Siguen protestas de familiares de policías acusados de secuestro 

Destacados lunes, 21 junio, 2021 12:30 PM

Esposas, madres, padres, hermanos e hijos de los policías detenidos acusados del secuestro de un empresario local, se manifestaron por segunda ocasión, el movimiento fue este lunes 21 de junio a las afueras del edificio del Poder Ejecutivo en Mexicali, donde exigieron justicia y la inmediata liberación de los agentes.

Poco a poco, familiares llegaron al edificio ubicado en el Centro Cívico de Mexicali, mostrando pancartas y cartulinas, con la finalidad de obtener una audiencia con el gobernador, Jaime Bonilla Valdez, para plantearle su situación.

El grupo de inconformes, principalmente mujeres, gritaron consignas como “justicia, justicia” o mensajes desesperados para exigir la liberación de sus familiares.

En entrevista, Yareli Torres, esposa de uno de los elementos de la Guardia Estatal de Seguridad e Investigación (GESI), comentó que la Fiscalía General del Estado (FGE) ha puesto trabas en la investigación que pretenden realizar los familiares en compañía del abogado.

“Se les ha pedido muchísima información, pero todo lo que se solicita que es trabajo de ellos nos lo han negado, órdenes del juez las han negado”, refirió la esposa del uniformado, quien agregó que los agentes ya se encuentran desesperados por que se resuelva el caso.

Salvador Zepeda, padre de otro oficial, comentó que su hijo y los implicados estaban combatiendo el narcomenudeo de las colonias y por ello los usaron como “chivos expiatorios” para proteger a los verdaderos agresores.

Agregó que con lo poco que han podido investigar recabaron información sobre el celular de su hijo, tanto su ubicación como las llamadas realizadas aquel 6 de agosto del 2020, cuando se perpetró el crimen contra un empresario local, quien fue sustraído mientras conducía su vehículo.

La víctima fue “plagiado” cuando salía de su rancho llamado “Los Venados” ubicado en la colonia Castro.

Luego de ser golpeado y amenazado, se le exigió una fuerte suma de dinero a sus familiares a cambio de su libertad.

En todo momento, el ofendido comentó que los agresores vestían como agentes policíacos y que contaban con un “acento chilango”.

Familiares no encontraron respuesta por parte de representantes del Poder Ejecutivo, por lo que mudaron su manifestación a las oficinas de la GESI, ubicadas también en el Centro Cívico de Mexicali, donde continuaron con sus reclamos.

Comentarios

Tipo de Cambio