron detenidos.

La familia aseguró que Paredes no tenía problemas con nadie y tampoco había sido amenazado. Sin embargo, su nombre y el de otros policías estaba registrado como uno de los acusados por la jueza Diana Marlén Montes de Oca Ramos -y viceversa- en un pleito por 5 mil 505.891 metros cuadrados del lote 260, manzana 701 del fraccionamiento Vista Marina, el cual se recrudeció a partir de agosto de 2020. Varios de los actores incluidos en ese caso, han sido víctimas de homicidio en ambos lados.

– Diana Marlén Montes y su madre fueron asesinadas el 17 de enero en la colonia Vista Marina de Rosarito.

-Pedro Fausto Fernández López “El Cremas” fue acribillado el 28 de noviembre de 2020 en la colonia La Ladrillera en Playas de Rosarito. Jesús Noé Díaz Barajas, de 43 años, fue ejecutado el mismo día sobre el Kilómetro 42 de la Carretera Libre Ensenada-Tijuana.

Una de las armas participantes en este crimen, también se utilizó para acribillar a la madre de la jueza. Esa arma calibre .40 fue “localizada” el 25 de febrero de 2021 por dos policías municipales a bordo de la unidad BC-487-A1, en una inspección en la habitación número 712 de los condominios Oceana en Rosarito, donde dos vendedores de droga -Hugo Reyes Almanza y Austin Lee Waller- estaban peleando. Los delincuentes confesaron una serie de delitos, asegurando que les sembraron la pistola.

El mismo día que asesinaron a Paredes en Rosarito, a Yoab Vázquez (de oficio arrendador de caballos) y Rubén Gaona (conductor Uber y compraventa de catalizadores) los mataron en Tacos el Gran Perrón de la colonia Mazatlán. En la escena quedó herido Brayan Vargas. Más tarde asesinaron a balazos a Cristian López Cruz en la colonia Plan Libertador. En ninguno de los casos se usó un rifle matapolicías y en ninguna de las dos escenas se encontraron indicios balísticos.

Comentarios

Tipo de Cambio