Reforma Energética de AMLO golpeará a BCS: especialistas

Edición Impresa martes, 9 marzo, 2021 1:32 PM

La aprobación de la Reforma Energética del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, ha despertado la incertidumbre y la molestia de asociaciones y expertos en la materia en Baja California Sur, ya que aseguran que este cambio legislativo traerá un retroceso en la implementación de energías limpias.

La doctora Jaqueline Valenzuela Meza, directora del Centro de Energía Renovable y Calidad Ambiental (CERCA), es una de las principales voces que se levantan en este contexto, en el que prácticamente es un hecho que empezarán a aplicarse las disposiciones de la Reforma, una vez que sean publicadas en el Diario Oficial de la Federación.

Explica que lo que cambiará ahora es la forma de despacho, ya que la nueva ley dará prioridad a la energía que genera la Comisión Federal de Electricidad, sin privilegiar el tema de los costos.

Anticipa que la generación será más cara y que, aunque no golpee directamente al bolsillo de los usuarios, sí se verá reflejado en los impuestos.

“Fue desafortunado. Había varios temas pendientes como incluir el tema de salud y cuidado de los ecosistemas. No fue lo que se recibió, es prácticamente una modificación en el despacho de la Comisión. Esa y otras manifestaciones son las que vamos a ver; todos los proyectos de privados y que son de autoabasto, también quedan fuera de esta carta”, dijo la especialista.

Recordó que en Baja California Sur solo se cuenta con un proveedor de electricidad: CFE. Aunque existe una planta fotovoltaica, ésta no impacta en el costo de la generación de la energía, pero sí beneficia en el tema de emisiones y contaminación.

“Con esta reforma va a quedar cerrada la entrada a proyectos de energía renovable, vamos a seguir con lo que tiene CFE en sus proyectos hasta el 2025, que son solo combustibles fósiles”, enfatizó.

Valenzuela Meza señaló que esto despierta una “gran inconformidad” en todo el país, ya que no se puede esperar a que sea 2025 para que México cumpla con sus compromisos adquiridos a través de tratados internacionales y acuerdos comerciales con Estados Unidos y Canadá, como el T-MEC, que obligan a las autoridades a reducir emisiones.

“El escenario que quedó es adverso, lo que sigue es todo un mundo de demandas. No se va a quedar así toda la iniciativa privada y las asociaciones que están pendientes de los compromisos ambientales que tiene México”, advirtió.

“Con esta decisión hay una violación marco del Acuerdo de París. Las contribuciones nacionales en que México se comprometió a reducir emisiones, con esta política energética no se va a poder cumplir”, agregó.

Hizo hincapié en que recientemente el Congreso de Estados Unidos hizo un llamado a México para reconsiderar las políticas y decisiones en temas energéticos.

“Por las acciones de los gobiernos y los compromisos contraídos en el T-MEC, Estados Unidos no va a quedarse tan tranquilo. Ya el Congreso de ese país hizo un llamado, recomendaciones. Ahora podrían enfocarse a sanciones determinadas en contra de México”, expuso.

Ruth Ramírez, directora operativa de la asociación Cómo Vamos La Paz, que trabaja en el monitoreo de la calidad del aire en la ciudad capital, comenta que no se trata únicamente de la aprobación de la Reforma Energética, ya que esta iniciativa debía ser abordada de manera transversal: salud, medio ambiente y eficiencia energética.

“Es una decisión que afectará a México en varias vertientes, pero a Baja California Sur en específico le pega mucho más, ya que nuestro contexto es atípico al resto del país porque no tenemos ni hidroeléctricas ni renovables (no las suficientes); y al no estar conectados a la red nacional, la forma de generar energía es quemando combustóleo que llega en barco. Lo hacemos así desde 1979 en la Central Termoeléctrica Punta Prieta”, argumentó.

Para la especialista, esta ley pone en riesgo el cumplimiento de los derechos humanos a la salud y al ambiente sano.

Mientras que en la entidad se habla de una “transición energética”, las energías renovables han quedado atrás en un contexto en el que se genera electricidad quemando combustóleo.

“Para darnos una idea, el combustóleo es un paso antes del chapopote, esta quema genera partículas, unas de ellas son las PM2.5 y PM10, las cuales están relacionadas con muchas enfermedades desde alergias, enfermedades pulmonares hasta cáncer.  Toma un cabello, el grosor de tu cabello divídelo en cinco; una de esas partes se divide de nuevo en cinco, ése es el tamaño de una partícula: 2.5, que puede llegar hasta los pulmones”, explicó.

Recordó que Baja California Sur tiene 26 chimeneas. Anquen no siempre están encendidas en su totalidad, solo tres tienen filtros.

En la entidad existe un proyecto para crear energía a partir de gas natural, esto ayudaría a evitar la quema de combustibles fósiles. No obstante, las expertas mantienen especial atención a estas empresas.

“Se afirmó que con el gas natural para generar energía eléctrica, ya no habrá contaminación. Sí es una mejora el no quemar combustóleo, solo debemos de tener mucha cautela e información sobre el tema, porque el gas natural, solo por llamarse ‘natural’ no significa que sea energía renovable, ya que está compuesto principalmente de metano y otras sustancias nocivas”, aseguró.

“Este gas es el responsable principal para el efecto invernadero, la principal causa del cambio climático, y vivimos en una zona donde los huracanes y las sequías acentúan, como consecuencia”, añadió.

Ruth Ramírez manifestó que cerrar la puerta a la generación de energía de fuentes alternas, nos condena a un ambiente contaminante y a continuar con el deterioro de la salud de todos los sudcalifornianos, especialmente los paceños, que “subsidiamos con nuestros pulmones el crecimiento económico de Los Cabos”, ya que la electricidad y la contaminación que provoca quemar combustóleo se generan en La Paz.

En conferencias de prensa, el Presidente de la República ha reconocido que la reforma tiene el objetivo de “fortalecer” a la CFE, tal y como lo explicó la doctora, Jaqueline Valenzuela.

“La historia de Pemex, la historia de la Comisión Federal de Electricidad nos indica que son empresas de la nación, del pueblo de México. Y nosotros necesitamos fortalecer estas empresas para ser independientes y para garantizar que es mi compromiso que no aumente el precio de la luz, para decirlo con claridad”, aseveró.

En su momento, López Obrador agradeció a los legisladores cuando aprobaron la reforma y pasó al Senado. Insistió en que ésta dará seguridad de que no habrá apagones, ni aumentos en el precio de la energía eléctrica.

“Se acaban los gasolinazos, los aumentos desmedidos que había al precio de la luz durante el periodo neoliberal. Para garantizar eso, necesitamos fortalecer a Pemex y fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad; rescatarlas, porque las estaban destruyendo de manera deliberada para dejarles el mercado de los energéticos a las particulares nacionales y, sobre todo, extranjeras”, declaró.

Comentarios

Tipo de Cambio