La historia criminal de “El Paulino”

Paulino de Jesús “El 40” o “El Paulino” capturado en noviembre de 2014, participó en enfrentamiento contra miembros de Las Fuerzas Especiales Dámaso
Edición Impresa martes, 11 mayo, 2021 12:00 PM

Paulino de Jesús Lucero Ortiz y/o Luis Uriel Geraldo Geraldo, alias “El Paulino”, “El 40” y/o “El Narizón” purgará una larga condena por el secuestro de Jesús Salvador Sánchez, sargento de la Policía Municipal. La PGJE confirmó que el presunto delincuente operaba al sur de La Paz, en la comunidad El Triunfo y San Antonio

Uno de los sicarios más peligrosos del municipio de La Paz ya se encuentra tras las rejas y condenado. Se trata de Paulino de Jesús Lucero Ortiz y/o Luis Uriel Geraldo Geraldo, alias “El Paulino”, “El 40” y/o “El Narizón”, identidades con las que ha sido detenido a lo largo de su carrera criminal.

El 12 de octubre de 2019, el presunto delincuente fue detenido en el destino turístico de Loreto, al Norte de Baja California Sur, aunque fue hasta el día 18 del mismo mes que la autoridad pudo configurar el delito y así mantenerlo preso, aun cuando este solicitó protección federal.

El evento más reciente y por el cual “El Paulino” purgará una larga condena, es el secuestro para causar daño de Jesús Salvador Sánchez Mendoza, sargento de la Policía Municipal. Su área de operación se situaba al sur de La Paz, en la comunidad El Triunfo y San Antonio; la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) confirmó el delito.

“Con base en investigaciones se determinó que, portando armas largas, el imputado llegó en compañía de otras personas al domicilio de la víctima, una persona del sexo masculino, lo subieron por la fuerza a un vehículo y se retiraron con rumbo desconocido. El 1 de septiembre de 2019, en el Kilómetro 172, tramo carretero El Triunfo-La Paz, de la localidad El Triunfo, se localizó el cuerpo sin vida de la víctima”, refiere el parte oficial.

El 31 de agosto de 2019, Jesús Salvador y un comerciante de apodo “El Martincillo” fueron privados de la libertad por hombres armados, lo torturaron hasta causarle la muerte, para después tirarlo a lado de la carretera, maniatado y con el tiro de gracia.

“El Paulino” y sus sicarios fueron buscados por casi dos meses para ejecutar acción penal en su contra por el atentado a las insignias de seguridad, entre otras investigaciones abiertas por su presunta participación. En este caso en particular, “El 40” fue encontrado culpable del delito de secuestro agravado, por haberse cometido en grupo de más de dos personas y con lujo de violencia.

Mesa de Seguridad ha dado seguimiento a los sicarios que siguen en libertad y se mantienen delinquiendo

No ha brindado datos sobre los hombres que lo acompañaban ese día, seguramente en busca de alguna argucia legaloide para obtener un amparo y así burlar de nueva cuenta la acción de la justicia, como ya ocurrió en 2018, pese a que testigos lo vieron disparar y a su confesión.

Precisamente sobre este evento, la Agencia Estatal de Investigación Criminal confirmó que “existen, o por lo menos uno seguro, mandamiento judicial por cumplimentársele, se sigue investigando, pero como ya es conocido, por tratar de evadir la justicia, incluso desde 2012. Es como suerte en su caso, y desde luego el abogado ha conseguido librarse en más de tres ocasiones; esperamos que una vez dictada sentencia se abra con nosotros, y quizá pueda revelar la ubicación de algunas de sus víctimas, por el bien de las familias”, refirió a ZETA una fuente de Investigación Criminal.

A partir del 1 de noviembre de 2014, “El Paulino” se convirtió en uno de los hombres más peligrosos en Baja California Sur, tras haber sobrevivido a uno de los enfrentamientos más representativos en la era de las “Fuerzas Especiales Dámaso”, periodo en que no cesaban las ejecuciones.

Hasta la fecha, la autoridad no ha podido ejercer acción penal derivada del triple homicidio registrado esta tarde en la colonia Centro de La Paz.

 

LOS ANTECEDENTES DE “EL PAULINO”

Eran aproximadamente las 15:00 horas del sábado 1 de noviembre de 2014, de pronto se escuchó el rechinar de llantas de automóviles. En ese momento los vecinos de la zona pensarían que se trataba de un accidente, pero en lugar de un impacto en seco, se escucharon fuertes ráfagas de arma de fuego.

Sicarios del Cártel de Sinaloa y una célula local se enfrentaron a tiros en Avenida Ramírez, cerca de Márquez de León. De carro a carro se venían disparando por las calles, hasta llegar a mitad de la cuadra descendieron de las unidades para hacer frente.

“Allí fue visto ‘El Grande’, a una mano sujetó un cuerno y disparó a los sicarios del automóvil gris. Al bajarse del auto, entre ellos ‘El 27’, ‘El Paulino’ lo recibió a tiros, privándolo de la vida prácticamente de inmediato, pero recibió varios impactos que lo tiraron de inmediato; aunque hay testimonios que corrió hacia la calle Márquez, y al escuchar las unidades se regresó y se tiró, pero antes abandonó un chaleco táctico y cargadores útiles a la vuelta”, recordó un agente ministerial sobre el suceso criminal.

En el lugar quedaron tendidos los cuerpos de tres sicarios recién llegados para reforzar la plaza:

* José Ángel González Portillo, de 20 años, originario de Badiraguato, Sinaloa, con antecedentes penales por el delito de portación de arma de fuego de fecha 25 de enero de 2014 y miembro del Cártel de Sinaloa.

* Juan Carlos Morales Vargas y/o Juan Carlos Morales Barrios y/o Rubén Castillo Verdugo, de 33 años, originario de Guaymas, Sonora, con carpeta de investigación abierta el 29 de enero de 2014.

* José Luis Ponce Ruiz, 27 años, oriundo de Ciudad Obregón, Sonora, con antecedentes que datan del 12 de junio de 2013, por el delito de receptación de objetos de procedencia ilícita.

Paulino de Jesús tuvo una lenta recuperación, al momento de ser detenido y trasladado al hospital, confesó haber asesinado a “El 27”, sin embargo, luego de un tiempo echó para atrás su confesión, alegando que esa tarde estaba aturdido por las lesiones.

“Yo no maté a José Ángel González Portillo, tampoco declaré lo que me acaba de leer, estaba sedado por los medicamentos que me dieron por las heridas que presentaba y no pude haber declarado eso”, expresaría en su momento a la autoridad.

 

Sicario José Ángel González Portillo “El 27”, de 20 años, originario de Badiraguato, Sinaloa asesinado por “El Paulino” / Abel Nahúm Quintero Manjarrez o Cruz Alonso Lozoya Uriarte, alias “El Grande”, se enfrentó a “El Paulino” en 2014 dejándolo gravemente herido

“El Paulino” fue ubicado entre los más buscados cuando por un mal movimiento fue puesto en libertad en 2018, a privar de la vida a uno de los sicarios más temidos y sanguinarios de “El Grande”. José Ángel González Portillo estaba relacionado en múltiples ejecuciones y ya era buscado. Se le acreditaron por lo menos doce homicidios en La Paz, entre estos:

* En Carretera a Los Planes el 31 de julio de 2014.

* En Colonia Girasoles el 17 de agosto del mismo año.

* En la delegación Los Barriles el 1 de septiembre.

* En Colonia Santa Rita el 10 de septiembre.

* En Las Arboledas el 6 de octubre.

* En El Cajoncito el 7 de octubre.

* En Colonia Inalapa el 8 de octubre.

* En el fraccionamiento Juárez el 25 de octubre de 2014.

Por su parte, Paulino de Jesús Lucero Ortiz y/o Luis Uriel Geraldo Geraldo tiene un historial criminal más reservado, pero con múltiples reincidencias, y subió su nivel al ejecutar a uno de los brazos armados de las “Fuerzas Especiales Dámaso” y mano derecha de “El Grande”.

* Con la identidad de Luís Uriel Geraldo Geraldo, fue detenido el 15 de mayo de 2012 en las calles Sinaloa y Marcelo Rubio, Colonia Pueblo Nuevo en La Paz, por posesión de envoltorios de cocaína y marihuana.

* Se le aprehendió por posesión de droga en marzo de 2013.

* Tras el enfrentamiento en las calles Ramírez, entre Legaspy y Márquez de León el 1 de noviembre de 2014.

* Se le encontró culpable de secuestro agravado, al haberse cometido en grupo de más de dos personas y con lujo de violencia, privando de la vida a un oficial.

 

HOMICIDIO PUDO EVITARSE

El secuestro y homicidio de Jesús Salvador Sánchez Mendoza, agente municipal destacamentado en la subdelegación El Triunfo, pudo evitarse de haber ejecutado acción penal. Su verdugo ya estaba tras las rejas, pero fue puesto en libertad un año antes.

Paulino de Jesús Lucero Ortiz fue capturado el primero de noviembre de 2014 por participar en un enfrentamiento contra miembros de “Fuerzas Especiales Dámaso”, comandadas en ese momento por Abel Nahúm Quintero Manjarrez y/o Cruz Alonso Lozoya Uriarte alias “El Grande”.

La rencilla a tiros se llevó en Ramírez, entre Legaspy y Márquez de León, donde murieron tres sicarios, uno de ellos José Ángel González Portillo “El 27”, mano derecha de “El Grande”; en aquella ocasión, “El Paulino” resultó gravemente lesionado, fue trasladado a un hospital y a su salida arrestado e imputado por el homicidio de González.

“En ese entonces, ‘El Paulino’ confesó a agentes de la Policía Ministerial haber ejecutado a (González) Portillo, pero a los días, con la ayuda de un abogado, el criminal echó abajo su declaración, dijo que no había declarado, y como no había abogado presente de su parte, se cayó la investigación. Se hizo lo posible retenerlo, pero fue hasta febrero de 2018 que queda en libertad”, expresó una fuente de la PGJE.

Una vez en libertad, en compañía de otros dos sicarios, el 31 de agosto, “El Paulino” privó de la libertad al hijo de Ramón Eleno Sánchez Fausto, subdelegado de El Triunfo, quien fungía en la Municipal de la zona; casi dos meses después fue capturado, y al año siguiente buscó protección.

Paulino de Jesús Lucero Ortiz y/o Luis Uriel Geraldo demandó al Juez de Control del Partido Judicial de La Paz, la protección federal a través de un amparo indirecto bajo el expediente 372/2020. Trámite llevado a cabo en el Juzgado Tercero de Distrito en el Estado de Baja California Sur, Vigésimo Sexto Circuito Federal. El proceso inició el 16 de julio de 2020.

La falla en el sistema de justicia por un mal procedimiento, puso en las calles de nuevo a este peligroso sicario, quien regresó a las andadas, y aunque en primera instancia el delito por el que fue condenado es secuestro, cuenta con agravantes que mantendrán a “El Paulino” por mucho tiempo en prisión.

Comentarios

Tipo de Cambio