Carnival regresará a Ensenada con un solo crucero

Fotos: Enrique Botello
Edición Impresa lunes, 19 julio, 2021 12:00 PM

Hasta antes de la pandemia, la ciudad-puerto registraba más de 200 arribos de los 270 anuales, con dos embarcaciones. En enero se anunció como fecha tentativa el mes de septiembre y, a partir del 9 de julio, comenzó una serie de seis arribos de cruceros turísticos como parte de un ejercicio de evaluación de los protocolos sanitarios COVID-19

De los 270 arribos anuales de cruceros al puerto de Ensenada, Carnival superaba los 200, con al menos dos buques diferentes. Sin embargo, una vez que se reactive la industria en el Pacífico mexicano, la línea naviera regresará solamente con el Miracle.

Hasta antes de la pandemia por COVID-19, Ensenada tenía arribos constantes de los buques Imagination e Inspiration; la misma línea naviera anunció en enero que el regreso tentativo se daría en septiembre, fecha que no ha sido ni confirmada ni desechada por la compañía.

Primero, las navieras han volteado al Caribe mexicano, Cozumel, para comenzar a realizar arribos, después seguirá el Pacífico. Este destino mexicano es el número uno a nivel mundial, con 500 arribos anuales y 4.5 millones de turistas por la misma vía.

Se prevé que los buques turísticos operen al 50% de su capacidad, de ahí que las navieras opten por barcos con mayor capacidad, más de 4 mil pasajeros, por el costo-beneficio para rutas cortas como las que recorren Ensenada, indicó el director de Proturismo, Amador Arteaga.

Habrá que esperar un documento oficial de las navieras, de las propias autoridades de Turismo y del presidente municipal, quien a inicios de mes se reunió con Nicolás Cano Ibarra, director general de Desarrollo Regional y Fomento Turístico de la Secretaría de Turismo para abordar el tema.

En la reunión, el alcalde fue informado que los cruceros podrían regresar en los próximos meses a Ensenada, ya que está considerada como destino para la reactivación de la industria naviera; ocurriría después de que se dé en Cozumel (donde ya ocurrió) y Mahahual.

“Como destino tenemos que cumplir con una serie de protocolos sanitarios y de bioseguridad terrestres en coordinación con las empresas de tour operadores, sector restaurantero, vendedores de artesanías y demás prestadores de servicios relacionados con el turismo de cruceros”, enfatizó.

Añadió que en Secretaría de Turismo le fueron proporcionados los protocolos que está implementando Cozumel como primer destino de México al que regresaron los cruceros, a fin de que sean replicados en Ensenada.

Como parte de la agenda de trabajo del primer edil, se espera que próximamente sostenga una reunión con Michelle Paige, presidenta de la Federación de Cruceros Florida-Caribe (FCCA, por sus siglas en inglés) para concretar lo más pronto posible el arribo de cruceros a Ensenada.

Para dimensionar la importancia de la actividad de cruceros turísticos en este puerto bajacaliforniano, se calcula una derrama económica anual de unos 40 millones de dólares.

De ese total, 10 millones se generan en pago de derechos al Gobierno Federal y la Terminal de Cruceros (Cruise Port Village); 25 millones de dólares en derrama de los pasajeros y otros 5 millones de dólares por los tripulantes (empleados) de los cruceros.

Tomando en cuenta los quince meses sin arribos de cruceros en Ensenada, las pérdidas rondan los 50 millones de dólares, según datos de Proturismo.

 

VUELVEN CRUCEROS… SIN TURISTAS

El 9 de julio comenzó una serie de seis arribos de cruceros turísticos a Ensenada, como parte de un ejercicio de evaluación de los protocolos sanitarios COVID-19 ante la posible reactivación de la industria.

El primer crucero en llegar al muelle fue el New Amsterdam de la línea Holland; un día después haría lo propio el Majestic de la línea Princess; y el 11 de julio arribó el Regatta de la línea Oceanía.

El Royal Princess permanecerá del 13 al 26 de julio en Ensenada; del 15 al 29, el Emerald Princess; y del 30 de julio al 11 de agosto, el Royal Princess. Estos cruceros hacen y harán sus arribos sin pasajeros, solamente con sus respectivas tripulaciones y sin descensos.

De acuerdo con Proturismo, la naviera Princess analiza la ruta de Ensenada, ya sea corta o hasta Hawái.

 

SANIDAD INTERNACIONAL REVISA PROTOCOLOS

Como parte de los trabajos de evaluación de las medidas implementadas a nivel local y las establecidas en las embarcaciones turísticas que comenzaron su arribo el 9 de julio, se contó con la participación de Sanidad Internacional, dependiente del área de Epidemiología en la Tercera Jurisdicción Sanitaria.

Los protocolos de las mismas líneas navieras, no están permitiendo el ascenso a nadie e inclusive los buques están llegando a Ensenada porque en Los Ángeles y Long Beach, California, no hay cruceros para permanecer fondeados.

“En ese ejercicio, para nosotros es muy importante porque tuvimos el contacto con los cruceros para evaluar las capacidades básicas que tienen ellos y las que tenemos nosotros, en el entendido que nadie sube y nadie baja por la misma situación, porque ellos están trabajando de igual forma sus simulacros dentro (del buque)”, explicó Amador Arteaga, director de Proturismo.

Previas pláticas, se estableció que el médico responsable del crucero baja, en la mesa se hacen ejercicios de simulacro como si trajera un enfermo de COVID a bordo y, en ese escenario, no baja nadie, se solicitan listados de temperaturas y pruebas PCR; básicamente es un intercambio de información y, cuando el buque solicite desembarcar a alguien, tener claro el protocolo.

De detectarse un paciente con síntomas graves de COVID, tener claridad sobre la ambulancia que se llamará, si cuenta con cápsula, a qué hospital se llevará. “Todo eso se ha definido con las navieras que han arribado en los días recientes”, agregó Arteaga.

“Como no hay pasajeros ni tripulantes enfermos que requieran de atención, la inspección y autorización de nosotros es la revisión de la información, lo que nos comenta el doctor, para que ya puedan continuar con su travesía o simplemente tener el permiso de poder estar aquí”.

Arteaga aclaró que la labor de Sanidad Internacional no es dar luz verde para el regreso de cruceros a Ensenada, sino revisar que no haya riesgo para que los pasajeros o tripulantes puedan bajar al territorio.

En términos estrictos, en su Artículo 2, el Reglamento Sanitario Internacional precisa que la finalidad y alcance de este, es prevenir la propagación internacional de enfermedades, proteger contra esa propagación, controlarla y darle una respuesta de salud pública proporcionada y restringida a los riesgos para la salud pública, evitando al mismo tiempo las interferencias innecesarias con el tráfico y el comercio internacionales.

Hace años, estas revisiones se implementaron con mayor énfasis a raíz de la influenza, pero también se revisan otros padecimientos como SARS, ébola, sarampión y rubeola, además de COVID.

Con los resultados de las revisiones, Sanidad Internacional genera informes para las autoridades estatales y federales., y a decir del alcalde Armando Ayala Robles, posterior a las evaluaciones, se presentará un informe ante el Comité de Cruceros del Puerto de Ensenada.

 

ENSENADA REGRESA A NIVELES DE FEBRERO EN CASOS ACTIVOS

Después de haber regresado a semáforo Verde, y con ello el aumento de aforos y actividades, Ensenada ha vuelto a niveles activos de COVID-19 que no registraba desde finales de febrero, con 72 casos hasta el miércoles 14 de julio.

En mayo, el municipio alcanzó sus niveles más bajos en cuanto a casos activos, con apenas diez en diversos días. Incluso junio inició con apenas 15 casos activos, pero a finales de ese mes, los casos se habían triplicado.

Por otro lado, la incidencia de muertes se ha reducido desde que inició la vacunación. Hasta el 1 de junio se registraron mil 121 fallecimientos en Ensenada y, al miércoles 14 de julio, la cifra alcanzaba los mil 155 decesos.

Según datos del Gobierno de México, en Ensenada se aplicaron 137 mil 709 dosis a la población de 18 a 39 años con la vacuna Johnson & Johnson.

 

BUENOS NÚMEROS TURÍSTICOS, PESE A COVID

De acuerdo con Proturismo, en junio del año en curso, la ocupación hotelera promedio en Ensenada fue del 55%, cifra no registrada en ningún mes de 2019, previo a la pandemia.

El fin de semana del viernes 9 y sábado 10 de julio, el promedio de ocupación hotelera fue del 91.5%, alcanzando el 85% el viernes y 98% el sábado, en una medición de 25 hoteles y mil 911 habitaciones.

Con esos números, el inicio de eventos masivos y la temporada alta, se proyecta que julio y agosto de 2021 sobrepasen los niveles de junio.

Comentarios

Tipo de Cambio