Acusan negligencia en mina de isla San Marcos; mueren dos

Ezenario BCS martes, 8 diciembre, 2020 1:00 PM

Fue a través de redes sociales que la presunta muerte de dos jóvenes en isla San Marco comenzó a hacer ruido en Baja California Sur a mediados de noviembre; días después autoridades estatales y federales confirmaron, sin dar detalles, el hecho. Alfredo Rambao es el nombre de la persona que se encargó de difundir este acontecimiento que pretendía ser dejado en la discrecionalidad.

Rambao, quien es especialista en seguridad industrial, inició la investigación del caso. Confirmó que el accidente ocurrió en el muelle de la mina de yeso de la isla San Marcos y comenzó a cuestionar a autoridades y solicitar apoyo de los ciudadanos en redes sociales.

“Al parecer los jóvenes se encontraban realizando trabajos de demolición de un muelle de la mina de yeso que está en esa isla. Malamente, los tenían anclados a las vigas de concreto con un arnés. Eran tres jóvenes y de pronto se colapsó y los arrastró a la profundidad del mar abierto, un trabajador se lanzó al agua y alcanzó a rescatar a uno”, explicó.

Rafael Álvarez es una de las dos víctimas, originario del Estado de México. En vida, era el único sustento de su madre, una persona con discapacidad auditiva. Al inicio del caso, su familia denunció a Alfredo Rambao que la empresa no quería hacerse responsable de los hechos.

A pesar de que el caso se hizo público, las autoridades correspondientes y la empresa no emitieron comunicado al respecto en que explicaran lo sucedido. Documentos obtenidos por Alfredo Rambao comprueban que el accidente se ocultó en el municipio de Mulegé. Menciona que, al cuestionar y solicitar información al respecto, la delegación no tenía datos al respecto.

La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) de Baja California Sur realizó una necropsia y levantó fe del hecho, sin embargo, no se detalla ni se menciona a la empresa que opera la mina de yeso.

La denuncia de este caso sale a la luz por la situación precaria por la que atravesó la familia, según informaron a Rambao, la empresa se deslindaba de responsabilidades.

“Según dicen, la empresa dice que es responsabilidad de la empresa sub contratista que se contrató para realizar el trabajo. Pero por ley, si el accidente fue al interior de la empresa responsable, es su responsabilidad”, subrayó el especialista en seguridad industrial.

Desde su experiencia en el ramo, precisa que puede haber un caso de negligencia laboral.

“Son muchas las medidas de seguridad que debes de implementar, entre ellos contar con chalecos salva vidas, bollas, buzos, rescatistas, lanchas rápidas. Ahí ellos están demoliendo sin ninguna medida de seguridad y contaminando con hormigón y acero oxidado que están echando al mar”, señaló.

 

Autoridades estatales y federales investigan el caso

La historia de los trabajadores trascendió rápidamente ante la opinión pública en Baja California Sur; en este contexto, los ciudadanos exigieron respuestas sobre la intervención de las instituciones responsables de esclarecer los hechos.

En entrevista, el titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión social (STPS) del Estado, Gustavo Hernández Vela Kakogui, expuso que el tema es de competencia federal. No obstante, el funcionario aseguró que ha iniciado una serie de inspecciones en la empresa para descartar negligencias que las autoridades estatales pudieran evidenciar y perseguir.

“Nosotros nos pusimos en contacto, desde luego es un caso de competencia federal por la situación en donde se hacían las situaciones que se dieron; sin embargo, este accidente surge en el muelle, en donde algunos trabajadores sufrieron un percance”, comentó.

“En este momento estamos llevando a cabo una inspección. Dentro de las facultades estatales intentando determinar alguna negligencia y no medidas de seguridad”, reiteró.

Aunque el tema es de competencia federal, Vela Kakogui se comprometió a exigir sanciones en caso de detectarse irregularidades en la empresa que no pueda perseguir el estado.

Sobre el caso, el procurador de Justicia, Daniel de la Rosa Anaya, confirmó que la dependencia que representa también ha iniciado las diligencias correspondientes.

Semanario ZETA contactó al representante de la Secretaría del Trabajo del Gobierno Federal en Baja California Sur, Edgar Elan Oard Geraldo; no obstante, tras confirmar que sí investigan la muerte de los dos jóvenes por presunta negligencia laboral, mencionó que no tienen permitido dar detalles de la investigación.

Asimismo, tampoco apuntó cuánto tiempo podría tomar a los agentes de la Secretaría del Trabajo culminar este caso.

Este Semanario estableció contacto con familiares de las víctimas, sin embargo, prefirieron guardar silencio sobre el tema hasta que sus representantes legales les aconsejen que “es prudente” dar declaraciones a los medios.

También se buscó a la empresa Compañía Occidental Mexicana S.A. de C.V., que opera la mina de yeso en isla San Marcos, pero nadie respondió al teléfono que aparece como método de comunicación directa en la página web.

De acuerdo con su sitio web, COMSA fue fundada en 1923 y establecida en la isla San Marcos. Hasta septiembre de 1978 fue propiedad de Kaiser Gypsum, empresa americana dedicada a la venta y comercialización de tabla roca. En ese año, un grupo de accionistas mexicanos adquirió el 51 por ciento de la compañía.

COMSA exporta el 95 por ciento de su producción y atiende principalmente las industrias de tabla roca, de cemento y agrícola. Estados Unidos, México, Centroamérica, Sudamérica y Japón son los principales clientes.

Comentarios

Tipo de Cambio