Investigan supuesta muerte de hijo de “El Azul” por COVID en Culiacán; estaba prófugo

Destacados martes, 19 enero, 2021 6:12 AM

Juan José Esparragoza Monzón, alias “El Negro” o “El Azulito”, hijo de Juan José Esparragoza Moreno, “El Azul”, supuestamente falleció por consecuencia del coronavirus SARS-CoV-2 (que causa la enfermedad COVID-19), en una clínica de Culiacán, Sinaloa.

Según el semanario Ríodoce, Esparragoza Monzón, de 49 años de edad, ingresó con un nombre falso a al hospital Cemsi y posteriormente su cuerpo fue velado en la funeraria Moreh, a la cual llegaron agentes de la Fiscalía General de la República (FGR), quienes intentaban identificarlo, ya que era prófugo de la justicia.

Después, el cuerpo Esparragoza Monzón fue trasladado a la funeraria San Martín, del fraccionamiento Montebello, a donde llegaron decenas de coronas florales, según lo informó el mismo semanario.

Otra de las versiones, vertida por Línea Directa, apunta a que el hijo de “El Azul” habría permanecido durante dos meses en una clínica particular, debido a complicaciones de salud tras confirmarse que era portador del SARS-CoV-2.

Por su parte, Cristóbal Castañeda Camarillo, secretario de Seguridad Pública de Sinaloa, confirmó que elementos de la FGR realizan estudios periciales al cuerpo sin vida de la persona que podría tratarse de Esparragoza Monzón.

El funcionario estatal detalló que peritos de la FGR acudieron a la funeraria Moreh, ubicada en la colonia Almada, donde era velado el cuerpo de una persona del sexo masculino, el cual se presume podría corresponder al hijo de “El Azul”.

Castañeda Camarillo precisó que al ser Esparragoza Monzón un prófugo de la justicia, de inmediato se estableció comunicación entre autoridades del Centro Penitenciario de Aguaruto y la FGR. Asimismo, indicó que existía una orden de aprehensión contra el “Negro”.

El secretario de Seguridad Pública estatal dijo que de confirmarse que el cuerpo de esta persona corresponde al hijo de “El Azul”, su ingreso a una clínica privada para tratarse de la COVID-19, donde falleció, pudo darse con un nombre falso, para de esta forma pasar desapercibido.

“Suponemos que fue ingresado a un centro hospitalario con algún otro nombre y obviamente verificaremos a través de la Fiscalía General de la República, pues ellos tienen los peritajes para acreditar o no la personalidad de esta persona”, explicó el funcionario estatal.

¿QUIÉN ERA EL HIJO DE “EL AZUL”?

El hijo de “El Azul” había sido detenido el 19 de enero de 2017, en un operativo conjunto llevado a cabo por Secretaría de Narina (SEMAR) y la entonces Procuraduría General de la República (PGR), en Culiacán. Esparragoza Monzón era considerado por el Gobierno Federal como uno de sus 122 objetivos prioritarios.

Hasta antes de su captura, “El Negro”, originario de Culiacán, se desempeñaba como operador del cártel fundado por su padre en compañía de Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, alias “El Chapo” -extraditado y condenado en Estados Unidos-, y de Ismael Zambada García, alias “El Mayo”.

En conferencia de prensa, el entonces Comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia, indicó que el hijo de “El Azul” coordinaba una red de distribución de drogas y administraba ganancias del Cártel de Sinaloa.

“Mismas que presumiblemente invertía en la compra de bienes inmuebles y en la creación de empresas en los estados de Baja California, Baja California Sur, Jalisco, Querétaro, Sinaloa, donde también mantenía actividades delictivas”, refirió el entonces funcionario federal.

Sales Heredia abundó que Esparragoza Monzón también era considerado uno de los generadores de violencia en las ciudades fronterizas de Mexicali y Tijuana, en Baja California. El hijo de “El Azul” fue detenido junto a Jesús Alfredo Beltrán Bojórquez, quien fungía como su escolta.

Durante su captura, a ambos le fueron aseguradas una arma larga y dos cortas, equipos de comunicación, así como paquetes y envoltorios con cocaína. Los detenidos fueron puestos a disposición del Ministerio Público de la Federación en Culiacán y, posteriormente, remitidos a un juez federal.

Sin embargo, el 16 de marzo del 2017, Esparragoza Monzón escapó, antes de ser extraditado a Estados Unidos, del Centro Penitenciario de Aguaruto, en Culiacán, de donde también se fugaron: Alfonso Limón Sánchez, “El Limón”; Jesús Peña González, “El 20”; Rafael Guadalupe Félix Núñez, “El Changuito Antrax”; y, Francisco Javier Zazueta Rosales, “El Pancho Chimal”, fallecido durante un enfrentamiento con las autoridades.

Esparragoza Monzón era hijo de Gloria Monzón Araujo, quien ha sido señalada por el Departamento del Tesoro de EE.UU. de haber creado una red de gasolineras en Culiacán, mismas que presuntamente servían de fachada para blanquear recursos, y que fueron incautadas por la entonces PGR.

¿QUIÉN ES EL CAPO “EL AZUL”?

Por su parte, “El Azul” es buscado por autoridades federales de México y Estados Unidos, aunque en algunas versiones señalan que falleció en mayo del 2014, por un infarto provocado por las lesiones que sufrió tras un accidente automovilístico, lo que no ha sido confirmado.

La muerte de Juan José Esparragoza Moreno -quien fungió como comandante de la Dirección Federal de Seguridad (DFS)- fue desmentida por el entonces procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, así como por el entonces gobernador sinaloense, Mario López Valdez, conocido también como “Malova”.

En EE.UU., durante la década de 1990 y 2000 al capo sinaloense se le conoció como “El conciliador”, debido a que reportes de inteligencia indicaban que fue él quien organizó diferentes encuentros para acabar con las disputas entre el Cártel de Sinaloa, el Cártel de Juárez, el Cártel de Tijuana y el Cártel del Golfo.

En enero de 2016, elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la entonces PGR, detuvieron en Zapopan, Jalisco, a Mario Sánchez Garza, identificado como el principal blanqueador o lavador de dinero de “El Azul”, uno de los fundadores del Cártel de Guadalajara en la década de 1970.

Comentarios

Tipo de Cambio