Lógica política, pero sin pueblo

Opinionez lunes, 21 diciembre, 2020 12:00 PM

Llegó su oportunidad y tiempo a los independientes con proyecto social, talento político y agallas. Ahora o nunca. El campo está sembrado para candidatos con independencia de los partidos podridos. La alianza de AMLO-Bonilla y Felipe Calderón, abre la impunidad. Resulta inimaginable cuánto le debe AMLO al que sobornó a peloteros para ganar un campeonato. No creo que sea milagro, le dieron dióxido de cloro; cuando la persona empieza con síntomas, con el dióxido de cloro se cura en dos días. La “rosa de Guadalupe” se achica frente al “milagro” en el hospital general con Bonilla. Ojalá Bonilla cuando dice que tiene fiebre, diga la verdad. El problema es que a la opinión pública no le cree ni respeta, menos confía. Al contrario, parece más un acto teatral de tercera.

Los que evitaban una fractura de la militancia de Morena, fueron Alejandra León y Gerardo Novelo, quienes podrían cerrar heridas y despertar ciudadanía. Marina, si tuviera independencia e inteligencia política, haría una encuesta decente.

Resulta sano y necesario a la sociedad y al Estado, la crítica frontal, con la verdad. Cuando pasan por nuestra nariz hechos políticos y electorales en plena 4T, la pregunta es si es viable el gobierno del pueblo, y para el pueblo. Si hay democracia para la plutocracia, limitadísima a los que tienen el poder económico, información y habilidad de negociar; pero es imposible la democracia para el pueblo analfabeta, dependiente de pobre salario, sin oportunidades de educación, de habilidades o esclavo de dos o tres trabajos, que es el 80% de mexicanos.

La reciente decisión en Baja California al elegir a una militante de formación e ideología empresarial y sangre con ADN panista, fiel a la figura de Felipe Calderón Hinojosa, padrino de su esposo, es una muestra de que el Presidente López Obrador calibra su política tomando la medida al principal oponente y les negocia la propuesta de compartir el poder a un desprendimiento del panismo, con el afán de debilitarlo, de dividirlo restándole fuerzas. El PRI está en la lona, atascado de casos de corrupción del peñismo; resulta aparentemente inofensivo y el hueso más duro de roer es el sector de la derecha más rancia. No tiene otra explicación política el haber cedido a Baja California la pomposa coordinación de la 4T a una dama que visiblemente no tiene capital político, carrera, experiencia ni equipo propio, sino que depende de figuras dinosaúricas que de facto la gobernarán. Los más quemados, corruptos e impresentables del estado.

La militancia de Morena y la tropa hacen posible la campaña Morena, es una broma pesada; una panista no gana ni de chiste su simpatía más allá de la de su administrador Mario Delgado. ¿Con qué autoridad política y moral queda AMLO ante sus seguidores de voto duro?

El lema o bandera de no robar, no mentir y no traicionar, fue una vara muy alta y éticamente ponerse la soga al cuello por las decisiones que están tomando de negociar con los partidos de oposición tras bambalinas, sean PAN o PRI. Solo tiene una justificación: llevar la fiesta en paz para el Ejecutivo, pero las bases los electores están desencantados, decepcionados y molestos a tal grado, que puede irse a apoyar a la oposición independientes que presente un programa congruente y candidatos profesionalmente solventes y decentes.

Dadas las circunstancias, AMLO negoció con el PRIAN para que le bajen varias rayitas y lo dejen trabajar en sus proyectos insignia en el sureste mexicano, pero a cambio está compartiendo el poder con el PAN más huesero y oportunista en Baja California. No es casualidad que después de darle a Marina y su consorte la coordinación de la 4T, sincronizado, Felipe Calderón se brinca abiertamente al ruedo a retar y cuestionar a Hank y su perfil. Según Milenio –entre otras fuentes- es sospechoso en seis homicidios, empezando por el de su nuera o madre de su nieta y terminando con el de Félix Miranda. Y además del privilegio de júnior por la jugosa ubre de concesiones federales, la excentricidad propia de un destornillador.

Contradicciones y doble discurso.

.

M.C. Héctor Ramón González Cuéllar es académico del Instituto Tecnológico de Tijuana.

Correo electrónico: profe.hector.itt@gmail.com

Comentarios

Tipo de Cambio