Premio de periodismo de la Universidad Texas Tech para ZETA

Edición Impresa lunes, 1 marzo, 2021 1:15 PM


Adela Navarro Bello, codirectora de este Semanario, recibió el miércoles 24 de febrero el reconocimiento a la  Excelencia en el Periodismo Internacional y los Derechos Humanos por parte de la estadounidense Texas Tech University (TTU). También fue recipiente del premio la periodista libanesa Zeina Khodr, corresponsal de la cadena Al Jazeera

 

La Universidad Tecnológica del Texas (Texas Tech University) realizó el simposio Mujeres Periodistas y la entrega del reconocimiento a la Excelencia en el Periodismo Internacional y los Derechos Humanos, seleccionando para ello a dos féminas: la periodista libanesa Zeina Khodr, corresponsal de Al Jazeera, y la mexicana Adela Navarro Bello, codirectora general de ZETA.

Previo a la entrega del reconocimiento celebrado el miércoles 24 de febrero vía digital, dado que la presentación fue por una plataforma de comunicación remota, ambas periodistas ofrecieron una plática para maestros de la Universidad y estudiantes de periodismo.

Al recibir el reconocimiento Excellence in International Journalism and Human Rights Award por parte de la TTU, Khodr, corresponsal en Beirut, Libia para la cadena árabe Al Jazeera, señaló que en el periodismo no hay género, ya que ambos se ponen en peligro cuando reportan casos.

“Es compromiso, es una profesión difícil, pero apasionante. Por eso no lo considero un trabajo”, indicó la periodista, quien argumentó que ha vivido experiencias muy difíciles, como ver 82 cadáveres ejecutados al cubrir un conflicto bélico, pero es parte de mantenerse fuerte y seguir adelante contando las historias, dándoles contexto.

“Cubrir guerras, cubrir conflictos, es también cubrir la política. Cubrir cierta batalla no cambiará el curso de la guerra, pero sí podrían cambiar ciertos aspectos de la negociación en una mesa. El periodismo internacional es la ‘gran fotografía”’, abundó.

“¿Cómo mantener a las personas interesadas en la noticia? Todos los conflictos son similares, se tiene que mantener a los televidentes internacionales comprometidos, dando contexto”, insistió la corresponsal de Al Jazeera.

La periodista libanesa ha trabajado para Al Jazeera English desde su lanzamiento, en 2006. Después de informar desde Pakistán y Afganistán, saltó a la fama internacional como una de las primeras corresponsales en ingresar en 2011 a Trípoli, Capital y la ciudad más poblada de Libia, además, sede del gobierno central y la administración.

Al turno de la periodista mexicana y codirectora de ZETA, Kent Wilkinson, profesor y director del Harris Institute for Hispanic and International Communication de la TTU, señaló que Adela Navarro Bello es una prestigiada periodista que se distingue por cubrir temas de narcotráfico, temas sociales y políticos, que ha sobrevivido a los embates de gobiernos y de miembros del crimen organizado.

“En México estamos viviendo una época de oscuridad. Cada día la libertad de expresión se ve amenazada por el Gobierno Federal, así como por los gobiernos locales, y por supuesto, por el crimen organizado que, por la evidente impunidad y corrupción, constituye un poder ilícito tan presente en nuestra sociedad actual”, señaló Navarro Bello al recibir el galardón.

“Hacer periodismo de investigación en mi país es buscar enemigos. Si se investiga la corrupción en el gobierno, el funcionario público de más alto rango involucrado considera al periodista su adversario. Si se investiga una red de narcotráfico, los delincuentes quieren matar al mensajero para preservar su impunidad”, advirtió.

“En este sentido, los periodistas de investigación enfrentan obstáculos a la hora de investigar información. Pero el periodismo de investigación en México no es imposible. Muchas entidades gubernamentales, ciudadanos, instituciones de la sociedad civil y algunos organismos autónomos que sirven de vínculo entre el gobierno y la sociedad, entregan información a quienes buscan publicarla”, agregó la codirectora de este Semanario.

“Afortunadamente, no somos los únicos que hacemos esto en ZETA, hay medios de comunicación en otros estados y en la región central de México, sumándose a este esfuerzo participando en grupos de trabajo individuales y colectivos, y así están desarrollando investigaciones periodísticas. Revelar lo que el gobierno quiere ocultar: corrupción, abuso, impunidad, desvío de recursos, complicidad con el crimen organizado, entre otros temas que la sociedad debe conocer”, recalcó la comunicadora mexicana.

En el medio bajacaliforniano, “donde ejercemos el periodismo desde hace 40 años”, a pesar de las amenazas y ataques, “continuaremos haciéndolo, mientras la sociedad anhele una fuente confiable de información, desconfíe del gobierno, crea en la democracia y la libertad de expresión y confíe en que esta es la forma de transformar un país para mejor”.

En su turno, Lyombe Eko, profesor de origen camerunés de Industrias de Periodismo y Medios Creativos de la TTU -doctor por la Universidad del Sur de Illinois en Carbondale-, señaló que el periodismo es un registro de la historia que vigila todas las situaciones de la vida cotidiana y presenta problemáticas que se agravan con el género.

Por su parte, David D. Perlmutter, profesor y decano de la Facultad de Medios y Comunicación de la TTU, indicó que importa el periodismo que se hace en Líbano o en Tijuana, Baja California, México, porque todo está interconectado, y se debe reconocer a los periodistas que dan sus voces independientes, que aportan datos, “por eso pensamos en ustedes como campeones”, que hacen algo heroico.

En la sesión de preguntas y respuestas, los académicos y estudiantes de la universidad texana se mostraron muy interesados en conocer más acerca del trabajo de Adela Navarro Bello, quien detalló el contexto político, social y económico que se vive en Baja California para ejercer el periodismo, a la par de que Tijuana es una ciudad cuya dinámica se particulariza por la frontera que comparte con Estados Unidos.

 

Comentarios

Tipo de Cambio