La verdadera creación

Tomada de Internet
Columnaz lunes, 8 marzo, 2021 12:00 PM

Y Dios le dijo al hombre:

“Encontrarás mujeres sumisas y obedientes en cada esquina de la Tierra” … Y Dios hizo la Tierra redonda.

Autor: Maestro de catecismo vía Zoom.

 

Historias de los presidentes de México

Miguel de la Madrid, ya Presidente, llama por teléfono a José López Portillo para hacerle un reclamo:

– No la friegues, Pepe, ¡nomás dejaste mil pesos en la caja fuerte de Los Pinos!

“Discúlpame, Miguel, ¡te juro que no los vi!”.

 

***

 

Muere Carlos Salinas y pone al cielo y al infierno en un conflicto: nadie lo quiere con él. Al final, Dios y el Diablo alcanzan un arreglo: cada uno lo tendrá por 30 días alternadamente, para estar a salvo de sus triquiñuelas. Echan un volado y al Diablo le toca el primer mes.

Al día 28, Dios se pregunta cómo le estará yendo al Diablo con su inquilino. Llama por teléfono y una voz femenina le contesta:

– Infierno, SA. A sus órdenes…

“¿Qué clase de broma es esta? ¡Comuníqueme con su patrón!”.

– El licenciado Salinas no lo puede atender, pero con gusto puedo tomar su mensaje.

 

***

 

Ernesto Zedillo llama a acuerdo urgente a su secretario de Marina. En reunión privada, le pide que le mande a hacer un traje de buzo a la medida.

Desconcertado, el almirante pregunta:

– ¿Para qué el traje, señor?

“Es que mi esposa dice que en el fondo no soy tan bruto”.

 

***

 

¿Por qué a Vicente Fox le dicen “El Misión Imposible”?

Porque cada vez que habla, se autodestruye.

 

***

 

Molesto, Felipe Calderón manda llamar a Pepito:

– Chamaco del mal, ¡me enteré que estás diciendo por ahí que cuando me muera, vas a hacer fila para escupir en mi tumba! ¡Ya verás!

“No, señor Presidente, eso es mentira. ¡Usted bien sabe que a mí no me gusta hacer fila!”.

 

***

 

Enrique Peña Nieto envía a uno de sus colaboradores más cercanos al campeonato mundial de la corrupción. Después de una semana de competencias, el enviado regresa e informa a su jefe:

– Buenas noticias, señor Presidente. ¡Ganamos el segundo lugar!

“¡Me lleva! ¡Esas no son buenas noticias!

– Bueno, señor, considere que íbamos en primer lugar y costó mucho dinero y trabajo quedar en segundo.

 

***

 

Llega Andrés Manuel López Obrador al banco a cambiar un cheque:

– Buenos días, señorita, ¿me haría favor de cambiarme este cheque?

“Con mucho gusto, señor. ¿Me permite su identificación?

– Señorita, no traigo identificación, pero soy AMLO, Presidente de México.

“Sí señor, pero me debe mostrar una identificación con fotografía.

– Señorita, no traigo identificación, pero pregúntele a quien quiera, ¡soy AMLO, por favor!

“Mire, señor, podemos hacer es lo siguiente: el otro día vino Guillermo Ochoa con el mismo problema, no traía identificación y para probar que era él, sacaron un balón, le tiraron unos penaltis y los paró, así comprobó que él era. Haga algo para probar que Usted es López Obrador”.

“El Peje” se queda pensando y, después de un buen rato, dice:

– No sé, señorita. La verdad es que se me ocurren puras tonterías.

“Perfecto, señor Andrés Manuel. ¿En qué denominaciones de billete quiere que le cambie el cheque?”.

Autor: Un politólogo confinado y harto.

 

Ironía de la vida

Un grupo de turistas gringos recorría un pueblo rustico, en eso uno de ellos ve a un campesino tirado a la sombra de un árbol, descansando. Se le acerca y busca conversación:

– Hola, amigo, ¿cómo estar tú?

“Muy bien, jefe, aquí descansando”.

– ¿Por qué tú no trabajar más por tus tierras?

“¿Y pa’ qué?”.

– Para tener grandes cosechas y vender más.

“¿Y pa’ qué?”.

– Así tú poder ganar más dinero y comprar ganado.

“¿Y pa’ qué?”.

– Con el ganado, reproducir y así ganar más dinero.

“¿Y pa’ qué?”.

– Para tener una casa bonita, vivir tranquilo y descansar.

“¿Y qué estoy haciendo? ¡Ah, qué güero tan zonzo!

Autor: Un economista

 

Presumidos

En una reunión internacional de pastores, tres de ellos discuten sobre inteligencia y cómo la aplican sus respectivos perros.
El español dice:

“El perro que yo tengo es de lo más peculiar. Al acabar el trabajo encierra las ovejas y les da comida, además, me vigila la casa con paso marcial durante toda la noche”.

El argentino replica:

“El perro que yo tengo sí que es de lo más original. Cuando termina el trabajo encierra a las ovejas y les da comida; vigila la casa durante toda la noche, lava la ropa y me blanquea la casa una vez al año”.

Con lágrimas en los ojos, el mexicano comparte:

“El perro que yo tenía…”.

Curiosos, los otros le preguntan qué pasó con el can. El mexicano responde:

– Murió electrocutado.

“¿Fue por un rayo?”.

— No, arreglándome la televisión.

Autor: Un sociólogo.

 

Después de la luna de miel

Dos amigos se encuentran, uno de ellos recién volvía de luna de miel.

– ¿Cómo te va en tu vida de casado?

“Ah, no sabes, ¡mi mujer es un sol cocinando!”.

– ¿Tan bien cocina?

“No, es un sol porque ¡lo quema todo!”.

Autor: Amigo del ex.

 

Padre e hijo

– Papá, ¿por qué te casaste con mamá?

“Tú tampoco puedes entenderlo, ¿verdad?”.

Autor: Padre soltero.

Comentarios

Tipo de Cambio