Marina y el control del partido

Foto: Cristian Torres
Cachanillaz lunes, 8 febrero, 2021 12:00 PM

El domingo 31 de enero, el presidente del Comité Ejecutivo Nacional de Morena, Mario Delgado Carrillo, acompañó a su amiga, la alcaldesa Marina del Pilar Ávila Olmeda, para registrar su intención de competir como aspirante a la candidatura del partido guinda a la elección de titular del Poder Ejecutivo estatal este año y darle el espaldarazo. Algo que pareció redundante, pues tal posición se la concedió el líder morenista desde diciembre de 2020.

Después de entregar el documento, Ávila Olmeda y Delgado Carrillo brindaron una conferencia de prensa a las afueras del edificio del Instituto Estatal Electoral (IEE), donde no hubo acarreo, solo el círculo cercano de la presidente municipal, como su ex secretario Netzahualcóyotl Jáuregui, el diputado Juan Manuel Molina y la coordinadora de Proyectos Estratégicos, Julieta Ramírez, por citar algunos.

Lo que llama la atención es que, pese a la presencia del dirigente nacional de Morena, se registró la ausencia del delegado con funciones de presidente del partido, Ismael Burgueño Ruiz, quien al parecer ni siquiera fue requerido para sostener alguna reunión o plantear trabajos con la estructura del instituto político.

Y es que resulta evidente que Burgueño Ruiz y Ávila Olmeda tienen una relación desgastada, lo cual se acentuó desde el mes de septiembre, cuando la hoy aspirante a la candidatura al Gobierno del Estado por Morena y el -todavía- gobernador Jaime Bonilla Valdez, orquestaron un “golpe de Estado” dentro del Consejo Político de Morena, con la intención de imponer a César Castro Ponce -marinista- como líder del partido.

Bonilla quedó “con un huevo en la cara” -inexplicable frase a la que él recurre para burlarse de la prensa cuando exhiben algún acto irregular de su mandato-, pues el “pinochetazo” operado por emisarios de ambos, fue desechado por la entonces dirigencia de Alfonso Ramírez Cuellar, precisamente el que impuso a Burgueño Ruiz al frente de Morena en la entidad.

A pregunta directa del autor de esta columna a Mario Delgado sobre quién es el representante de Morena en la entidad, este comentó que la única dirigencia reconocida en el partido es la de Burgueño, pero llama la atención que no estuvo presente en ninguna de las reuniones de carácter político con Marina y con Delgado, pese a que la gira de trabajo inició desde el sábado 30 de enero, cuando agendó una reunión con el gobernador en Tijuana.

Una de las principales cualidades de Marina del Pilar desde que llegó a los cargos de elección popular, ha sido la de saber esperar los tiempos y mantener relaciones cordiales con grupos contrarios, incluso en momentos de mayor tensión y conflicto. Sin embargo, esto no quiere decir que no tenga favoritos, intereses políticos e intenciones de apoderarse del partido, donde queda claro que Burgueño no cabe en los planes, por lo que no descartemos que termine siendo un dirigente solo de membrete.

Nada concretan

La diputada Miriam Cano Núñez ha sido una de las pocas que ha impulsado temas trascendentales y de Derechos Humanos en el Congreso del Estado. Acompañada de los regidores Juan Manuel Molina y Montserrat Caballero Ramírez, intentaron modificar la Constitución de Baja California para legislar el matrimonio igualitario, y en las últimas semanas han puesto sobre la mesa reformas al Código Civil para concretar la identidad sexogenérica y la despenalización del aborto.

Sin embargo, los tres temas, que serían de trascendencia para la vida pública de Baja California, han sido rechazados o ni siquiera llevados a pleno, lo que deja en evidencia el poco interés de los morenistas y de Jaime Bonilla Valdez por impulsar tal agenda social. Eso sí, utilizan el Poder Legislativo para ocurrencias y juegos, los cuales concretan en cuestión de días, sin importar cuántas leyes sean violentadas.

Lamentablemente, este es el discurso de los gobiernos de la Cuarta Transformación en Baja California, los cuales presumieron grandes reformas, pero al final demostraron que tienen mucho del “viejo régimen” entre sus filas.

 

Comentarios

Tipo de Cambio