Moody´s baja calificación de la refinería Deer Park, tras compra del total de acciones de Pemex

Foto: Cuartoscuro
Destacados jueves, 27 mayo, 2021 10:23 PM

La agencia calificadora Moody´s bajó la calificación crediticia senior de la refinería Deer Park, ubicada en Texas, Estados Unidos, luego de Pemex anunció esta semana que había adquirido el total de las acciones de la empresa de la que tenía el 49% desde 1993.

Este jueves, 27 de mayo de 2021, Moody´s informó que la calificación pasó de ´Baa2´ a ´Baa3´, con perspectiva negativa. Según la escala de la agencia, la calificación ´Baa3´está a un escalón del grado especulativo o ´basura´

En un comunicado, Moody´s indicó que “la rebaja de las calificaciones senior no garantizadas de Deer Park a Baa3 refleja la expectativa de Moody’s de que la recuperación total en las ganancias de la compañía y el perfil de apalancamiento se extenderá más allá de 2021”.

Detalló que Shell Oil Company -una subsidiaria de Royal Dutch Shell cuya calificación es Aa2 estable- acordó vender su participación de Deer Park a Petróleos Mexicanos (Pemex) que tiene una calificación Ba2 negativo.

La transacción transferirá el interés de Shell en la sociedad, que era de 50-50, por lo que ahora la propiedad total de la refinería pasará a Pemex, sujeta a las aprobaciones regulatorias. El monto de la transacción que podría concluir en el cuarto trimestre de 2021 es de 596 millones de dólares en una combinación de efectivo y deuda, más el inventario de hidrocarburos.

La agencia calificadora señaló que espera que Deer Park administre proactivamente sus requisitos de liquidez y refinanciamiento 2021, incluido el refinanciamiento de una línea de crédito renovable a corto plazo de 130 millones de dólares con vencimiento en julio de 2021 con los ingresos de los préstamos de los socios.

Apenas el miércoles pasado, en su conferencia matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que el gobierno mexicano pagará la refinería Deer Park Refining Limited Partership, ubicada en Houston, con una bolsa de 30 mil millones de pesos del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras).

Aseguró que se tenía una “reserva de recursos” de 47 mil millones de pesos. “30 mil que están en Banobras y 17 mil que se conservaron para lo que era el Fonden (Fondo Nacional de Desastes), para tener recursos en caso de que se requiriera. De eso ya se han comprometido alrededor de 10 mil millones por el apoyo que se está dando a Tabasco, Chiapas y Veracruz por las inundaciones, pero los 30 mil de Banobras están ahí y se van a entregar a Pemex. Con ese dinero se compra la refinería y se inicia la construcción de la coquizadora de Tula”.

Mientras que la reconfiguración de la coquizadora de Tula costará 2 mil 640 millones de dólares en un lapso de tres años, a razón de 880 mdd al año. Eso quiere decir que este proyecto con el que se pretende producir más combustibles requiere 17 mil 600 millones de pesos, apuntó.

Indicó que la refinería de Deer Park no tenía pérdidas “No hay pérdidas, no existen pérdidas, es que el petróleo es el mejor negocio del mundo. Había pérdidas cuando operaba la corrupción”. Instantes después el director de Pemex, Octavio Romero Oropeza admitió que en años anteriores la refinería operó con utilidades pero que en 2020 sí tuvo pérdidas debido a la pandemia de COVID-19.

La idea del gobierno federal es que la refinería de Deer Park contribuya a la producción de gasolinas, diésel y turbosina para satisfacer la demanda del mercado mexicano, y se deje de importar combustible logrando la autosuficiencia en 2023. Esto además con el incremento de utilización de las seis refinerías con las que cuenta México y la refinería de Dos Bocas.

Este jueves, el secretario de Hacienda, Arturo Herrera Gutiérrez señaló en su cuenta de Twitter reiteró que en 2020 se hicieron dos aportaciones por 43 mil millones de pesos al Fonde (13 mmdp) y a Fonadin (30 mmdp).

“De los 13mmdp a Fonden se han utilizado 7 mmdp para las inundaciones de Tabasco, Chiapas y Veracruz. La transacción de DP (Deer Park) se realizará con Fonadin, no desde el Fonden”, precisó.
Respecto a la “racionalidad de la transacción” el funcionario federal indicó que desde el inicio, la inversión en Deer Park fue de carácter estratégico para dar salida al petróleo tipo Maya. “#Shell quedó al mando de la mayoría accionaria y decidió reinvertir las utilidades desde 1993; #México no ha visto un peso”.

Adquirir la otra mitad de las acciones también tiene una razón estratégica: asegurar la oferta de gasolina para México frente a contingencias (como la caída en la oferta debido al huachicol, o eventos como el que vivió EUA de hackeo al sistema de distribución de gas), aseguró.

“En el caso de alguna eventualidad como las que señalé, mandaríamos la totalidad de la producción de DP a México”. escribió en un hilo en esa red social.

Apuntó que una de las razones que abonó a esta operación fue que se pensó que se podría conseguir un buen precio por la decisión de #Shell de reducir al 50% su capacidad de refinación en el mundo. “Ayer conocimos una de las razones por las cuales Shell está deshaciéndose de sus refinerías. Un tribunal civil de los Países Bajos dictaminó que Shell debe reducir sus emisiones de CO2 un 45% en comparación a 2019”.

Para que México obtuviera ganancias de DP, la única opción era la compra del total de acciones, ya que el contrato con Shell nos prohibía la venta del 49% de acciones pertenecientes al país a un tercer actor, añadió Herrera Gutiérrez.

Comentarios

Tipo de Cambio