Trabajadores del Club Campestre de Tijuana protestan contra expropiación

Fotos: Ramón Blanco
Destacados lunes, 3 mayo, 2021 12:44 PM

Un grupo de trabajadores del Club Campestre de Tijuana marcharon de la Torre Agua Caliente al club deportivo, para exigir al gobernador Jaime Bonilla Valdez que cese en su intento por expropiar su fuente de trabajo.

La manifestación inició minutos antes de las 10 de la mañana de este 3 de mayo. Alrededor de 200 trabajadores adheridos a los sindicatos de Empleados de Cantinas, Hoteles y Restaurantes de la FRO-CROC y la CTM portaron cartulinas y mantas en las que se leía: “Nos oponemos a la arbitraria acción en contra del Club Campestre ¡Tijuana no se expropia!”, “Trabajadores del Club Campestre dice NO a la expropiación”, “Respeten nuestra fuente de trabajo y nuestros derechos” y “Tijuana no se expropia, Campestre no se expropia”.

Filemón Lomelí Salmerón, secretario General del Sindicato de Empleados de Cantinas, Hoteles y Restaurantes de la FRO-CROC indicó que el Club Campestre de Tijuana da empleo a 247 personas de forma permanente y cerca de 800 que trabajan eventualmente, que serían afectados toda vez que “una vez que se dé la expropiación la empresa se deslinda de liquidarnos, pasaría a manos del gobierno. No creo que el gobierno pueda liquidar a todo el personal, no tiene para pagarle a los maestros, para pagarle a muchas personas que están jubiladas”.

Respecto a la manifestación de ayer que reunió a políticos de oposición desprovistos de insignias partidistas, Lomelí Salmerón dijo “me da gusto que los candidatos se hayan unido a la causa, así se involucran con lo que está pasando con el Club Campestre, y así están más de lado de la ciudadanía no de unos cuantos”.

Antonio Martínez, un auxiliar de mecánico de carritos de golf, comentó que desde hace 27 años trabaja en el Club Campestre. Participó en la manifestación porque “es una manera de hacerle saber al gobierno que estamos en contra de lo que piensa hacer”, ya que él es el sostén de su hogar de tres integrantes, mencionó a ZETA.

Durante el trayecto por el bulevar Gustavo Díaz Ordaz, el contingente que ocupaba un carril de la vialidad gritaba por momentos “Se ve, se siente, Tijuana está presente”, “Tijuana no se toca, Tijuana no se vende, Tijuana no se expropia”, “Trabajadores unidos, jamás serán vencidos”.

Al llegar a la altura del edificio Centuria una mujer que esperaba su camión en la parada expresó su apoyo a los manifestantes, ya que dijo que la situación le da tristeza, porque muchas familias se van a quedar sin trabajo mientras el gobernador se va a ir millonario.

Minutos después, al filo de las 11 horas, el contingente llegó al Club Campestre de Tijuana, donde los manifestantes fueron recibidos por algunos empleados del lugar con aplausos.

 

Comentarios

Tipo de Cambio