COVID-19: detectan variante P1 en California; tercera ola en BC podría ser peor

Destacados viernes, 26 marzo, 2021 3:20 PM

La tercera ola del virus SARS-CoV-2 llegó a Europa; Italia y Francia regresaron al confinamiento, a pesar que la vacuna llegó antes que a América Latina. La aparición de las variantes B117 y P1 preocupan a expertos, mientras que en México estiman que el repunte llegará el próximo mes, ante un escenario en el que planean la apertura de escuelas, vacaciones de Semana Santa y vuelta a la normalidad cuando solo se ha vacunado al 4 % de la población

 

 

 

El Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) ya detectó la variante antigénica P1, conocida como la variante brasileña, y van unos 200 casos de la B117 o británica, por lo que se espera la llegada de un tercer repunte del virus SARS-CoV-2 a Baja California, más intenso y letal.

La variante B117 tiene 23 mutaciones en la proteína S, que es la que el virus usa para adherirse a la superficie de las células humanas. Entre sus características, hace que su propagación sea más rápida y más letal, incluso en jóvenes; mientras que la P1 es menos vulnerable a anticuerpos, y por ende a la vacuna, de acuerdo con médicos investigadores de la Clínica Mayo.

Las vacunas Pfizer/BioNTech y Moderna han señalado que ofrecen protección para la variante británica y la sudafricana, sin embargo, esta es mínima (alrededor del 10%).

Al respecto, Alonso Pérez Rico, titular de Salud en Baja California, comentó a ZETA que la entidad federativa no cuenta con infraestructura ni equipo para detectar cualquier variante del virus SARS-CoV-2, por lo que dependen por completo del cuestionario previo a la prueba PCR y los resultados del Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (INDRE), pero el tratamiento y medidas de prevención son las mismas.

De llegar un tercer repunte a BC, sería aún más devastador que en los meses de diciembre de 2020 y enero de 2021, cuando se registraron más de mil defunciones cada mes.

Los tiempos estimados para la llegada del tercer repunte de contagios, es con base al tiempo en que se han presentado la primera y segunda ola.

“Lo que se dice es que a partir del pico máximo que tuviste de 12 a 16 semanas después, es cuando puedes esperar la siguiente ola. Nuestro pico máximo fue el 4 de enero, estamos hablando de 12 a 16 semanas de ese punto, de acuerdo a los modelos matemáticos que seguimos nosotros, pero es muy variante, así que optamos por actuar y pensar que siempre va a llegar la tercera ola”, explicó.

De acuerdo con lo comentado por el titular de Salud, el tercer repunte llegaría a Baja California del 29 de marzo al 26 de abril, aproximadamente, justo después de las vacaciones de Semana Santa.

Se estima que ya hay alrededor de 200 personas identificadas con la B117 en el Sur de San Diego, de acuerdo con información del Consejo de Salud del Condado de San Diego, la cual es de más rápida propagación y más letal.

“Es poco probable que no la tengamos en Baja California -B117-, esa es la realidad, porque ya tenemos más de 200 casos reportados en California, y el hecho que no la podamos detectar, no significa que no la tengamos”, aseveró Pérez Rico.

 

PECAMOS DE PRECAVIDOS: SECREARIO DE SALUD

El funcionario señaló que en Baja California “pecan de precavidos” por el actual escenario en Italia, Francia y Alemania.

“Nosotros optamos por no seguir modelos matemáticos y mejor actuar con base a lo que ha funcionado, que sería el ejemplo de los países asiáticos, donde ellos se cuidan todos, el distanciamiento social es muy importante”, dijo.

Sin embargo, la gente no ha dejado de salir, Baja California pasó a semáforo Amarillo el 4 de marzo, desde entonces se quitaron restricciones a bares, se ampliaron los horarios de operación a los establecidos en sus permisos y ya no hasta media noche; además, se ampliaron aforos en iglesias, tiendas y otros comercios.

Aunque la gente nunca dejó de salir a plazas, parques, cines y restaurantes, el hecho de abrir bares fue como si dieran permiso a la gente de volver a la normalidad antes de la pandemia.

En recorridos realizados por ZETA desde el 12 de febrero, que fue el día en que la entidad pasó a Amarillo a nivel federal, la gente abarrotó plazas comerciales, con niños jugando en explanadas sin cubre bocas, familias sin guardar la debida sana distancia y pocos usando gel antibacterial.

El primer fin de semana con bares abiertos, la gente se aglomeró afuera de los establecimientos Las Pulgas y El Copeo, donde no solo superaron el aforo permitido del 50%, sino también autorizaron bailar y presentaron grupos de música. Actividades en las que se ha demostrado que es más fácil la transmisión de fluidos, y, por ende, el contagio.

Alonso Pérez Rico mencionó que si los casos activos comienzan a aumentar y las actividades no cumplen con los protocolos, volverán las restricciones.

“Perdón, pero lo tendremos que hacer, yo sé que esa no es una medida popular. Lo peor que nos puede pasar es tener un número elevado de casos cuando llegue la tercera ola a México, como la que está experimentando Brasil, que tiene un colapso en su sistema de salud”, ejemplificó.

Además de admitir que el segundo repunte de casos en BC dejó al borde del colapso a los hospitales COVID, donde el General de Tijuana y Mexicali llegaron al 100% de ocupación, incluso se tuvo que hacer uso de unidades auxiliares en la Capital del Estado para desahogar un poco la atención.

“Una tercera ola no nos va a dar un buen escenario para Baja California. De que la aguantamos, la aguantamos, pero no va a ser un escenario favorable a pesar de la vacunación, ya que el factor vacunación no sabemos qué tanto peso va a tener en los cálculos, no hemos tenido una tercera ola de COVID con una población mayor de 60 años vacunada”, estimó el funcionario estatal.

MALOS PRONÓSTICOS

El Instituto de Investigaciones Geológicas y Atmosféricas en México (IIGA) pronosticó la llegada del tercer repunte de contagios por COVID-19 después del último fin de semana de marzo, la cual se puede extender hasta julio, sin embargo, en Baja California el escenario no es más alentador, ya que la movilidad en cada ciudad va en aumento.

Especialistas del IIGA estiman que el pico del siguiente periodo de reinfección podría comenzar entre el 15 de abril y el 15 de mayo, donde se podrían presentar de 18 mil a 25 mil casos por día a nivel nacional, con una efectividad de 93.4% en el pronóstico.

Asimismo, la cantidad de defunciones por la enfermedad podría llegar hasta los 4 mil 500 por día solo en el periodo del 25 de abril al 18 de mayo, además de que los casos de reinfección se podrían disparar en agosto de 2021.

A MENOR RIESGO, MAYOR PROBABILIDAD

El 3 de marzo de 2021, en conferencia de prensa en Palacio Nacional, Ricardo Cortés Alcalá, director general de Promoción y Prevención de la Salud, informó hay una alta posibilidad de que en México se registre un tercer repunte de contagios.

“Existe el riesgo, evidentemente se incrementa conforme el propio riesgo va disminuyendo. A qué me refiero: a menor riesgo, mayores probabilidades de salir y ejecutar acciones y hacer actividades sociales y económicas, inclusive de esparcimiento”.

Actualmente hay 21 estados en semáforo de riesgo Amarillo, ocho en Naranja y tres en Verde. Dicha semaforización se creó con la finalidad de controlar los contagios y liberar a los estados de las restricciones aplicadas durante el confinamiento.

En un país donde ya no hay entidades federativas en Rojo -alerta máxima- se abren bares, se preparan las clases presenciales y la población está en espera de las celebraciones de Semana Santa para vacacionar, es cuestión de tiempo para que el repunte de casos positivos al virus se haga notar.

LAS CIFRAS NO DAN

Al jueves 25 de marzo, la Secretaría de Salud federal reportó oficialmente 2 millones 208 mil 755 casos confirmados en México y 2 millones 403 mil 867 de casos estimados, es decir, que no están confirmados por prueba PCR, pero se consideran como COVID-19, además de 199 mil 627 defunciones.

Sin embargo, el 27 de enero, el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (Inegi) publicó su reporte preliminar que hay 44.8% más muertes por COVID-19 que las reportadas por las fuentes oficiales, lo que equivale a 279 mil 477 estimadas.

Por su parte, el Instituto de Investigaciones Geológicas y Atmosféricas indicó que al momento puede haber 57 millones 404 mil 900 personas infectadas con el virus SARS-CoV-2, lo que contrasta con las cifras presentadas por Gobierno Federal, de igual manera con las defunciones, ya que, de acuerdo con diversos análisis, se estiman 729 mil 42 muertes a causa de la enfermedad y no las casi 200 mil del Gobierno Federal o casi 300 mil del Inegi.

En Baja California la diferencia no es tan grande, ya que las cifras oficiales indican 7 mil 736 muertes, mientras que el IIGEA reporta una estimación de 7 mil 741, una diferencia de solo cinco defunciones.

En contraste, los casos confirmados oficiales en BC son 46 mil 145 desde que inició la pandemia, pero de acuerdo con estimaciones de IIGEA, son 46 mil 081 (84 casos menos que los presentados por la Secretaría de Salud).

MODELOS MATEMÁTICOS SON EQUÍVOCOS

El secretario Alonso Pérez Rico señaló que los modelos matemáticos predictivos que se han diseñado, han resultado equívocos, ya que no solo se está enfrentando una enfermedad nueva, sino que son muchas variantes que cambian constantemente en cada región.

“Una de esas variantes es la aceptación y el apego a las medidas de protección comunitarias, cómo se están manejando, los números de casos activos que se tienen en la región, y ahora se tiene que ingresar también la situación de los vacunados”, planteó a ZETA.

Pese a que la pandemia ya lleva un año, aún se sigue experimentando, por lo que la llegada de la tercera ola será un escenario nuevo, con variantes que no se tuvieron en la primera y la segunda, advirtió el funcionario estatal de Salud.


Foto: Alejandro Gutiérrez Mora/ZETA

Comentarios

Tipo de Cambio