2021 debe ser grandioso para Natalia Botello

Fotos: Internet
Deportez lunes, 4 enero, 2021 12:15 PM

Personaje destacado

 

 

 

2020 debió ser un año de competencia olímpica en Tokio, pero la pandemia de COVID-19 echó abajo los planes de muchos deportistas.

La contingencia sanitaria y los planes de los gobiernos por mantener a la población lejos de las calles, ocasionó el cierre de gimnasios, centros especializados de deporte y los espacios administrados por los gobiernos. Y aunque los propios atletas dedicaron tiempo para entrenar en casa, no fue lo mismo. Después, reabrieron con algunas restricciones y, desafortunadamente, volvieron a cerrar.

Pero entre lo destacable, aquellos que pudieron competir y ganar, se encuentra la esgrimista Natalia Botello Cervantes. Tuvo competencias en los primeros meses del año, en enero se hizo del primer lugar en la Copa del Mundo de Plovdiv, Bulgaria; y en febrero, obtuvo oro y plata en los campeonatos panamericanos de Colombia y El Salvador.

Natalia se encontraba en el proceso de búsqueda de su pase olímpico, un proceso complicado por la competencia en su categoría y por las distintas competencias. Así que luego de conocerse el aplazamiento de Tokio para 2021, fue un trago difícil de digerir para la medallista juvenil de Buenos Aires 2018.

Antes de que se diera la cuarentena en todo el mundo, se encontraba en Bélgica en plena concentración y tuvo que regresar a México.

“No pude terminar el proceso debido al COVID-19. Nos llegó la noticia y nos tuvieron que regresar de emergencia, estábamos por terminar la última Copa del Mundo que era clasificatoria para olímpicos antes del preolímpico y estábamos en la disputa mi amiga Julieta Toledo y yo”, relató.

Aunque reconoce que este compás de espera le cayó como anillo al dedo:

“Me pude dar el tiempo de descansar, habíamos tenidos años mucho muy difíciles con muchas competencias, y más por buscar la clasificación en Tokio 2020, la verdad que la pandemia me vino a favorecer en cierta medida porque estábamos cansados de viajar y entrenar, también sirvió para pasar tiempo con la familia, para celebrar mi cumpleaños con ellos”.

Actualmente la sablista tijuanense figura en el ranking oficial de la Federación Internacional en tercer lugar mundial, por lo que, a consideración de la Federación Mexicana, era fuerte candidata a ganar el premio nacional, pero en esta ocasión no lo logró. El premio que sí obtuvo de nueva cuenta, fue el estatal.

“Después de un año lleno de sacrificios, entrenamientos, lesiones, desmotivaciones, triunfos y demás, se nos reconoció nuevamente que seguimos siendo una carta fuerte para México y para el Estado. Ambos salimos de casa y estamos mucho tiempo fuera. Ambos pasamos cumpleaños lejos de la familia. Ambos compartimos el mismo sueño olímpico, y junto a mi entrenador, Alain Tandrón, ambos somos nuevamente Premio Estatal del Deporte 2020”, reveló Natalia a través de sus redes sociales.

Botello ya había obtenido el Premio Estatal en 2017, semanas después de ser reconocida con el Premio Nacional del Deporte que otorga el Gobierno Federal. Superó en las votaciones a la halterista de Mexicali Aremi Fuentes, quien obtuvo medalla de plata en los Juegos Panamericanos de 2019 en Lima, Perú, y al remero Alexis López, de San Felipe, medallista de oro también en Lima.

Como meta a corto plazo, están a la vista los Primeros Juegos Panamericanos Juveniles en Cali, Colombia 2021, y solo le faltan dos puntos para clasificar al preolímpico que irá a buscar a Panamá en abril, solo que tendrá que hacerlo frente a Julieta Toledo.

“Quiero ir a Tokio, mi entrenador habló conmigo y me comentó que será un proceso muy difícil, estás consciente de lo que vas a sacrificar por ir, y mira, ya estamos arriba del tren y todo puede pasar”, confió la esgrimista.

 

UNA CARRERA DE LOGROS

A los 14 años de edad, Natalia Botello ya era multicampeona nacional del programa de Olimpiada y participó en sus primeros campeonatos mundiales juveniles, donde obtuvo un bronce en la competencia para menores de 16 años y un oro, derrotando a participantes de 17 y 18 años, además de un bronce por equipos que la convirtieron en la primera campeona mundial juvenil y triple medallista en la historia de la especialidad. Algo que no había sucedido antes en la Esgrima en México.

En 2017, fue elegida para recibir el Premio Nacional del Deporte en la categoría Deporte No Profesional, y, en abril de 2018, subió al podio por segundo año consecutivo en el campeonato mundial juvenil de la especialidad en Verona, consiguiendo medalla de plata. También portó la bandera nacional en los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018, donde logró la plata.

En el Campeonato Panamericano de Esgrima Juvenil y de Cadete, celebrado en Colombia, sumó su tercera medalla de oro en este tipo de certámenes, tras La Habana 2017 y Costa Rica 2018. Y lideró al equipo mexicano, integrado por Melanie Salgado, de Nuevo León; Kim Foon, de Tamaulipas; y Diana González, de Quintana Roo.

Por estas hazañas, Natalia Botello es, para ZETA, Personaje del Año 2020 en el Deporte.

Comentarios

Tipo de Cambio