¿De verdad labora la Secretaría del Trabajo?

Cartaz martes, 15 junio, 2021 12:00 PM

Una maquiladora coreana que opera en Tijuana tiene un catálogo de tropelías, al que pronto añadirá una más si no interviene la Secretaría del Trabajo. Las faltas van desde tratos abusivos a los obreros hasta actos ilegales que nunca han sido castigados.

Hablo del asunto con conocimiento de causa, como empleado que fui de esa empresa por dos años. Se trata de Key East de México y está ubicada en una nave industrial de la Plaza Ejecutiva Carrusel, en La Mesa.

Durante años la fábrica fue dirigida por una ejecutiva mexicana que era responsable de todos los aspectos de su operación, tanto la contratación y capacitación del personal como el manejo de la contabilidad.

Los problemas comenzaron a principios del 2020, cuando las oficinas centrales mandaron a un gerente coreano y presionaron a la directora de la planta hasta obligarla a renunciar. Enumero solamente tres de las faltas más graves cometidas por la nueva administración de Key East de México:

*El 21 de mayo del 2020 un supervisor coreano agredió verbalmente al operario Manuel Lugo Vega, de 58 años, gritándole insultos racistas como “mexicano basura” y “mexicano pendejo”.

*A pesar de haber sido requerida por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, la empresa ignoró la cuarentena y mantuvo trabajando durante los meses álgidos de la pandemia a adultos mayores, algunos de ellos con enfermedades crónicas.

*También ignoró un oficio del Seguro Social, que le solicitaba permitir a una obrera de 56 años, diabética e hipertensa, trabajar sentada al menos una parte de su jornada de 10 horas, debido a un padecimiento en sus extremidades.

A unos días de que venza el plazo para el reparto de utilidades, Key East comunicó a su personal que este año no las habrá porque la empresa está endeudada.

Los trabajadores afectados lo ponen en duda y están convencidos de que una auditoría revelaría justo lo contrario, ya que a diferencia de las maquiladoras que sí respetaron la cuarentena, Key East no cerró un solo día; al contrario, amplió sus operaciones y contrató mano de obra adicional.

Me pregunto si la oficina local de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social, que hasta el momento ha desoído las denuncias contra Key East, permitirá que viole la ley… una vez más.

 

Atentamente,

Felipe de Jesús López Magallón.

Tijuana, B.C.

Correo: jesuslmagallon@gmail.com

Comentarios

Tipo de Cambio