Por fin: ¿Fue Tía Juana o Ticuán?

Cartaz lunes, 19 abril, 2021 12:00 PM

Infinidad de maridos

han pasado por mi vida

dejándome adolorida.

Hombres crueles, mal nacidos.

 

Huérfana de padre y madre,

crecí sola y abandonada

lejos de mi patria amada.

Sin nombre, apellido y nada.

 

Un puño de naturales

vagaban por estos rumbos.

Encuerados trotamundos,

salvajes grupos tribales.

 

Y llegaron los jesuitas,

armados de espada y cruz,

con doctrinas de Jesús,

bautizando indios e inditas.

 

Y a la vera de un gran río

cansada se quedó una dama

cuyo nombre era de Juana,

fundando su caserío.

 

Y así comenzó a crecer

esta población sin orden,

mal planeada y sin nombre,

y riesgos de fenecer.

 

Y viene la confusión

con su nombre y apellido.

Su origen se ha dividido

en Tía Juana o un cimarrón.

 

Sean peras o sean manzanas,

se acordó fuera Tía Juana:

Bello nombre de una dama

que abriga, hermanos y hermanas.

 

Y cual hermosa mujer

ha tenido pretendientes:

Gobernantes indolentes

que la han hecho padecer.

 

Su cuerpo está cacarizo,

hay baches por donde quiera,

drenajes llenos de tierra

y aromas a pedorrera.

 

Soy viuda del PRI y del PAN.

Murieron, hoy soy soltera,

mi galán es de Morena

y honesto ya lo verán.

 

Alberto Torres Barragán.

Tijuana, B.C.

Comentarios

Tipo de Cambio