AMLO presume programas sociales en Rosarito; “no son dádiva, son justicia”, dice

Fotos: Ramón T. BlancoV.
Destacados domingo, 27 junio, 2021 1:27 PM

En el último día de su gira por Baja California, emprendida a partir del viernes 25 de junio, el presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador inauguró este domingo las instalaciones de la Guardia Nacional en Rosarito, tal como durante el mismo fin de semana lo hizo Tecate y Ensenada.

En el acto celebrado en el V Municipio de BC, además de destacar que la construcción del cuartel por parte de elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional se llevó a cabo en cuestión de meses (lo que a su modo de ver no se hubiera logrado con licitaciones de por medio), López Obrador no perdió ocasión para hablar de los programas de apoyo social implementados por el gobierno federal, esquema al que se refirió como una de las “grandes tareas” trazadas por parte de administración.
Aseguró que en todos los municipios del país, que en su totalidad son alrededor de 2 mil 500, opera por lo menos un programa integral de desarrollo social.

Habló de que en Rosarito hay 4 mil 170 estudiantes de bachillerato que reciben beca; mil 748 familias con hijos becados en preescolar, primaria y secundaria; mil 370 niños con discapacidad pensionados; 5 mil 598 adultos mayores de 68 años con pensión del gobierno.

Reiteró que el programa de pensiones para la población de edad avanzada “se va a aplicar a partir de los 65 años” y “hasta enero de 2024 representará el doble de lo que actualmente se recibe”.

Informó que para este año, 2021, se programaron 130 mil millones de pesos para beneficiar a adultos mayores, y que para el siguiente, el presupuesto aumentará en 15%, con fondos ascendentes a 220 millones de pesos aproximadamente; en tanto que en 2024 se destinarán alrededor de 350 millones de pesos “para este programa”.

A decir del primer mandatario tales cifras no representan un “gasto”. En todo caso son una “inversión”, refirió López Obrador.

“No dádiva, justicia”, indicó en alusión los programas de apoyo y al respecto explicó: “porque el ideal es que garanticemos la protección de todos, desde la cuna hasta la tumba, desde que se nace hasta que se muere”.
Argumentó que las políticas de bienestar, igualmente, aplican en algunos países de Europa y señaló que en los gobiernos anteriores no se replicaron en México, circunstancia que desde su punto de vista fue equivalente a perjudicar al pueblo.

Por otro lado dijo que en Rosarito se están construyendo 2 sucursales del Banco de Bienestar y que en 2022 habrá 2 mil 750 en el país.

De acuerdo con el tabasqueño, en su arribo al municipio costero, se encontró con “muchos colonos pidiendo” se les ayudara “porque no tienen agua”, solicitud que López Obrador definió como “una de las principales demandas en Rosarito”.

En cuanto a las instalaciones de la Guardia Nacional rosaritenses expuso que forman parte de las 160 que hay en el territorio nacional, a las que están adscritos 100 mil efectivos.
Resaltó la integración de la institución, la cual entró en actividad a partir de la administración que encabeza.

“Se está consolidando, la llevan de la mano la Secretaría de Marina y la Secretaría de Defensa, para que se fortalezca y se consolide como una institución para proteger al pueblo”.
Mencionó que anteriormente se contaba con la Policía Federal, que llegó a integrarse de 40 mil elementos (aprox.); pero la mitad eran “administrativos”, objetó.

“Ahora son cinco veces más, en dos años”, presumió y ponderó que la Guardia Nacional cuente con instalaciones, capacitación y “elementos responsables”.

Sobre el cuartel de Rosarito precisó que su edificación costó 25 millones de pesos y que comprende una hectárea de terreno, barda, dormitorios para mujeres y para hombres, para 120 elementos; cocina, comedor, aulas de formación, sistema de vigilancia interno y externo, canchas deportivas, jardines y planta de tratamiento de agua.

Comentó que si para desarrollar la construcción se licitaba, “no tendríamos en 3, 6 meses una instalación así”. De ahí que reconociera a los ingenieros militares de la Secretaría de la Defensa Nacional por su desempeño en la edificación de la sede.

López Obrador igualmente hizo referencia a la campaña de vacunación contra el COVID-19.
Reiteró que el hecho de que en Baja California prácticamente todos los mayores de 18 años cuenten con al menos una dosis (la de la vacuna que sólo requiere una, o la primera de dos inyecciones), significa que próximamente pudieran levantarse las restricciones para los cruces no esenciales a Estados Unidos: “Se puede abrir la frontera, ya estamos haciendo las gestiones con el gobierno estadounidense, con el gobernador de California (Gavin Newsom) y autoridades de San Diego”.

López Obrador también hizo mención del gobernador, Jaime Bonilla Valdez. “Ha estado a la altura de las circunstancias, en poco tiempo ha hecho mucho por Baja California, trabaja 16 horas diarias, creo que le faltan como 8 meses, no cuatro”, sostuvo a propósito del tiempo de gestión que le queda al político tijuanense, cuyo periodo de gobierno se caracteriza por ser bianual, en razón de una reforma aprobada para empatar en 2021 las elecciones locales con las federales.

AMLO anunció que en tres meses regresará a la entidad, “antes de que termine el gobierno de Bonilla”, en el ánimo de hacer un recorrido con él a manera de homenaje a su gestión.

De la alcaldesa, Araceli Brown Figueredo (quien en los comicios del 6 de junio logró la reelección), dijo que la conoció “muy joven”, cuando ambos se encontraban “en la lucha” encaminada a obtener “un cambio verdadero”, en la forma de hacer gobierno.

Expuso que en su próxima gira a Baja California volverá a visitar Rosarito en un afán de ver si hay avances en el abasto de agua.

Posterior al evento, el presidente se dirigió a Tijuana para encabezar un acto referente al “Mejoramiento Urbano” en el municipio fronterizo y programado para llevarse a cabo en la Unidad Deportiva Sánchez Taboada.

Comentarios

Tipo de Cambio