AMLO afirma que Romero Deschamps presentará su renuncia como trabajador activo de Pemex

Foto: Cuartoscuro
Destacados martes, 16 marzo, 2021 7:31 AM

El presidente Andrés Manuel López Obrador informó este martes 16 de marzo, que Carlos Antonio Romero Deschamps, ex secretario general del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), presentará este mismo día su renuncia como trabajador activo de la empresa paraestatal Petróleos Mexicanos (PEMEX).

“A partir de hoy el señor Romero Deschamps presenta su renuncia, es decir deja de ser trabajador activo de Pemex […] Lo hace por voluntad propia y por un exhorto que le hicimos, de que aunque fuese legal. Sí así estuviese acordado en las condiciones laborales, considerábamos que era inmoral”, argumentó el mandatario nacional.

El titular del Poder Ejecutivo Federal añadió que corresponderá a la Fiscalía General de la República (FGR) informar si existen denuncias en contra del ex líder del Sindicato petrolero, “y a los ciudadanos que tienen interpuesta demanda o denuncia, ya ese es otro asunto”.

Una investigación periodística de la revista Contralínea reveló que Romero Deschamps se mantenía como trabajador activo de PEMEX, bajo el argumento de que cuando era líder sindical petrolero nunca tomó vacaciones, y que por ley podría acumularlas hasta el 2024, año en que termina la Administración de López Obrador.

El 20 de octubre del 2020, López Obrador instruyó al director de PEMEX, Octavio Romero Oropeza, y a la titular de la Secretaría de la Función Pública (SFP), Irma Eréndira Sandoval Ballesteros, investigar las reuniones de funcionarios de la empresa paraestatal con el exdirigente del Sindicato petrolero.

Al referirse a la reunión de Romero Deschamps con Alejandro Cabrera Fernández, titular de la Coordinación de Relaciones Laborales y Recursos Humanos de la empresa paraestatal, el titular del Poder Ejecutivo Federal reprobó que servidores públicos “compartan relaciones con empresarios y dirigentes que puedan significar compromisos”.

“Lo correcto sería hacerlo en una oficina pública, no estar en restaurantes, fiestas, viajes. Eso está ya prohibido. Le pido al director de Pemex que revise este asunto de conformidad con la ley o con los principios que nosotros sostenemos”, indicó el político tabasqueño.

López Obrador reconoció, además, que “no termina de irse lo viejo y no termina de llegar lo nuevo”. Asimismo, dijo que no debe pasar lo que ocurría cuando Emilio Ricardo Lozoya Austin era director general de PEMEX, que era la compra de voluntades con dinero público.

El presidente también dijo que su Gobierno está impulsando la democratización de los sindicatos. “Es una ley que tiene que cumplirse; ya no hay dirigentes preferidos o predilectos del gobierno. Ahora los dirigentes tienen que ser electos por los trabajadores, insistió.

El 6 de enero del 2020, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) del Gobierno Federal, cuya titular es Luisa María Alcalde Luján, extendió una constancia en la que reconocía a Manuel Limón Hernández como secretario general del STPRM, uno de los hombres de confianza del ex dirigente Romero Deschamps, quien renunció el 16 de octubre del 2019.

“La Secretaría del Trabajo dio constancia a las modificaciones a los estatutos del sindicato para amarrar el cargo de Limón Hernández en el periodo que culminaría Romero Deschamps, es decir 2024, mientras no se controvierta vía jurisdiccional”, señaló el diario Reforma, que informó del hecho.

Tras la separación del cargo, el pleno del Sindicato aceptó la renuncia de Romero Deschamps mediante un dictamen del Consejo General de Vigilancia, aprobado por dos terceras partes de las 36 secciones del gremio. Además, las autoridades federales avalaron cambios a los estatutos para que el nuevo dirigente y los funcionarios del STPRM llegaran al final de sus periodos, es decir, hasta 2024.

“Los cambios a su directiva habían entrañado que su propia pretensión implicase que la función de los directivos haya llegado al final de su periodo, es decir, aquella del Secretario General del Comité Ejecutivo General en términos de las manifestaciones que obran en el acta en comento debe dársele el valor de cierto mientras no se controvierta en vía jurisdiccional conforme a la citada solicitud de modificación de jurisprudencia 14/2009”, se indica en la resolución de la STPS, fechada el 9 de diciembre pasado.

Limón Hernández fungía como secretario del Interior del Sindicato y fue tesorero del STPRM de 2007 a 2018. Además, es el único dirigente sindical con fuero, al ser diputado federal del Partido Revolucionario Institucional (PRI). Originario de Agua Dulce, Veracruz, comenzó su trayectoria en el gremio petrolero en la Sección 10 de Minatitlán, la cual llegó a dirigir.

El dirigente del STPRM estuvo involucrado en las indagatorias del llamado “Pemexgate”. En 2002, un juez ordenó la aprehensión de Limón Hernández y otras cinco personas involucradas en el presunto desvío de mil 100 millones de Pemex al sindicato, por uso indebido de atribuciones y facultades, ejercicio indebido del servicio público y peculado.

En el año 2000 se conoció un escándalo de índole electoral, en el cual se demostró un desvío de fondos, conocido como “Pemexgate”, documentado por el Instituto Federal Electoral (IFE), al registrarse un desvío de mil 500 millones de pesos de los fondos sindicales en apoyo a la campaña presidencial del candidato priista Francisco Labastida Ochoa.

En 2003, la entonces Procuraduría General de la República (PGR) inició un proceso judicial contra Romero Deschamps por el delito de peculado electoral. Sin embargo, el proceso fue suspendido en 2006 por falta de pruebas. Fue hasta el año 2011, que el proceso fue dado por finalizado de manera inapelable, con la firma de convenio, por el que Pemex prestó al sindicato 500 millones de pesos pagaderos en un plazo de 10 años y sin intereses.

El acuerdo, supuestamente para la construcción de viviendas, establecía que el sindicato comenzaría a pagar el préstamo a partir de enero de 2016, con mensualidades de 8 millones 333 mil 333 pesos, y que se terminará de liquidar en diciembre de 2020.

Ese mismo 6 de enero, durante su conferencia de prensa matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador exigió elecciones en el gremio y pidió a la titular de la STPS, Alcalde Luján, que explicara el plan de democratización sindical.

Antes, el 5 de noviembre del 2019, Santiago Nieto Castillo, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), informó que se presentaron dos denuncias por lavado de dinero y enriquecimiento ilícito contra Romero Deschamps, ex secretario general del STPRM.

Entrevistado en el Senado de la República, donde acudió a la comparecencia de Alfonso Durazo Montaño, titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), el funcionario federal informó que la UIF ya trabajaba en este caso con autoridades de otros países, con el objetivo de encontrar paraísos fiscales que pudieron ser utilizados por el ex senador.

“Nosotros no tenemos facultad para congelar cuentas en el extranjero, pero estamos haciendo el análisis para solicitar información de varios países y tener más datos”, detalló el titular de la institución que depende de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

El 26 de octubre del 2019, la agencia británica Reuters aseguró, basado en una fuente gubernamental, que la FGR pidió ayuda a la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol), para dar con el paradero de Carlos Romero Deschamps.

Días después, el 29 de octubre del 2019, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo desconocer si el ex secretario general del STPRM se fugó del país. Asimismo, el mandatario nacional confirmó que la FGR está investigando a Romero Deschamps por varias denuncias presentadas por particulares y por la UIF.

“La información que tengo es que hay una investigación o dos, Pero que no hay orden de aprehensión o que se haya fugado o que esté enfermo. Eso no. No tengo esa información”, dijo el mandatario al ser cuestionado al respecto durante su conferencia de prensa matutina.

Asimismo, el político tabasqueño negó que se hayan congelado las cuentas bancarias del ex senador, quien el pasado 16 de octubre renunció como dirigente del Sindicato petrolero, tras 26 años de permanecer en el cargo.

Antes, el 17 de octubre del 2019, Francisco Gorka Migoni Goslinga, Juez Décimo de Distrito en Materia Administrativa en la Ciudad de México, admitió a trámite, el amparo que promovió Romero Deschamps en contra del bloqueo de sus cuentas bancarias, hecho que asegura el ex senador, sucedió desde el lunes 14 de ese mismo mes.

Según el diario Reforma, que informó del hecho, el juez federal dio entrada al juicio de garantías del ex líder sindical, sin embargo, Migoni Goslinga no dio a conocer en la lista de acuerdos si suspendió o no provisionalmente el congelamiento que reclama a la UIF.

El rotativo informó, además, que según el Sistema Integral de Seguimiento de Expedientes (SISE), de la página electrónica del Consejo de la Judicatura Federal (CJF), el juez Gorka Migoni Goslinga acordó llevar a cabo la audiencia incidental en la que definirá si otorga o no al ex dirigente la suspensión definitiva contra la medida precautoria que reclama sobre Romero Deschamps recursos financieros.

Además, Gorka Migoni Goslinga fijó para el 3 de diciembre del 2019, como la fecha en que celebraría la audiencia constitucional en dicho juicio de garantías, diligencia que una vez llevada a cabo permitiría al juez federal dictar la sentencia definitiva en el amparo.

Según el mismo diario, además del ex líder sindical, desde el 15 de octubre del 2019, su esposa Blanca Rosa Durán Limas, sus hijos Paulina y Alejandro Romero Durán, también presentaron amparos contra el bloqueo de cuentas bancarias.

Gabriel Regis López, Juez Décimo Sexto de Distrito en Materia Administrativa de la Ciudad de México, negó a Blanca Rosa Durán Limas, esposa de Romero Deschamps, la suspensión provisional contra órdenes de aseguramiento, bloqueo o inmovilización de cuentas.

Su hija, Paulina Romero Durán, quien señala también que la inmovilización de sus recursos financieros tuvo lugar el pasado lunes, promovió su demanda ante Ana Luisa Priego Enríquez, Juez Décimo Tercero de Distrito en Materia Administrativa, contra el embargo de cuenta bancaria, según se desprende de la información publicada por el SISE.

Alejandro Romero Durán, otro hijo del ex líder sindical, presentó su juicio de garantías ante Agustín Tello Espíndola, Juez Décimo Primero de Distrito en la misma materia, contra la “inmovilización de cuentas”.

Sin embargo, según el Reforma, los jueces no han publicado los acuerdos donde notifican si concedieron o no las suspensiones provisionales solicitadas por los dos hijos del ex dirigente sindical.

Según el rotativo, el 11 de octubre del 2019, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) recibió el requerimiento de información 110/E/445/2019 de la UIF, sobre las cuentas bancarias de Romero Deschamps, así como de su esposa e hijos, quienes se encuentran en calidad de investigados, en una indagatoria por delitos de enriquecimiento ilícito y lavado de dinero.

El Reforma abundó que Romero Deschamps sumaba 9 denuncias ante la FGR, algunas de la UIF y una de la Secretaría de la Función Pública. La primera presentó sus querellas por un presunto lavado del ex líder sindical y familiares por alrededor de 74 millones de pesos.

Mientras que en el caso de la denuncia de la SFP contra Romero Deschamps, se trata de un presunto enriquecimiento ilícito de 36 millones de pesos, a través de operaciones en tarjetas bancarias y dinero en efectivo, ocurridas entre el 2012 y 2018.

En lugar de Romero Deschamps quedó, de forma interina en el STPRM, Manuel Limón Hernández, uno de sus operadores de confianza, quien fungía como secretario del Interior del Sindicato y fue tesorero del STPRM de 2007 a 2018.

Además, era el único dirigente sindical con fuero, al ser diputado federal del Partido Revolucionario Institucional (PRI). Originario de Agua Dulce, Veracruz, comenzó su trayectoria en el gremio petrolero en la Sección 10 de Minatitlán, la cual llegó a dirigir.

En una carta pública, Romero Deschamps criticó un día antes la falta de cooperación de Petróleos Mexicanos (PEMEX), y denunció que la compañía paraestatal busca tener el control sindical. “[Hay] supuestos liderazgos que, promovidos por quienes sueñan con el control del STPRM, les abren espacios y respaldan en inútiles intentos de interesar a los trabajadores”, lamentó.

“Por razones poco claras, no observamos la cooperación que debe existir entre trabajadores y administración para impulsar los proyectos que permitan el verdadero avance de Pemex hacia su consolidación. Tal parece que se ha recrudecido la antigua posición de vernos como contrarios y no como complemento”, señaló el ahora ex líder sindical en su misiva.

OTRAS DENUNCIAS CONTRA ROMERO DESCHAMPS

El 6 de febrero del 2019, integrantes del Movimiento Petroleros Activos en Evolución por un México Nuevo, encabezado por Arturo Flores Contreras, presentaron una denuncia ante la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), en contra Romero Deschamps.

La denuncia contra el líder sindical ante la FGR, es por probable responsabilidad en los delitos de delincuencia organizada, lavado de dinero, evasión y defraudación fiscal, y operaciones con recursos de procedencia ilícita por 150 millones de dólares.

Ello producto de la venta plazas, cobro de cuotas ilegales, cobro de contratos y el despojo de propiedades del gremio, como 126 tiendas de conveniencia, 26 fábricas para diversos productos y 60 mil hectáreas con ganado fino en todo el país, según lo aseguraron los denunciantes.

Los trabajadores entregaron un documento en las instalaciones de la Seido en la Ciudad de México y explicaron que era para dar seguimiento a otra denuncia presentada hace ya dos años, misma que incluye a familiares del líder sindical y a presuntos prestanombres, quienes también deben ser investigados.

Los denunciantes acusaron omisión de la administración anterior, encabezada por Enrique Peña Nieto, ante las acusaciones contra Romero Deschamps. Sin embargo, dijeron que confiaban en que el Gobierno de López Obrador, para que actúe en contra del líder sindical, debido a que existen elementos probatorios de actos delictivos.

“Es un expediente robusto para acreditar además la responsabilidad de Romero Deschamps en delitos de delincuencia organizada, lavado de dinero, evasión fiscal y defraudación fiscal”, dijo Flores Contreras en conferencia a las afueras de las instalaciones de la SEIDO.

“La pasada administración [de Peña Nieto] apostó a la dilación y fue omisa para darle seguimiento al caso, ello le permitió al líder sindical evadir la justicia y mantenerse en la impunidad”, acusó el líder gremial disidente.

Días antes, el 30 enero del 2019, López Obrador informó que Romero Deschamps, tenía una sola denuncia por robo de combustible, misma que no había sido ratificada por la Fiscalía General de la República.

“Ya se hizo la investigación, en todas las denuncias que se han presentado, sólo en una se le acusa de participar en robo de combustible y la denuncia no ha sido ratificada. Se está esperando, pronto les vamos a informar”, informó el presidente.

“Quiero dejar también en claro que no vamos a actuar por consigna, no se va a perseguir a nadie si no hay elementos, no vamos a utilizar al Gobierno para amenazar perseguir a dirigentes, a empresarios, a ningún ciudadano. Eso se termina”, señaló el mandatario nacional en su conferencia matutina.

“Va a aplicarse la Ley, la máxima de los liberales: Al margen de la ley nadie, por encima de la Ley nadie”, abundó López Obrador, quien también dijo que se solicitó información a la FGR, por lo que están esperando a que se ratifique la denuncia. “Pero se tiene que ratificar y presentar pruebas”, insistió.

EXCESOS, ESCÁNDALOS Y PRESUNTOS DELITOS DE ROMERO DESCHAMPS

Romero Deschamps ha sido tres veces diputado, y dos veces senador en un período de 40 años. Además, era líder sindical de la empresa paraestatal Petróleos Mexicanos, desde hace 26 años. El ex líder del Sindicato que agremia a los trabajadores que trabajan en Pemex y organismos subsidiarios, fue reelecto por quinta ocasión consecutiva en diciembre del 2017.

El 20 de enero del 2019, el diario Reforma publicó que Romero Deschamps contaba con acusaciones de secuestro, golpizas, venta de plazas, desvío de recursos y tráfico de combustible, que aparecen en un expediente que data de 1982, elaborado por la extinta Dirección Federal de Seguridad (DFS).

El informe consultado por el diario incluye datos sobre la historia del líder petrolero, quien fue investigado por la extinta institución a partir de noviembre de 1977, cuando se postuló como candidato para ser el Secretario general de la sección 35 del STPRM.

Cuando fue diputado federal, Romero Deschamps recibió acusaciones de saqueo de combustible en la refinería de Azcapotzalco a través de pipas de doble fondo, supuestamente de su propiedad. Ante esa acusación, el superintendente de la refinería defendió al líder sindical, desmintiendo los hechos.

El 11 de enero del 2019, el mismo rotativo de circulación nacional informó que justo cuando comenzaron los operativos contra el huachicol, el 27 de diciembre del 2018, Romero Deschamps solicitó un amparo que se suspenda cualquier orden de aprehensión en su contra, pues al parecer presuntos agentes comenzaron a buscarlo. Sin embargo, un juez federal rechazó la solicitud.

Según el diario Reforma, el amparo 11/2019 fue solicitado por el ex senador contra todos los jueces federales de la Ciudad de México, la Policía Federal (PF), la Agencia de Investigación Criminal (AIC) y la Policía Federal Ministerial, estas últimas adscritas a la FGR.

El rotativo dijo que, en su demanda, el líder sindical solicitó ser protegido contra cualquier orden de comparecencia o citatorio, además de tener acceso a cualquier investigación en su contra, petición que fue turnada a Jesús Chávez Hernández, Juez Décimo Tercero de Distrito en materia de amparo.

CORRUPCIÓN Y DERROCHE EN EL SINDICATO PETROLERO

Romero Deschamps es miembro activo del PRI desde 1961, donde inició su carrera como coordinador de campañas en el estado de Tamaulipas. En 1969 ingresó a la empresa paraestatal Pemex, y dos años después se afilió al STPRM.

Desde 1993 ocupó la dirigencia de dicho organismo sindical, donde representó a más de 200 mil trabajadores, después que fuera destituido Joaquin Hernández Galicia, alias “La ‘Quina”, debido a un proceso criminal que se le imputó durante la administración del presidente Carlos Salinas de Gortari.

Además, ha fungido en 5 ocasiones como legislador federal de representación proporcional: tres veces como Diputado (1979-1982, 1991-1994 y 2000-2003) y dos veces como Senador (1994-2000 y 2012-2018).

En el año 2000 se conoció un escándalo de índole electoral, en el cual se demostró un desvío de fondos, conocido como “Pemexgate”, documentado por el Instituto Federal Electoral (IFE), al registrarse un desvío de mil 500 millones de pesos de los fondos sindicales en apoyo a la campaña presidencial del candidato priista Francisco Labastida Ochoa.

En 2003, la entonces Procuraduría General de la República (PGR) inició un proceso judicial contra Romero Deschamps por el delito de peculado electoral. Sin embargo, el proceso fue suspendido en 2006 por falta de pruebas. Fue hasta el año 2011, que el proceso fue dado por finalizado de manera inapelable.

Después, en septiembre de 2012 se dieron a conocer fotografías de su hija, Paulina Romero Deschamps donde exhibía viajes en jets privados, comidas en restaurantes exclusivos, bolsas marca Hermès de hasta 800 mil pesos y paseos en yate con sus tres mascotas, los bulldogs ingleses “Keiko”, “Boli” y “Morgancita”.

Además, en febrero de 2013 se difundieron fotografías en las que su hijo, José Carlos Romero Durán, recibió un automóvil deportivo italiano marca Ferrari, con valor de 2 millones de dólares.

En 2012, antes de que comenzara el debate de la reforma energética en México, el ex líder petrolero recibió un apoyo económico de 100.3 millones de pesos y otros 30.9 millones de pesos para gastos de viaje de sus colaboradores cercanos. En 2014 Pemex entregó al Sindicato, 137.2 millones de pesos para este último rubro, la cifra más alta en los últimos 15 años.

Según el diario español El País, en los últimos 10 años, el presupuesto administrado por Romero Deschamps aumentó 105 por ciento, además de que los recursos que van directamente al gremio sindical petrolero se incrementaron en 18 por ciento, y desde que se aprobó la reforma energética en 2013, la bolsa anual pasó de 302.9 millones de pesos a 358.9 millones para 2015.

El rotativo europeo aseguró, además, que el sindicato petrolero “es uno de los que más dinero recibe en América Latina y el que más se opone a transparentar los recursos que Pemex le transfiere”.

En la última década, el Sindicato que dirigía Romero Deschamps ha recibido de la empresa paraestatal casi mil 600 millones de pesos para realizar básicamente tres actividades: festejar fechas como el 18 de marzo y el 1 de mayo, revisar el Contrato Colectivo de Trabajo, y viajar, señaló una investigación del diario digital SinEmbargo.

Comentarios

Tipo de Cambio