Una mañana de abril 

Cartaz lunes, 19 abril, 2021 12:00 PM

Se marchó una mañana de abril

mientras el viento triste rugía,

como un fiero león tras las rejas

buscando la esperanza perdida.

 

Caminé por aquellas baldosas

y el viento alborotó mi cabello.

Recordé sus palabras de antaño

que a mi alma le brindaron consuelo.

 

Llovió sobre mi rostro marchito

agua que me recuerda mi origen,

al unirse la tierra y semilla

antes que las campanas repiquen.

 

Le seguí por el campo florido

como en tiempo de lluvia y de siembra,

y en su rostro miré la ternura

con un brillo soleado entre perlas.

 

En un sueño sentí sus abrazos,

y cual ríos regaron mis ojos

los desiertos sombríos del alma,

donde anidan recuerdos hermosos.

 

Se marchó una mañana de abril

como el águila sobre los pinos.

En la memoria queda su esencia

llena de amor filial y cariño.

 

Lourdes P. Cabral 

San Diego, California  

Comentarios

Tipo de Cambio