Mató a sus hijos y se suicidó después del Día del Niño

Foto: Cortesía.- Zaira Viridiana Leyva Avilés, de 34 años.
Ezenario lunes, 10 mayo, 2021 12:00 PM

La maestra que decidió quitarle la vida a su hijo e hija, 9 y 4 años, respectivamente, en enero de este 2021, se quitó la vida el sábado 1 de mayo en la zona de las regaderas del Centro de Reinserción Social (Cereso) de Tijuana; al parecer no pudo soportar ver a las reclusas convivir con sus hijos para festejarles el Día del Niño

A través de un comunicado de prensa emitido el miércoles 5 de mayo, por la Comisión Estatal del Sistema Penitenciario, dieron a conocer que una interna del Centro de Reinserción Social (Cereso) de Tijuana, también conocido como “La Peni”, se quitó la vida.

“Se mató un día después del Día del Niño, yo creo que ya no lo soportó y decidió quitarse la vida; fue al momento del baño cuando lo hizo”, dijeron custodios a ZETA.

Se detalló que la privada de la libertad se encontraba en proceso por el delito de homicidio calificado; fue hallada sin vida en los baños de dicho Cereso y usó una prenda de vestir para provocarse asfixia.

Por lo que las autoridades penitenciarias turnaron el caso a la Fiscalía General del Estado (FGE) para que le diera seguimiento y realice la investigación correspondiente.

La Comisión Estatal del Sistema Penitenciario no dio a conocer la identidad de la reclusa, sin embargo, informó que la mujer se encontraba en valoración psiquiátrica y recibiendo atención psicológica.

Fuentes oficiales confirmaron a ZETA que la mujer muerta era Zaira Viridiana Leyva Avilés, de 34 años, quien fue señalada como la presunta responsable de haber asfixiado a sus hijos el 2 de enero del 2021.

Custodios de La Peni detallaron que alrededor de las siete de la mañana del sábado 1 de mayo le tocó el turno a Zaira Viridiana Leyva Avilés de bañarse, así que le dieron una cubeta con agua caliente e ingresó al baño; después de unos minutos, custodias pasaron lista y Zaira Viridiana Leyva Avilés ya no salió.

“La ppl (persona privada de la libertad) recibía el apoyo y medicamento controlado, pero pues al parecer no era suficiente; estaba muy dañada, y si recuerda el viernes fue el Día del Niño. Creo que no lo aguantó”, dijo custodio.

Al momento de que las uniformadas ingresaron al baño encontraron tendida a Zaira Viridiana Leyva Avilés; al revisar sus signos vitales ya no había respuesta y paramédicos confirmaron que la mujer había fallecido.

Custodios informaron que Zaira Viridiana Leyva Avilés se encontraba en una estancia de protección y la compartía con una sola interna, esto debido a que se sabía que necesitaba atención adicional.

“Qué le puedo decir, estamos para salvaguardar la seguridad de todos -los internos-, pero lo hizo en el momento donde estaba sola; lo hizo a escondidas, por eso no la pudieron ver, si no, seguramente la hubieran podido ayudar”, dijo empleado de La Peni.

La Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) informó que desde la tarde del martes 4 de mayo se abrió un expediente para conocer si hubo alguna omisión por parte de las autoridades penitenciarias en la muerte de Zaira Viridiana Leyva Avilés.

La misma CEDH detalló que durante el 2021 se han registrado un total de 36 quejas en contra de la Comisión Estatal del Sistema Penitenciario. Los principales derechos humanos que presuntamente han sido vulnerados son el derecho a la protección de la salud, incluyendo la salud mental, así como al derecho al trato digno, el derecho a la seguridad jurídica, el derecho a la integridad y seguridad personal.

De acuerdo al reporte de las autoridades, alrededor de las 13:46 horas del 2 de enero del 2021, Miguel Antonio Rivas Martínez, quien tenía dos meses de haberse separado de Zaira Viridiana Leyva Avilés y padre de los niños, marcó al 911.

Al llegar los agentes de la Policía Municipal, el hombre les reportó que Zaira Viridiana Leyva Avilés le marcó ese día para que fuera a verla; al llegar a su casa, en la privada Dante del fraccionamiento Villa Fontana, encontró a la mujer sentada en un sillón, llorando.

Al buscar a sus hijos, Alejandro Said Rivas Leyva, de nueve años, y Naara Melissa Rivas Leyva, de cuatro años, los encontró inconscientes en la segunda planta de la casa; al lado de ellos descubrió un cuchillo y manchas de sangre.

Al bajar el hombre y cuestionar a la mujer del por qué los niños estaban inconscientes, Zaira Viridiana Leyva Avilés confesó que los asfixió durante la mañana del mismo 2 de enero y que intentó cortarse las venas con el cuchillo.

Los agentes municipales al subir a las recamaras y al ver a los menores inconscientes inmediatamente, solicitaron la presencia de una unidad de emergencia; minutos antes de las dos de la tarde llegó una unidad de la dirección de Bomberos.

Los paramédicos confirmaron que los niños se encontraban sin signos vitales, además se podían apreciar a simple vista en el cuello lesiones de escoriación, huellas que coincidía con la versión que había dado la madre.

Fue por ese motivo que Zaira Viridiana Leyva Avilés, de oficio educadora, fue arrestada por los elementos de la Policía Municipales, quienes la turnaron antes a la Agencia del Ministerio Público. Dentro de la casa se localizaron dos sobres color amarillo, uno tenía escrito el nombre de Miguel, su esposo, y el otro “Mamá”.

Dentro de los sobres Zaira Viridiana Leyva Avilés escribió unas cartas; la más extensa resultó ser la dirigida a su esposo, en donde explicó que tomaba la decisión de quitarles la vida a sus hijos por la separación y problemas que tuvieron como pareja.

El miércoles 6 de enero Zaira Viridiana Leyva Avilés fue vinculada a proceso por el asesinato de sus hijos Alejandro Said Rivas Leyva y Naara Melissa Rivas Leyva; enfrentó los cargos de homicidio calificado agravado por parentesco.

Se fijó un plazo de seis meses para que el Agente del Ministerio Público finalizara con la investigación, y como medida cautelar la maestra fue enviada al Cereso de Tijuana, por lo que el 6 de junio se iba celebrar la próxima audiencia.

Comentarios

Tipo de Cambio