Ética y política

Foto: Internet/Jorge Ramos
Opinionez lunes, 3 mayo, 2021 12:00 PM

Ha quedado totalmente desvirtuada la carga moral y ética de la actividad del bien comunitario, democrático y político orientada al bienestar social. La búsqueda de la libertad de la sociedad y el desarrollo de todas las energías para conquistar la felicidad del pueblo. La práctica política reflejada en la trayectoria de los candidatos que nos ofertan los partidos, contradice y choca frontalmente con las intenciones de origen. No justifican el presupuesto y esfuerzo de organizar unas elecciones democráticas, donde el analfabetismo político, la ignorancia, manipulación y mercantilización dan vergüenza; decir compra y prostitución del sufragio, es un factor aplastante. Veamos los casos concretos a los que debemos referir en un ejercicio de libertad de pensamiento.

Jorge Hank Rhon, un impresentable más que aspira a ser “gobernador”, como si fuera una carrera de galgos. Es un personaje camaleónico descompuesto, decadente, que de algún modo manosea y “jinetea” la 4T. Apuesta a las colonias populares, donde invierte en darles las ilusiones de migajas a los grupos más empobrecidos. Comparado con otro evasor de impuestos que terminó en prisión, J. Alessio, el primer concesionario del hipódromo, éste sí creó decenas de escuelas primarias en esta frontera. Juan Salvatore “Johnny” Alessio Massa, de raíces italianas, cuyo nombre va asociado a los años dorados del Agua Caliente. Hank, no paga el impuesto predial del ostentoso hipódromo; menos hacer un aula educativa e impulsar la cultura.

Jorge Ramos: su patrimonio no puede explicarlo con trabajo limpio que enorgullezca. Es muy parecido a la madera podrida de Kiko Vega y sus amigos abogados que tiene propiedades de valor extraordinario, nada explicable moralmente. Aquí en Tijuana y cruzando la frontera en zonas exclusivas en La Jolla, donde lo identifican en suntuosos departamentos, sea con prestanombres o por propio nombre. Fue reconocido como el “señor 20%” en su paso por la Cespt y los super moches con Cemex, donde pedía o exigía del 20% para arriba. Negociaba la comisión a los contratistas para cederles un proyecto multimillonario.

Como explican, en términos decentes de su patrimonio, estos personajes están enriquecidos a la sombra de puestos públicos. Y es una manada de panistas que desde 1989 se volvieron más que ricos y poderosos insultando la inteligencia, el sentido común y pobreza de Baja California.

Senadora Alejandra León. Decepciona su obediencia al poder del dinero; su lucha no refleja a las bases, es alinearse con las consignas de los de arriba. Obedece a una carrera donde el puesto es el puerto, no las demandas sociales de las colonias, que es lo que salva la moralidad de la política. Si alguna vez lo dijo se le olvidó. Tiene en realidad el rol de empleada del mejor postor. La tesorería y la chequera están en el poder fáctico y desde ahí se gobierna. Si eso no lo entienden los líderes, están haciendo una desordenada carrera de tumbos y a ciegas.

Extraña que con la formación que presume, tropiece al grado de ser peón por treinta monedas calientes. Quizá por venganza decidió venderse al mejor postor. Si bien es cierto el gobierno de Bonilla se pudrió, no se puede transbordar a otra manzana peor, con un misógino que compara a las mujeres con animales. La senadora se adhiere a Hank, en franca rebeldía a ser marginada de las decisiones de Morena. La senadora se identificaba con vehemencia en su discurso a las bases de Morena, por su militancia desde activista y delegada estatal en este movimiento.

Pero el ciudadano que tiene alguna información de la historia hankista, y que respeta las decisiones de conciencia, queda en shock al ser testigo de que este recurso político del PES es un lodazal. Donde pierde la política y emerge el dinero mafioso.

Basta tener memoria para conocer la negra historia de este país. Que lo que abunda es el dinero y lo que falta son escrúpulos y un programa social acorde a las prioridades de la gente en educar y reeducar. Cultura que libere y no someta o compre gente en la miseria. Una decepción y contradicción que una dama que generalmente tiene acusado recato, dignidad, decoro y sentido común, asuma amarres inconfesables y siniestros con quien defiende a la cervecera depredadora CB.

 

M.C. Héctor Ramón González Cuéllar es académico del Instituto Tecnológico de Tijuana.

Correo electrónico: profe.hector.itt@gmail.com

Comentarios

Tipo de Cambio