Adulto mayor muere tras recibir vacuna anti COVID de Pfizer en Azcapotzalco

Foto: Cuartoscuro
Destacados lunes, 15 marzo, 2021 12:49 PM

Una persona de la tercera edad falleció ayer domingo 14 de marzo, tras recibir la primera dosis de la vacuna de la farmacéutica Pfizer contra el coronavirus SARS-CoV-2 (que causa la enfermedad COVID-19), en la alcaldía Azcapotzalco, de la Ciudad de México.

Sin embargo, Oliva López Arellano, titular de la Secretaría de Salud del Gobierno de la capital de la República, descartó que dicho deceso tenga relación con la aplicación de la dosis del biológico.

El caso “se reportó ayer que podría estar asociada a la vacuna, pero se descartó, esa persona sí fue vacunada, salió de la observación, y cuando llegó a su casa se quedó dormida y falleció”, indicó la funcionaria capitalina.

Asimismo, López Arellano informó que en este caso se aplicó el protocolo regular para detectar posibles reacciones adversas, pero al no encontrarlas, a la persona se le permitió ir a su domicilio particular.

La funcionaria capitalina afirmó que la persona presentaba problemas cardiacos, estaba “ya grave, hipertenso, diabético, y también incluso estaba bastante avanzado su enfermedad”, por lo que había estado hospitalizada en febrero pasado.

Durante una videoconferencia de prensa, López Arellano afirmó que la causa de muerte del adulto mayor inoculado fue por un infarto. “Era una persona que desafortunadamente había sido vacunada en la mañana”, señaló.

Ante la presencia de la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, la funcionaria capitalina detalló que cuando ocurre un deceso se da un seguimiento epidemiológico de un caso sospechoso asociado a vacunación, para descartarlo por completo.

Aunado a ello, a la persona fallecida se le tomó una muestra de COVID-19, misma que resultó negativa. No obstante, las autoridades capitalinas rechazaron brindar detalles del género y edad de la persona, por protección a los datos personales.

López Arellano indicó que los principales problemas después tras la vacunación contra la COVID-19 han sido dolor de brazo y articulaciones, pero ninguno de estos ha requerido atención médica mayor.

Este es el segundo caso de una persona mayor que fallece tras recibir una vacuna anti COVID-19, ya que el pasado 11 de marzo falleció una mujer a quien le habían inyectado la vacuna de la farmacéutica Sinovac, en Hidalgo.

Ante ello, un día después, el presidente Andrés Manuel López Obrador descartó que la muerte de la mujer haya tenido algo que con la inoculación. Además, negó que la vacuna china Sinovac, que se distribuyó en diversos estados, hayan estado echadas a perder, por falta de refrigeración.

“A reserva de que lo informen en la tarde, les adelanto que no hubo ningún desperdicio, ni llegaron en mal estado las vacunas. Aprovecho también para hacer un llamado a toda la población, para que no se deje manipular. No fue así, ni en Nuevo León, ni en otros estados”, indicó el mandatario nacional.

“Se pensó de que las vacunas no tenían la refrigeración suficiente. Se hizo la prueba, el análisis, resulto que no había ningún problema y se aplicaron. Ayer, también, hubo un caso lamentable en hidalgo, de una señora que falleció después de que se le aplicó la vacuna, un tiempo después, y de inmediato se relacionó el tema con la vacuna”, agregó el político tabasqueño.

“Ya se están haciendo todos los estudios, con especialistas, y al parecer no hay relación entre la vacuna y el lamentable fallecimiento de la señora. Sin embargo, le dan vuelo en los medios, no en todos, desde luego. Yo creo que nunca había habido tanto amarillismo en los medios como ahora”, indicó el titular del Poder Ejecutivo Federal.

“Por eso me veo en la necesidad de hacer un llamamiento, convocar a la gente, que no se deje engañar, que lo que lea lo vea con reserva, y lo que escuche en la radio, y lo que vea en la televisión, porque hay muchas noticias falsas. Es una temporada que estamos viviendo, de falsedades”, señaló López Obrador, durante su conferencia de prensa matutina.

“No es un asunto general, desde luego, pero sí es un fenómeno, que está relacionado con la oposición al gobierno, estoy hablando como me gusta hacerlo, con toda transparencia y de manera franca. Entonces, por afectar al gobierno, se magnifican las cosas. Vean periódicos, de hoy, de ayer. Véanlos pasado mañana y va a ser lo mismo”, dijo el mandatario nacional.

El pasado 11 de marzo, la Secretaría de Salud federal informó que ya investiga si la muerte de una mujer adulta mayor, en el estado de Hidalgo, puede estar relacionada con la aplicación de una vacuna contra el coronavirus SARS-CoV-2 (que causa la enfermedad COVID-19).

Durante la conferencia de prensa vespertina respecto a la situación de la pandemia, el titular de la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, detalló que la mujer de 75 años de edad fue vacunada a las 11:30 horas del 10 de marzo y permaneció bajo observación durante 30 minutos.

Sin embargo, al momento de salir de la unidad de vacunación, la mujer presentó un evento de muerte súbita, agregó el funcionario. “En términos de salud pública es importante establecer las causas de este evento y por eso ya se estudia el caso”, dijo.

López-Gatell Ramírez indicó que a la mujer ya se le realizó una necropsia que ayudara a identificar las posibles causas de muerte. Por los resultados preliminares, señaló el funcionario federal, no existe hasta el momento ningún hallazgo de que la vacuna pudiera haber sido factor determinante.

Según el subsecretario, lo que sí se encontró como un dato preliminar evidente fue una enfermedad cardíaca crónica, “una afección de la válvula mitral, que es una condición de salud que en décadas pasadas estaba muy asociada con la fiebre reumática, que afectaba a personas jóvenes, pero se presentaban los daños de forma tardía en la anatomía cardíaca”.

López Gatell Ramírez aclaró, también, que este fue solo un hallazgo, no un dictamen, por lo que adelantó que el próximo 16 de marzo se continuará con el estudio de tejidos de la mujer que recibió la vacuna Sinovac -desarrollada por la farmacéutica china CoronaVac- en la localidad de Estación de Apulco, en el municipio de Metepec.

Antes, el gobernador de Hidalgo, Omar Fayad Meneses, solicitó ese mismo día a la Secretaría de Salud Federal, investigar si la muerte de la mujer adulta mayor estaba relacionada con el hecho de que momentos antes había sido vacunada contra la COVID-19.

Lo anterior fue expuesto por el mandatario hidalguense durante la reunión virtual entre autoridades sanitarias federales, la Secretaría de Gobernación (SEGOB) y gobernadores o representantes, en la que se abordó la estrategia nacional de vacunación.

“Solicité realicemos una investigación entre la autoridades competentes de Salud y apoyados por la Secretaría de Salud de Hidalgo, para conocer las causas que propiciaron el lamentable fallecimiento de una persona adulta mayor en este proceso de vacunación en Hidalgo”, anunció Fayad Meneses en su cuenta de la red social Twitter.

En el estado de Hidalgo, las vacunas contra la COVID-19 que se están aplicando en la capital, Pachuca, son las de la farmacéutica estadounidense Pfizer, mientras que para la zona Otomí-Tepehua se destinaron las dosis de la china Sinovac.

El pasado 5 de marzo, Marcelo Ebrard Casaubón celebró que México había recibido el Certificado de Análisis de la vacuna anti COVID de Sinovac, por parte de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS). Unos días después, llegaron a México un millón de dosis, las cuales comenzaron a aplicarse de forma inmediata.

Comentarios

Tipo de Cambio