CDMX y EDOMEX regresan a semáforo rojo ante incremento de COVID

Destacados viernes, 18 diciembre, 2020 10:50 AM

La Ciudad de México y el Estado de México regresarán al color rojo del semáforo de vigilancia epidemiológica ante el repunte de contagios, hospitalizaciones y decesos por coronavirus SARS-CoV-2 (que causa la enfermedad COVID-19).

Según con el último reporte de la Secretaría de Salud (SSa) Federal, la capital de la República mexicana suma 273 mil 733 contagios confirmados acumulados, 34 mil 161 confirmados activos estimados, y, 19 mil 583 muertes a causa del coronavirus SARS-CoV-2.

Mientras que en el último reporte del Estado de México, dicha entidad registra 123 mil 884 casos positivos, 13 mil 71 defunciones, 26 mil 945 sospechosas por COVID-19, y, 72 mil 664 dados de alta.

Según la SSa Federal, al corte de ayer jueves 17 de diciembre, México llegó a 116 mil 487 muertes por COVID-19 y se registraron un millón 289 mil casos de contagios confirmados de coronavirus. En un día, el país sumó 11 mil 799 casos nuevos y 718 decesos.

Hugo López-Gatell Ramírez, titular de la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud Federal, informó en conferencia de prensa, que todas las actividades no esenciales deberán ser suspendidas en el Valle de México desde mañana sábado 19 de diciembre y hasta el 10 de enero del 2021.

“Era muy esperable que todos los países del hemisferio tuviéramos un repunte en octubre […] y tal como lo previmos ocurrió y a partir de la primera semana de octubre un conglomerado de la región centro tuvimos un repunte”, dijo López-Gatell Ramírez.

“Tendremos una suspensión temporal de ciertas actividades económicas, es evidente que no se puede suspender toda actividad económica y hay que mantener las actividades esenciales”, agregó el funcionario federal.

Los sectores esenciales que sí permanecerán son la venta de alimentos sin preparar y preparados exclusivamente como servicio de entrega, no como servicio local. Así como los de energía, transporte, manufactura y salud.

Además de funerarias, de construcción y telecomunicaciones. Asimismo, la venta y fabricación de medicamentos, talleres de reparaciones y servicios que brinda el Gobierno, como el tributario, de seguridad, obra pública y agua.

“Todos ellos deberán seguir los protocolos de seguridad que han sido dispuestos desde el 1 de junio”, indicó López-Gatell Ramírez, quien insistió que pese a la existencia de la vacuna contra el SARS-CoV-2 es necesario seguir con las medidas sanitarias como permanecer en casa, mantener la sana distancia, el uso del cubrebocas y el lavado constante de manos.

El subsecretario recordó el llamado que el presidente Andrés Manuel López Obrador hizo a la población, para que siguiera las medidas de precaución apelando a la solidaridad y conciencia de las personas.

“Esto contribuyó importantemente a reducir la movilidad, sin embargo no es suficiente por la inercia que tiene la epidemia en esta región y se requieren medidas extraordinarias que en este momento son indispensables para lograr que en las siguientes semanas se reduzcan los contagios y las hospitalizaciones”, aseveró López-Gatell Ramírez.

“Los años 2020 y 2021 serán años muy especiales, no es momento para hacer fiestas, reuniones o posadas que impliquen el riesgo de contagios. Tengamos paciencia, ya habrá oportunidad de celebrar”, señaló el titular de la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud Federal.

“Era muy esperable que todos los países del hemisferio tuviéramos un repunte en octubre […] y tal como lo previmos ocurrió y a partir de la primera semana de octubre un conglomerado de la región centro tuvimos un repunte”, dijo, por su parte, López-Gatell Ramírez.

“Tendremos una suspensión temporal de ciertas actividades económicas, es evidente que no se puede suspender toda actividad económica y hay que mantener las actividades esenciales”, agregó el funcionario federal.

Los sectores esenciales que sí permanecerán son la venta de alimentos sin preparar y preparados exclusivamente como servicio de entrega, no como servicio local. Así como los de energía, transporte, manufactura y salud.

Además de funerarias, de construcción y telecomunicaciones. Asimismo, la venta y fabricación de medicamentos, talleres de reparaciones y servicios que brinda el Gobierno, como el tributario, de seguridad, obra pública y agua.

“Todos ellos deberán seguir los protocolos de seguridad que han sido dispuestos desde el 1 de junio”, indicó López-Gatell Ramírez, quien insistió que pese a la existencia de la vacuna contra el SARS-CoV-2 es necesario seguir con las medidas sanitarias como permanecer en casa, mantener la sana distancia, el uso del cubrebocas y el lavado constante de manos.

El subsecretario recordó el llamado que el presidente Andrés Manuel López Obrador hizo a la población, para que siguiera las medidas de precaución apelando a la solidaridad y conciencia de las personas.

“Esto contribuyó importantemente a reducir la movilidad, sin embargo no es suficiente por la inercia que tiene la epidemia en esta región y se requieren medidas extraordinarias que en este momento son indispensables para lograr que en las siguientes semanas se reduzcan los contagios y las hospitalizaciones”, aseveró López-Gatell Ramírez.

“Los años 2020 y 2021 serán años muy especiales, no es momento para hacer fiestas, reuniones o posadas que impliquen el riesgo de contagios. Tengamos paciencia, ya habrá oportunidad de celebrar”, señaló el titular de la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud Federal.

“Apelamos a la solidaridad y conciencia de las personas, la jefa de Gobierno hizo su llamado en ese mismo sentido. Se hizo la alerta por covid-19 en la Ciudad de México y agradecemos, porque disminuyó la movilidad, pero esto no es suficiente y llegamos a la conclusión que se requieren medidas extraordinarias para reducir los contagios”, puntualizó el funcionario federal.

Por su parte, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, y el gobernador Alfredo Del Mazo Maza, informaron que la Ciudad de México y el estado de México regresan al color rojo del semáforo de vigilancia epidemiológica.

Sheinbaum Pardo reiteró su llamado a mantener las medidas sanitarias durante la temporada decembrina y aseguró que se trabaja para aumentar la capacidad hospitalaria. “La Ciudad de México entra a semáforo rojo y a partir de mañana sábado tendremos que disminuir la movilidad”, anunció.

La capital de la República está al 75 por ciento de capacidad hospitalaria ocupada, según indicó. Sin embargo, las cifras de ocupación de nosocomios de la SSa Federal muestran que la Ciudad de México está al 80 por ciento de su capacidad.

“Aún ampliando la capacidad hospitalaria [a 10 mil camas más], necesitamos reducir la curva de contagios”, precisó la jefa de Gobierno, quien también hizo un llamado a no hacer fiestas o reuniones y a continuar con el uso de cubrebocas y la sana distancia.

“Sabemos que es muy complicado, y de verdad quisiéramos no estar viviendo esta situación […] Vamos a salir adelante, sólo seguir este esfuerzo extraordinario, les agradecemos mucho a todos y pedir a la ciudadanía este apoyo y solidaridad en conjunto”, dijo Sheinbaum Pardo.

En su turno, el gobernador del Estado de México, recordó que debido a la cercanía y la relación con la Ciudad de México, las medidas que se implementen en la capital serán en concordancia con aquellas en su entidad.

Del Mazo Mazo resaltó que la ocupación hospitalaria sobrepasa el 75 por ciento en ambas entidades, por lo que se deberán implementar nuevas medidas para reducir el número de contagios, el cual está creciendo de manera “alarmante”.

“Sabemos que son decisiones difíciles que tienen implicaciones muy importantes, pero el día de hoy lo que tenemos privilegiar es la salud y salvar vidas”, sostuvo el mandatario mexiquense durante la conferencia de prensa.

Comentarios

Tipo de Cambio