AMLO visita Tijuana, ignora desaparecidos y violencia

Aspectos generales de la visita del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, a la inauguración de las Instalaciones de la Guardia Nacional, en la zona este de la ciudad. Foto: ZETA/Alejandro Gutiérrez Mora
Edición Impresa lunes, 1 marzo, 2021 1:10 PM

Durante la visita exprés del Presidente Andrés Manuel López Obrador a Tijuana, el pasado sábado 20 de febrero, para cortar el listón de las nuevas instalaciones de la Guardia Nacional en la Zona Este de la Ciudad, se cometieron siete homicidios en distintas zonas del municipio.

El político tabasqueño fue recibido y despedido con protestas multitudinarias a las afueras del cuartel recién inaugurado; los reclamos principalmente fueron por la falta de apoyo a familiares de personas desaparecidas en el estado.

Pese al reclamo social y la exigencia de las madres que perdieron a sus hijos e hijas, el titular del Ejecutivo se pasó de largo e ignoró a las manifestantes. A bordo de la camioneta presidencial, solo sonreía, mientras los manifestantes le colocaban mantas y lloraban para que detuviera el vehículo y les escuchara, pero nunca pasó.

Eddy Carrillo, quien encabeza el colectivo de búsqueda de personas desaparecidas más grande de Baja California y ha apoyado en la localización de 200 cuerpos, comentó a ZETA que tenían la esperanza de que el Presidente los atendiera, que los escuchara, pero en cambio recibieron la embestida del vehículo presidencial.

Aspectos generales de la visita del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, a la inauguración de las Instalaciones de la Guardia Nacional, en la zona este de la ciudad. Foto: ZETA/Alejandro Gutiérrez Mora

Lamentó que el mandatario no bajara a atender a las familias, a quienes lo llevaron a la presidencia. “Nos despreció, no quiso escucharnos y eso nos entristece, pero también nos dio un golpe de realidad. Nosotros vamos a seguir buscando a nuestros desaparecidos, porque si nosotros no lo hacemos, nadie actúa; ni la Fiscalía ni el gobernador, solo nosotros”.

“El Presidente se comprometió en que nos iba a ayudar, pero solo fue saliva. Ya vienen las elecciones y nosotros ya nos dimos cuenta que es más de lo mismo”, remató Eddy Carrillo.

En el evento de inauguración, durante toda su intervención el Presidente nunca aludió información en cuanto al contexto y necesidades de Baja California. Ni una palabra sobre las protestas de familias de personas desaparecidas o sobre la ola de violencia que azota Tijuana, la ciudad con mayor número de homicidios en el país, de acuerdo con las estadísticas oficiales.

El día de su visita a la ciudad se contabilizaron 270 homicidios en lo que va del año y 95 solo en febrero, de acuerdo con estadísticas de la Guardia Estatal de Seguridad e Investigación (GESI). Al cierre de esta edición ya suman 300 ejecuciones violentas en apenas 55 días.

Comentarios

Tipo de Cambio