SEGOB urge buscar a dos periodistas desaparecidos en Sonora

Destacados miércoles, 31 marzo, 2021 9:25 AM

La Secretaria de Gobernación (SEGOB), a través del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, urgió a las autoridades de Sonora a reforzar las acciones de búsqueda de los periodistas Jorge Molontzín Centlal -desaparecido en la región de Caborca, el pasado 10 de marzo- y de Pablo Felipe Romero Chávez, originario de Guaymas, de quien se desconoce su paradero desde el pasado 25 de este mismo mes.

Ayer martes 30 de marzo, Enrique Irazoque Palazuelos, titular de la Unidad para la Defensa de los Derechos Humanos de la SEGOB, en su calidad de coordinador ejecutivo nacional de dicho mecanismo, indicó que las acciones de búsqueda deben ser agiles y oportunas, a la par de reforzar el trabajo de prevención en Sonora, para contar con los escenarios de riesgo para el ejercicio del periodismo.

Durante una reunión virtual con el comisario general de la Policía Estatal de Seguridad Pública (PESP), Alfonso Novoa Novoa; el subsecretario de Proyectos Legislativos, Estudios Normativos y Derechos Humanos, Héctor Díaz Hernández; y el director general de Asuntos Jurídicos de la Secretaría de Gobierno, Miguel Ángel Tzinzun López; el funcionario federal que se tienen canales de comunicación para actualizar el registro de agresiones cometidas a personas defensoras de derechos humanos y periodistas.

La SEGOB enfatizó a las autoridades estatales que la promoción y la defensa de los derechos humanos son herramientas imprescindibles para la garantía de una democracia plural, por lo que restringir o inhibir el trabajo de quienes ejercen la libertad de expresión a través del trabajo periodístico, equivale a debilitar el Estado democrático de derecho y tolerar la impunidad.

Asimismo, la Secretaría de Gobernación reiteró el compromiso de la Federación para garantizar la protección de las personas defensoras de derechos humanos y periodistas, así como el de reconocer y visibilizar la importancia de su trabajo, toda vez que su gran labor constituye un pilar fundamental para la democracia mexicana, según indicó.

El periodista Jorge Molontzín Centla es originario de Chiapas, pero radica desde hace varios años en el municipio de Caborca. La última comunicación que tuvo con su familia fue vía telefónica durante la noche del pasado 9 de marzo, cuando aseguró que se encontraba en Magdalena de Kino realizando una serie de entrevistas.

Según un comunicado del semanario Confidencial, donde trabajaba Molontzín Centla desapareció junto a su amigo Eudocio Cruz Méndez, quien solía acompañarlo en las visitas a ayuntamientos para recabar información y distribuir la revista. La pista de ambos se perdió cuando viajaban por carretera en una camioneta color rojo, a la altura de la localidad de Benjamín Hill.

“Desde ahí ya sus teléfonos mandaron a buzón y hasta la fecha no han aparecido por ningún lado”, según denunciaron sus compañeros del semanario Confidencial, quienes afirmaron que ni Molontzín Centla, ni Cruz Méndez, están relacionados con actividades ilícitas, ni tienen nexos con grupos delictivos de ningún tipo.

“Sus familias, compañeros y amigos de este semanario estamos con el obvio temor por la integridad física de ellos, por lo que solicitamos a las autoridades que correspondan se tomen cartas en el asunto”, pidieron desde el Confidencial, ya que “sus vidas están en alto riesgo” a tenor de la realidad que enfrentan los periodistas en México, según admitieron.

La organización no gubernamental Artículo 19 pidió a través de su cuenta de la red social Twitter, a las autoridades federales, así como al Gobierno y Fiscalía de Sonora, “la búsqueda inmediata y localización con vida del periodista y su colega”.

Mientras que el caso de Pablo Felipe Romero Chávez, el periodista desapareció el pasado 25 de marzo, cuando se encontraba dentro de su domicilio, ubicado en la colonia Palmas, del puerto de Guaymas. Las autoridades locales detectaron la puerta abierta de su casa, lo mismo que su vehículo.

Romero Chávez labora en la sección policiaca del periódico El Vigía y en la unidad móvil de la estación de radio FM 105. Luego de perder comunicación con el periodista, sus familiares presentaron una denuncia ante la Fiscalía General de Justicia, que ya investiga el caso.

Artículo 19 urgió a las autoridades federales y estatales a coordinarse para localizarlo con vida. Además, la ONG indicó que, según testimonios locales, Romero Chávez “tenía un mes de reportar nota roja, particularmente en horario nocturno”.

Por su parte, la Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora (FGJE), se recibió la denuncia de desaparición de Romero Chavez, “quien tras una pausa de 3 años en donde se desempeñó cómo responsable en una empresa funeraria, el pasado mes de febrero del 2021, reinició funciones de reportero en un medio local”.

Comentarios

Tipo de Cambio