Después de las agresiones de Bonilla, FGE imputa homicidio a AGC

Foto: Ramón T. Blanco Villalón
Edición Impresa lunes, 25 enero, 2021 1:00 PM

La Fiscalía General del Estado citará a

comparecer al alcalde de Tijuana, al

secretario de Desarrollo Económico del

municipio, al ex secretario de Seguridad

Pública y al ex director de Inteligencia de

la misma área, por el asesinato de un

facebookero que, según su testimonio,

había sobrevivido a un atentado ordenado

por los hermanos René y Aquiles Arzate,

del Cártel de Sinaloa en Tijuana. Señalan

a los funcionarios y ex funcionarios

municipales de homicidio calificado y

pandillerismo.

Como parte de la campaña del gobernador de Baja California, Jaime Bonilla Valdez contra el alcalde de Tijuana, Arturo González Cruz, estuvo la acusación directa sobre su presunta participación en el asesinato de un facebookero que publicaba información de inseguridad y violencia, que además, había sido sentenciado por extorsión.

De esas agresiones del gobernador hacia el presidente municipal tijuanense, la tarde del jueves 21 de enero, el primer edil fue notificado en su domicilio particular de un citatorio emitido por la Fiscalía General del Estado (FGE) para informarle sobre la investigación por su probable participación en el homicidio de Mariano Rafael Soto Cortez, ocurrido el 4 de octubre de 2020.

El citatorio de la fiscalía estatal, dependencia a cargo del compadre del gobernador, Guillermo Ruiz Hernández, fue contra González Cruz; Arturo Pérez Behr, secretario de Desarrollo Económico de la ciudad; Jorge Alberto Ayón Monsalve, ex director de Seguridad Pública y Tránsito; y Geibel Bolaños Guzmán, ex director de Inteligencia de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal.

De acuerdo con el documento al que ZETA tuvo acceso, la fiscal Dulce María Carrillo Flores solicitó liberar el citatorio contra los antes mencionados por su probable participación en la ejecución del facebookero, quien el 27 de septiembre de 201, fue condenado a cinco años de prisión en semi libertad por el delito de extorsión con alevosía en contra del entonces empresario Arturo Pérez Behr.

La sentencia incluía recluirse los fines de semana en el Centro de Reinserción Social de La Mesa y pagar una multa de 300 días de salario mínimo vigente. Sin embargo, debido al inicio de la pandemia por la enfermedad COVID-19, la sentencia de Soto fue suspendida el 23 de marzo de 2020.

Los delitos que la FGE le imputa tanto al alcalde de Tijuana como al secretario, al ex director de la Policía y al ex encargado de Inteligencia, son:

* Homicidio calificado con premeditación y alevosía en grado de ejecución tentativa.

* Abuso de autoridad ambos delitos.

* Pandillerismo, delito que agrava los anteriores.

* Intimidación agravada por ser miembro de corporación policial, en este caso instruida en contra de Jorge Alberto Ayón Monsalve, dentro del número de caso 0204-2020-35234.

En el documento, la FGE indica que a las 12:30 horas del 4 de marzo de 2021 se celebrará la audiencia de imputación contra los funcionarios y ex funcionarios municipales, de manera virtual en la Sala 18, a través de la plataforma Zoom.

Sin embargo, en el citatorio entregado en la casa particular de González Cruz, se determina que personal de la FGE llegará el 22 de enero, es decir, un día después, para hacerle de su conocimiento la cita, en calidad de imputado, el 4 de marzo.

ZETA buscó al fiscal central Hiram Sánchez, quien solo informó que se siguen las distintas líneas de investigación expuestas anteriormente, sin confirmar que exista una imputación directa sobre los antes mencionados. Se le preguntó si había más personas implicadas en la investigación del homicidio, dado que Soto acusó en un video posterior a un atentado, a los hermanos y narcotraficantes René y Aquiles Arzate, del Cártel de Sinaloa. El fiscal se negó a proporcionar más información.

“GOBERNADOR, ESTE ES UN JUEGO SUCIO Y PERVERSO”: AGC

Luego que ZETA diera a conocer el citatorio girado por parte del FGE contra Arturo González Cruz y algunos de sus colaboradores por su probable participación en el homicidio de Mariano Rafael Soto Cortez desde el 19 de enero de 2021, el alcalde de Tijuana respondió en un video que se trata de un intento más del gobernador del Estado por entorpecer su aspiración política, ahora por la reelección en la alcaldía.

“Jaime Bonilla atenta contra mis libertades y utiliza la justicia de manera facciosa para sus intereses políticos”, acusó el edil.

Aseguró que el Ejecutivo estatal aprovecha cada oportunidad para mentir y difamarlo, “ahora en un acto arbitrario pretende privarme de mi libertad, tratando de culparme por un caso en el que no tuve, ni tengo nada que ver”. Todo como amenaza directa para que no participe en el siguiente proceso electoral, agregó.

“Gobernador, este es un juego sucio y perverso. Los tijuanenses no merecemos esto, mis derechos siguen a salvo y haré todo lo posible para lograr la candidatura para Tijuana, las cosas así no se hacen. ¡Ya basta de usar los recursos públicos para intimidarme y afectar a Tijuana! Todo por tu ganancia política y tu beneficio personal. Y a todos los tijuanenses les digo: no tengo nada que ver en este asunto, y tú, gobernador, sabes perfectamente eso”, finaliza el alcalde en la video respuesta.

 

EL HOMICIDIO DEL EXTORSIONADOR

La tarde de 4 de octubre de 2020, a Mariano Rafael Soto Cortez, administrador de una cuenta de Facebook dedicada a la exposición de temas de inseguridad y quien cumplía en libertad una condena por extorsión, lo mataron de varios tiros en el pecho.

De acuerdo con el Informe Policial Homologado (IPH), fue atacado alrededor de las 17:48 horas, cuando se encontraba dentro de un vehículo Volkswagen Bora de color blanco, estacionado en Calle Prolongación Paseo de los Héroes, Colonia Anexa 20 de Noviembre en Otay, justo frente a la tienda La Pajarita. Los paramédicos que llegaron, lo declararon sin vida.

El 9 de septiembre, Soto denunció en redes sociales haber sido víctima de un atentado. Lo habían contactado ofreciéndole despensas para repartir, y al llegar fue atacado. Recibió dos balazos en la espalda y otro en un brazo. Ese día realizó una transmisión de Facebook mientras buscaba atención médica.

En uno de los videos que circulan en internet, se le ve acusar a quienes responsabiliza del atentado. Ninguno es el alcalde de Tijuana. Aquí la transcripción de la videograbación:

“Traigo una en el hombro y tres balazos en la espalda, sea quien haya sido, simplemente fue porque yo publico la verdad, este atentado yo se lo atribuyo al Cártel de Sinaloa, directamente culpo a René Arzate ‘La Rana’, al ‘Aquiles’ y al comandante de la Policía Estatal Preventiva, el Cristian, al que he venido señalando de la PEP…”.

Con esas palabras y doliéndose físicamente, Soto concluyó el video.

Comentarios

Tipo de Cambio