Crisis pandémica en BCS: más de 200 hospitalizados, 70 en estado crítico

BCS con récord de contagios, más de mil por semana
BCS sábado, 23 enero, 2021 4:34 PM

Mulegé y Los Cabos migran de un Sistema de Alerta Sanitaria 3 a 4; Loreto, Comondú y La Paz, con alerta 5. Este nivel “es más restrictivo, afecta o influye sobre la movilidad, pero es con la finalidad disminuirla y parar los contagios que se están dando”, advierte el secretario de Salud, Víctor George Flores

 

 

 

Más de mil 600 casos activos, por arriba de las 900 defunciones y con promedio de 10 fallecimientos por día en la última semana, era el saldo de la COVID-19 al jueves 21 de enero en Baja California Sur.

“Los casos se incrementaron, y prácticamente estamos hablando que en esta semana que va a cerrar, apenas llevamos acumulados mil 087 casos, incluso ya rebasando lo que previamente habíamos tenido en la semana 31, 32, que eran 800 casos. Nunca habíamos rebasado los mil casos activos, ya los rebasamos y esperamos que la próxima semana se va a incrementar. Igualmente, el número de hospitalizados incrementó, no en proporciones como los hemos tenido, pero posiblemente se incrementen”, reconoció el secretario de Salud del Estado, Víctor George Flores.

En cinco días, Los Cabos aumentó 90 casos activos más, es decir, un incremento de 25%. Son los efectos de las fiestas de fin de año y la falta de restricciones de la movilidad que, por el ciclo de incubación del virus, corresponden a finales de diciembre e inicios de enero. Las defunciones subieron 15 registros en cinco días, es decir, tres personas perdieron la vida cada día.

Mulegé, municipio que también tiene menores restricciones de movilidad, sigue al alza, con 120 casos activos, además de cuatro fallecimientos más en este periodo.

En cinco días 53 fallecimientos por COVID, Gobernador avizora más defunciones

 

 

“Mulegé y Los Cabos migran de un Sistema de Alerta Sanitaria 3, a un sistema de alerta 4, es más restrictivo; y los municipios de Loreto Comondú y La Paz, principalmente, que están operando en un nivel de alerta cuatro, migran a un nivel 5, lo cual es más restrictivo, y afecta o influye sobre la movilidad, pero es con la finalidad disminuirla y parar los contagios que se están dando”, refirió Flores.

La Paz también se encuentra en una etapa crítica: de 826 casos activos hace cinco días (al cierre de edición), subió siete casos activos más para situarse en 833, es decir, menos del 1% más que cinco días atrás (19 de enero).

En cuanto a las defunciones, hubo 24 más, casi cinco en promedio por día en la Capital del Estado. Comondú bajó de 156 casos activos a 145, y en lo referente a defunciones, en cinco días se registraron nueve fallecimientos.

Loreto es uno de los municipios que mayor disminución tuvo de casos activos, 38% menos en cinco días y solo un fallecimiento.

“En La Paz, Comondú y Loreto, dejan de operar los establecimientos de lavado de autos, muebles, las agencias de actividades turísticas, salones de belleza, mueblerías, electrodomésticos y similares; tiendas de electrónica, pollerías, comercio de perfumería y cosméticos, comercio al por menor de juguetes, juegos de video, reparación de calzado, accesorios para celulares, gimnasios y centros deportivos del sector público y privado tipo A; florerías, tienda regalos, papelerías, artículos de mercería y bonetería, impresión y similares, fabricación y venta de textiles; sastrerías, talleres de costura, venta de saldos nuevos, electrónica y enseres domésticos, comercio y venta de aparatos deportivos, entre otros”, especificó el secretario de Salud en Baja California Sur.

La Paz es el municipio con más restricciones, aunque los casos no subieron drásticamente como Los Cabos. En la Capital, la movilidad se limitó al Malecón y las actividades turísticas, no así en el municipio del sur.

“En actividades sociales dejan de operar el Malecón, desde el punto de vista peatonal, se restringe la actividad peatonal del Malecón y deportiva, prácticamente sería la movilidad de la zona del Malecón, eventos religiosos y de cultos se restringen, paseos en lancha, pesca recreativa, cines, auto cines, bibliotecas, teatros y galerías de arte. Eso es lo que se restringe en La Paz, Loreto y Comondú”, reiteró el funcionario.

 

 

MÁS DE 200 HOSPITALIZADOS, 70 EN ESTADO CRÍTICO

En solo cinco días a nivel estatal, se registraron 53 fallecimientos. Lo peor es que aún hay más de 200 personas hospitalizadas al cierre de la edición, aproximadamente 70 en estado crítico o intubados.

“El virus sí existe, no lo vemos, pero causa estragos. Aunque tengamos más de 200 vitalizados en nuestro sistema de Salud, si bien afortunadamente todavía tenemos capacidad instalada, son vidas de pacientes hospitalizados, sobre todo intubados, que algunos no la van a hacer, desgraciada y estadísticamente, estoy hablando de que habrá algunos fallecidos”, lanzó Víctor George Flores.

Las largas filas siguen siendo una constante para realizarse la prueba de coronavirus, el turno matutino es el de mayor solicitud, por las tardes es menor la demanda, pero siguen llegando vehículos con pacientes.

El gobernador Carlos Mendoza Davis fue claro en su mensaje a la población: de cada 100 personas que se contagien, cinco tendrán un pronóstico complicado, desafortunadamente con un desenlace crítico.

“La regla es: mayores contagios, mayor ocupación hospitalaria, y lamentablemente, más defunciones. De cada 100 personas que se contagien, irremediablemente cinco habrán de morir. De un total de 445 camas disponibles para atender pacientes COVID, 199 se encuentran ocupadas. Solo tenemos en disposición 246 camas y 159 ventiladores adicionales”, afirmó el mandatario.

Por ejemplo, la clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en La Paz es la de mayor atención a pacientes COVID, mientras que el Hospital Salvatierra se está quedando sin camas para atender a más pacientes, Los Cabos también va en aumento, pero esto es generalizado en los 16 hospitales que atienden la pandemia, ya que en todos aumentó la necesidad de hospitalización.

 Del lote de vacunas que llegaron a la entidad, fueron aplicados en su totalidad

 

VACUNACIÓN CON IRREGULARIDADES

Lo que parecía ser una solución, ha dejado muchas dudas. La vacuna llegó, pero por una u otra razón trabajadores de la salud tuvieron reacciones y no podrán recibir ya la segunda dosis; en otros casos las vacunas fueron desviadas para atender a otras personas no registradas.

La distribución que hicieron las Fuerzas Armadas y el Gobierno Federal, vulneró a trabajadores del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE), ya que, si bien pidieron la inmunización, se priorizaron áreas que no realizaron la solicitud.

“Recibimos 4875 dosis de vacunas, se distribuyeron en contenedor especial con hielo seco para mantener la temperatura a los 70 grados, se distribuyó, el encargado de la distribución fue la Marina, Fuerzas Armadas. Ellos se encargaron de transporte, custodia y distribución a cada una las instituciones del Sector Salud y se tomaron en cuenta desde el inicio para puntos de vacunación los Hospitales de Infección Respiratoria Aguda. Tenemos 16 hospitales ya establecidos y la vacuna solo llegó para 14 puntos, fue la distribución que hizo México, quedó descubierto en esta semana el Salvatierra y el Hospital Militar”, lamentó el secretario estatal de Salud, Víctor George Flores.

Lamentablemente la institución encargada de la salud en BCS fue hecha a un lado, todo por la estrategia centralizada que planteó el Gobierno Federal. En algunos casos los registros fueron duplicados y hubo vacunas doblemente asignadas a trabajadores del IMSS, que también están registrados en el ISSSTE. En lugar de redirigirse a personal de hospitales, se entregó a distintas áreas, situación que ha causado molestia en el Sector Salud.

“Cabe aclarar que los datos de vacunación, la Secretaría de Salud en este caso muy inédito, no está llevando los censos, los está llevando la coordinación, que era la Secretaría de Marina. Cada institución reporta a la Ciudad de México sus avances y se reporta a la coordinación local”, dijo George Flores.

Diana Lina Peña, secretaria general del Sindicato Nacional Auténtico y Democrático del ISSSTE, denunció que en Baja California Sur no se respetó la distribución de vacunas, afectando a personal de hospitales que reciben a pacientes COVID.

Las vacunas se entregaron al Hospital María Luisa de la Peña y a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), ya que las propias Fuerzas Armadas distribuyeron los medicamentos, afectando a los trabajadores del ISSSTE con un gran porcentaje de dosis.

Marina y SEDENA los encargados de distribuir vacunas por instrucciones de la Federación

Supuestamente se entregaron mil 415 vacunas, pero la representante sindical informó que fueron 790; el resto se envió a la Sedena y Marina, así como a un hospital privado. Quedaron sin inmunización la Clínica Familiar de Loreto y el antiguo Hospital del ISSSTE de La Paz.

“Las vacunas que nos llegan, cubren todas las plantillas de estos hospitales de atención a enfermedades respiratorias, que al principio solamente era la instrucción para los trabajadores de los ‘covitarios’, pero llegaron de más; incluso estamos revisando que sobrepase la plantilla de cada hospital para todas las instituciones, hemos estado pidiendo las instrucciones”, indicó el secretario estatal de Salud.

Hubo un completo desorden en la solicitud y entrega de vacunas, primero enviaron de más, ya que hay trabajadores registrados en diversas instituciones de Salud federal; en lugar de aplicar a los hospitales, los sobrantes se entregaron directamente a personal de Fuerzas Armadas sin haberlas pedido.

“Como cada unidad mandó su censo, nos habían dicho que en México iban a depurar, tal parece que no, y hay médicos o enfermeras que van a aparecer en diferentes instituciones. No tengo los censos de otras instituciones, pero hay médicos que trabajan en dos o tres lugares, obviamente si se vacunaron en el ISSSTE, ya no se van a vacunar en el IMSS”, insistió Víctor George Flores.

 

AUMENTO DE CONTAGIOS Y FALLECIMIENTOS

A partir de la tercera semana de noviembre, la situación se vino a complicar. El número de contagios se triplicó, de poco más de 400 casos, superó los mil por semana y contando. Al cierre de esta edición, jueves 21 de enero, apenas se estaría cerrando la más reciente semana, y los números van por encima en comparación a la anterior.

Juan Luna Carballo, subdirector de Epidemiología de la Secretaría de Salud, confirmó un aumento de más del 40%, de semana a semana, esto es apenas es el registro de la tercera semana de diciembre, falta la última de 2020 y las primeras dos de 2021.

“Tenemos cerrada ya la semana 52, que corresponde del 20 al 26 de diciembre, de esa forma tenemos acumulados 775 casos, lo que estamos visualizando para la semana 53, que cierra el próximo sábado, ya tenemos un incremento del 40.3% de los casos de COVID, y esa cifra como todavía no está cerrada, podrán agregarse aunque sean pocos casos, pero puede incrementarse a un poco más. La Semana 1, que tenemos entre nueve y diez días para que cierre, estamos acumulando 926 casos, y esta semana que comenzó este domingo, tenemos acumulados 107 casos positivos en el Estado”, contabilizó el funcionario.

El Comité Estatal de Seguridad en Salud implementará medidas preventivas de protección

De 406 casos en la semana 46, a más de 1000 en la 52, es un notable aumento, con miras a seguir sumando contagios en los últimos días.

El Comité Estatal de Seguridad en Salud se dijo preocupado por la cantidad de contagios que dejó diciembre, por ello se tomó la determinación del nivel de alerta diferenciada: dos municipios en Nivel 4 y tres en 5, todo depende de la evolución de la pandemia, que podría llevar al encierro total.

“Hemos visualizado como un columpio, hemos tenido un pico muy importante para las semanas 30, 33 y 34, logramos tener una disminución sostenida durante varias semanas, sin embargo, a partir la 46, comenzamos a tener aumentos paulatinos, que no generaban tanta alerta, como está generado este salto que vimos de la semana 49 a la 50, y aún más en esta semana que estamos cursando, la semana 52 a la 53”, puntualizó Luna Carballo.

El hecho que al cierre de edición hayan bajado los casos activos y hospitalizados, no refiere que se haya domado la pandemia, sino que hubo más fallecimientos. Cada día hay más pacientes intubados, al igual que defunciones.

“Tenemos 203 pacientes hospitalizados, de ellos, el 32% (65) están intubados, la mayor parte están concentrados en el IMSS en La Paz, seguido del Hospital Salvatierra con 24 pacientes también en La Paz, y tenemos acumulados 21 en la Clínica 26; 23 en la expansión que se ha realizado para la atención exclusiva de pacientes COVID. En general, todos los hospitales han incrementado sus capacidades”, lamentó el epidemiólogo.

Por su parte, el secretario Víctor George Flores habló de la capacidad instalada y las dificultades por las que están atravesando, considerando el número de camas reconvertidas y el número de pacientes, que refleja un 40% de ocupación hospitalaria.

De seguir aumentando el número de contagios, es muy probable que en próximos días suba aún más la cantidad de hospitalizados, lo que implica más trabajo para el personal de Salud, mismo que ya está cansado, algunos sin tomar vacaciones.

“El (Hospital) María Luisa de la Peña, estamos hablando que tiene cuatro pacientes y tiene disponibles 31 camas; el Salvatierra tiene 24 pacientes, dos camas disponibles; en Los Cabos, el hospital móvil tiene 32 camas, 14 pacientes. El IMSS tiene 173 camas reconvertidas, tienen ocupadas 117, 56 están libres; el ISSSTE, de 40 tiene 24 ocupadas con disponibilidad de 16; la Sedena tiene 20 camas, ocupadas ocho; el Hospital Naval solo tiene cuatro y una cama ocupada; y la Iniciativa Privada, de 20 camas disponibles, tiene ocupadas seis”, confirmó el secretario de Salud en BCS.

Comentarios

Tipo de Cambio