Personal médico del HGT a la deriva de la Secretaría de Salud

Destacados jueves, 31 diciembre, 2020 1:12 PM

El personal médico del Hospital General de Tijuana se encuentra a la deriva de la Secretaría de Salud de Baja California, a cargo de Alonso Pérez Rico. Los enfermeros y doctores del centro médico denunciaron a ZETA que trabajan sin el equipo adecuado para atender a los pacientes enfermos y en estado crítico de la COVID-19.

Con el aumento de casos registrados en el estado y la llegada de más pacientes en estado crítico de salud, con el 91.85% de ocupación de las camas disponibles los enfermeros y doctores están ingresando a las áreas covid solo con bata, sin guantes, botas y petos para protegerse del virus.

En primer piso en el turno matutino hay 5 personas contagiadas de COVID-19 a los cuales ya se les practicó radiografías de tórax. En el segundo piso, en el turno vespertino hay otros 5 casos de personal de salud contagiados.

El miércoles 30 de diciembre falleció el enfermero del HGT, Luis Rigoberto García, luego de estar internado desde el 21 de diciembre por COVID-19, pero sin medicamentos producto del desabasto.

Además de carecer de equipamiento para atender a los 169 pacientes que se encuentran internados en el Hospital General de Tijuana, hay un déficit de personal, simplemente en el turno vespertino hay 75 personas atendiendo a los enfermos del nuevo coronavirus.

El desabasto de medicina que reportan médicos del HGT a ZETA son en su mayoría relajantes musculares básicos para aminorar y mejorar la condición de los pacientes que se encuentran intubados por complicaciones respiratorias, pero también faltan productos básicos cómo el omeoprazol.

Relataron a este semanario que ellos han tenido que pedir estos medicamentos a otras instituciones médicas privadas y a través de redes sociales para poder apoyar a los internos que luchan entre la vida y la muerte en el hospital.

Con el alto grado de ocupación del centro médico tijuanense la secretaría de salud dio la orden de aperturar el 4 piso, para recibir a más pacientes con el virus SARS-CoV-2, además explicaron que también están trabajando con una extensión de la unidad de emergencias porque el espacio es insuficiente, además del personal.

Lamentan que ni el secretario de Salud, Alonso Pérez Rico, ni el gobernador del estado, Jaime Bonilla Valdez, se preocupen por las condiciones en las que están laborando. Señalaron también que el sindicato que se supone los debería respaldar y proteger ante estos abusos que calificaron de explotación laboral, no se pronuncie o si quiera se aparezca en las instalaciones del HGT.

El personal médico acusó que Mayra Yoseline Rendón, secretaria general del Sindicato de Trabajadores de la Secretaría de Salud en Tijuana, desde que comenzó la pandemia en marzo de 2020, no ha visitado a los trabajadores en el hospital General de Tijuana, no atiende las llamadas que le han hecho y no los respalda.

Comentarios

Tipo de Cambio