Dan de baja de Guardia Nacional a altos mandos de BC


 
Edición Impresa lunes, 12 octubre, 2020 01:00 PM

Cuatro elementos de la Guardia Estatal de Seguridad e Investigación (GESI), entre ellos el comisionado Carlos Alberto Flores, fueron dados de baja de la Guardia Nacional tras haber sido comisionados a Baja California. A pesar de la confirmación en la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, Flores lo negó. Sucede que no ha sido notificado por encontrarse de “incapacidad o licencia”. Ninguno de los cuatro aparece en la nómina del Estado, de la Fiscalía General del Estado, o de la GN. Además, en una carta entregada a la Mesa de Seguridad, se les señala de tener ligas con el crimen organizado, situación que ya investigan autoridades federales

Carlos Alberto Flores.- Comisionado de la Guardia Estatal de Seguridad e Investigacion

Al comisionado de la Guardia Estatal de Seguridad e Investigación (GESI) en Baja California, Carlos Alberto Flores; a Luis Flores Fierros, ex coordinador de la Agencia Estatal de Investigación (AEI): Alejandro Corona Zamora, comandante de la GESI en Tecate y a David Fernando Rodriguez Robledo, titular del Centro Estatal de Inteligencia (CEI) de la Fiscalía General del Estado (FGE), los dieron de baja de la Guardia Nacional (GN).

En el caso de Carlos Alberto Flores, fuentes federales de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, (SSPC) confirmaron vía telefónica a ZETA que al ex titular de la Policía Estatal Preventiva (PEP) lo dieron de baja de la institución de seguridad, la cual había enviado a Flores como comisionado al Estado en 2019.

En cuanto a Flores Fierros, luego de dejar el cargo cómo encargado de la AEI, no aparece en las nóminas de la Fiscalía General de la República (FGR), FGE ni de la GN, al igual que en el caso de Alejandro Corona Zamora y David Fernando Rodríguez Robledo.

De hecho, a través de los mecanismos de transparencia, no se pudo comprobar que estén percibiendo un sueldo por alguna de las dependencias anteriores, ni federales ni estatales.

Diversos integrantes de los cuerpos de seguridad de Baja California hablaron con reporteros de ZETA en diferentes momentos, de la posible salida del comisionado: “A David Fernando Rodríguez Robledo, coordinador del CEI, la Federación le dejó de pagar la primera quincena de septiembre, y a Flores le pagaron por última vez a finales de septiembre. Parece que es por la investigación en contra de Genaro García Luna, pero no está claro”.

Sin embargo, esta versión no ha sido confirmada por fuentes oficiales, que sí aceptaron la baja de la GN de los referidos agentes de la FGE.

El sábado 3 de octubre, información similar se hizo llegar al Semanario a través de una carta que fue entregada por un integrante de las Mesas de Coordinación para la Construcción de la Paz y Seguridad. En el texto, el redactor o redactores aseguraban que Flores había sido cesado. Esta vez, un alto funcionario del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, quien pidió el anonimato, lo ratificó.

De hecho, el informante de ZETA en la SSPC del Gobierno de México, dijo que tanto Carlos Alberto Flores como David Rodríguez Robledo, han sido dados de baja de la Guardia Nacional, pero que estos no han sido notificados de la misma, porque ante esa institución están incapacitados o de licencia.

Respecto a Alejandro Corona, explicó que tiene abierto un procedimiento administrativo de baja y se encuentra en suspensión de pago.

Sin embargo, entrevistado vía telefónica el mismo 3 de octubre, el comisionado de la GESI aseguró a este medio de comunicación que no fue dado de baja. Detalló que el rumor se debió a una publicación errónea de la revista Proceso, donde se le vinculaba con Genaro García Luna, ex titular de la Secretaría de Seguridad Pública durante el gobierno de Felipe Calderon Hinojosa (2006-2012).

“No. Esa versión se derivó de lo que se publicó de manera errónea en el semanario Proceso -la primera semana de agosto-, en el cual se me señala de haber colaborado con Genaro García Luna, puedo precisar de manera categórica que es falso. Genaro García Luna causó baja en noviembre de 2012 y yo causé alta en febrero de 2013”, respondió.

“Preciso señalar que no solamente no colaboré con Genaro García Luna, sino que en el tiempo que él fue secretario de Seguridad, a tu servidor le tocó iniciar la investigación al entonces secretario por enriquecimiento ilícito, desde otra área del mismo Gobierno Federal. Sí se generó una duda por una lista de como 80 personas mencionadas, algunas sí trabajaron con García Luna, otras muchas no”.

Después recordó que el jueves 1 de octubre de 2020, él estuvo en las instalaciones de la SSPC en Ciudad de México en una reunión con el gobernador de Baja California, Jaime Bonilla; el fiscal general del Estado, Guillermo Ruiz; y otros funcionarios estatales y federales con Ricardo Mejía Berdeja, subsecretario de Seguridad Pública, “y sigo activo”.

Tropa pide investigar a mandos de la GESI

-¿Entonces su sueldo lo sigue pagando el Gobierno Federal?

“Sí”, respondió Flores a pregunta expresa de este Semanario.

Informó que tuvo conocimiento que una carta anónima en su contra empezó a circular el martes 29 de septiembre, previo a las mantas que se colgaron en diversos puntos de Tijuana el jueves 1 de octubre, acusando su presunta relación con García Luna, su apoyo a elementos corruptos de la GESI y amenazando su vida y la de su familia.

El funcionario consideró que ambos hechos están relacionados y provienen de personas que aspiran a su puesto.

El mismo jueves, tras darse a conocer el contenido de las mantas, el fiscal Guillermo Ruiz emitió un comunicado respaldando al comisionado y los resultados de la GESI. Aseguró que Flores y García Luna no trabajaron junto y desestimó los señalamientos.

LA CARTA

En la carta sin firma -presuntamente- elaborada por “los buenos elementos de la fiscalía”, denuncian que Carlos Alberto Flores, Luis Flores Fierros, Alejandro Corona Zamora y David Fernando Rodríguez Robledo, han aprovechado a la institución para perpetuar la corrupción y las negociaciones con el narcotráfico de la región.

La misiva está dirigida al Presidente Andrés Manuel López Obrador; al secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño; al fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero; al gobernador de BC, Jaime Bonilla Valdez; y al fiscal general del Estado, Juan Guillermo Ruiz Hernández.

Sus redactores aseguran que los mandos mencionados anteriormente, se han encargado de “robar droga y dinero de grupos antagónicos, haciendo extorsiones y cometiendo privaciones de la libertad de personas que se dedican a actividades ilícitas para exigirles la entrega de droga o dinero a cambio de liberarlos.

“Esto es un llamado de auxilio desde dentro de la Policía. No estamos de acuerdo con la forma por demás descarada con la que esos falsos servidores públicos hacen tratos con grupos de la delincuencia organizada, utilizando para ello las propias herramientas que les proporciona la institución porque en todo caso y si quieren trabajar con la delincuencia, pues que renuncien a sus puestos y se enfrenten a nosotros y nuestro trabajo”.

Recordaron que los ex policías federales llegaron a Baja California con la indicación de limpiar la corporación y, “en lugar de ello, se aliaron con los malos elementos que ya había en la antes Policía Estatal Preventiva, ahora Guardia Estatal de Seguridad y de la antes Policía Ministerial, ahora Agencia Estatal de Investigación”, todas bajo el mando de Flores.

“En cuanto a Carlos Alberto Flores, tenemos información fidedigna de que recientemente fue dado de baja de la Policía Federal, ahora Guardia Nacional, por órdenes del Presidente Andrés Manuel López Obrador, debido a sus nexos con la delincuencia organizada y sabemos también que está sujeto a investigaciones federales tanto en México como en Estados Unidos de Norteamérica, ya que durante su paso por la Policía Federal, sirvió a Genaro García Luna”.

Denunciaron que Flores mantiene una red de corrupción al interior de la FGE por medio de la GESI, “la cual inició con el nombramiento de uno de sus operadores e incondicional de nombre Alejandro Zamora Corona, a través del cual hizo pactos con el Cártel Jalisco Nueva Generación para que estos pudieran operar libremente en la ciudad de Tecate”.

Municipio con un gran problema de criminalidad y una escalada en la violencia por la disputa de la plaza para el trasiego de droga y el control de tierras de las comunidades rurales del Pueblo Mágico, entre el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y el Cártel de Sinaloa (CS), de acuerdo con datos compartidos con ZETA por parte de integrantes de las Mesas de Coordinación para la Construcción de la Paz y Seguridad.

“Por órdenes y anuencia del comisionado Carlos Alberto Flores, Corona se desplazaba por todos los municipios acompañando al actual encargado interno de la coordinación de la Agencia Estatal de

A empleado de consulado lo confundieron con un policía

Las declaraciones de un hombre detenido originalmente por narcomenudeo, pero implicado en la disposición final del cadáver de Edgar Flores Santos, supervisor de agricultura y trampeo de plagas para el Consulado estadounidense en Tijuana, respalda la línea principal de investigación, de que lo mataron porque lo confundieron.

El cadáver del empleado del Consulado de Estados Unidos -reportado desaparecido desde el 30 de septiembre- fue  localizado el jueves 1 de octubre en el Cañón Chupacabras en Valle Redondo, Delegación Presa Rural.

El lunes 5 de octubre, en conferencia de prensa, Hiram Sánchez Zamora, fiscal central de la FGE, informó que al ser localizada, la víctima presentaba al menos nueve impactos de bala en el cuerpo, uno de estos en la cabeza. Una de las armas utilizadas en su contra, también se había usado en la ejecución de otro hombre en Tecate.

El mismo día que encontraron el cuerpo, al hacer un recorrido en la zona, la GESI detuvo a dos hombres en posesión de metanfetaminas.

A partir de datos aportados por la investigación y las entrevistas, se pudo determinar que  uno de ellos, identificado como Juan Carlos “N”, presuntamente tuvo relación con el ocultamiento del cadáver. La misma información los llevó a determinar como línea inicial   de la investigación, que Flores Santos fue confundido con un policía debido al pick-up que conducía.

“Probablemente fue confundido por un elemento policiaco, por un grupo de sujetos quienes lo trasladaron hacia otro punto, dentro de la ciudad, en ese lugar fue golpeado, lesionado y privado de la vida con el uso de armas de fuego. Después de ahí lo bajaron en un punto -en Valle Redondo-, dentro de este lugar en que lo habían llevado y lo trasladaron hasta otro punto -en las inmediaciones del Rancho de las Uvas- con el objeto de ocultar precisamente su cuerpo”, expresó el fiscal central.

Por tal motivo, Juan Carlos “N” enfrenta cargos por el ocultamiento del cuerpo, sin embargo, en caso que al avanzar la investigación se determine que tuvo una relación directa con el asesinato, se le harían cargos por homicidio doloso.

La autoridad mencionó que los detenidos forman parte de un grupo delictivo que se dedica a cruzar personas de manera ilegal a Estados Unidos y operan en la zona donde fue asesinado Edgar Flores Santos.

A 300 metros de donde se encontró a la víctima, se hallaron otras armas ocultas, las cuales no fueron utilizadas en el homicidio.

“Es una zona en la que el fiscal general del Estado -Guillermo Ruiz Hernández- ya había hecho el señalamiento que es de alta incidencia delictiva, principalmente sujetos dedicados al tráfico de personas y al de narcóticos o drogas hacia el vecino país hacia el Norte”, puntualizó Sánchez Zamora.

Investigación, José Luis Gómez Ortega, el cual también sabemos aceptó formar parte de este grupo corrupto con tal de ostentar el puesto de coordinador”, reiteraron en el texto.

De igual forma, exponen que el esquema de corrupción permitió que aun cuando Gómez Ortega es el coordinador, Corona pudiera ordenar a los comandantes “buscar hacer contacto con los delincuentes de sus adscripciones para solicitarles dinero a cambio de protección, fueran del cartel que fueran.

“La Unidad de Investigación de Homicidios, el director estatal César Armando González Gómez, la jefa del grupo en Tijuana Maricruz Bugarín de Jesús, además de los agentes Ernesto Alfonso Montes Gaytán y Edgar Said Nava Estrada, fueron colocados por el actual encargado interno de la AEI, José Luis Gómez Ortega y el comisionado Carlos Alberto Flores en esas posiciones por petición del comandante Alejandro Corona Zamora, a fin de inclinar las investigaciones para apoyar al Cártel Jalisco Nueva Generación, mientras que en Mexicali los compromisos son con el Cártel de Sinaloa”, informaron.

En cuanto al puerto de Ensenada, aseguran que el Comandante Corona no logró encontrar policías que le apoyarán en sus intenciones de hacer tratos con los operadores delincuenciales de dicho municipio, “con conocimiento y autorización del comisionado, Corona se llevó a Ensenada al policía de la Agencia Estatal de Investigación de Mexicali, Óscar Miguel Tenorio Camarena, el cual sirvió como contacto con la gente de Víctor Manuel Padilla Murillo, alias ‘El Chatarras’, mismo que fue recientemente asesinado en la Ciudad de México”.

En esa incursión en Ensenada por parte del comandante Corona, el texto asevera que intentaban beneficiar a René Arzate “La Rana”, a fin de “que se apodere de las principales rutas de trasiego de drogas y a cambio de una fuerte suma de dinero, dichos delincuentes les dan informes para hacer supuestos decomisos de supuestos laboratorios, los cuales es bien sabido son simulaciones, ya que estos nunca han estado en operación”.

En Rosarito apuntan que “operan con total impunidad los grupos criminales porque las policías están rebasadas y aun así desde luego hay malos elementos, pero estos ya estaban antes en ese municipio”.

Acusaron también que en la primera junta de comandantes de los diferentes municipios llevada a cabo en Tijuana, Luis Flores Fierros, quien llegó como coordinador de la AEI en Baja California, “reclamó exigiendo cuotas por el huachicol en Tecate, más participación por el decomiso de aviones que transportan droga en la Sierra de Ensenada, los cargamentos de droga que pasan por Mexicali con dirección a Tijuana, la fayuca de las aduanas, las recicladoras de carros robados, la prostitución en la Zona Norte y demás actividades ilícitas que según Flores Fierros, debían ser controladas por la policía de investigación.

David Fernando Rodriguez Robledo / Luis Flores Fierros /Alaejandro Corona Zamora

“Otro de los mandos que llegaron a Baja California de la mano del comisionado Carlos Alberto Flores es David Fernando Rodríguez Robledo, actual titular del CEI de la fiscalía, el cual también venía comisionado por la Guardia Nacional, la cual también dieron de baja por orden presidencial en los mismos términos que Carlos Alberto Flores, por nexos con Genaro García Luna y el Cártel de Sinaloa, por desvío de fondos de la Policía Federal y obviamente se encuentra sujeto a varias investigaciones federales para acreditarle tales delitos.

“Carlos Alberto Flores es un ciudadano ordinario por haber sido dado de baja de la Guardia Nacional, institución la cual a su vez lo comisionó a las labores en este Estado, el mismo no puede seguir ejerciendo las funciones de comisionado, no debería andar armado ni traer escoltas. No deberían de poder entrar a instalaciones de la GESI y de la fiscalía, no debería poder hacer uso de unidades oficiales y ni debería tener acceso a información generada por las diferentes policías, no debería estar ejerciendo las funciones de comisionado un ciudadano que ni policía es”, reclamaron quienes se identifican como “buenos elementos”.

 

ANTECEDENTES

En su edición 2284, Proceso publicó el reportaje titulado “Los tentáculos de García Luna en la 4T”, firmado por el periodista Jesús Esquivel. En dos párrafos, el investigador periodístico expuso que de acuerdo con  información de inteligencia en poder del gobierno de Estados Unidos, el actual comisionado de la GESI de Baja California, Carlos Alberto Flores, pertenecía a la red de protección del ex titular de la Secretaría de Seguridad Pública en el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa.

También mencionó a Flores Fierro, quien renunció a su cargo de director de la Policía Ministerial de Baja California en mayo 2020, y a David Fernando Rodríguez Robledo, quien sigue comisionado de la Guardia Estatal local.

Alberto Flores ingresó a la Policía Federal a principios de 2008 como director “A” de investigación en el órgano interno de control, y el 15 de enero de 2009 fue nombrado director de Análisis e Integración de la Dirección de Información de la Secretaría de la Función Pública, con un sueldo de 153 mil pesos.

Durante 2018, la FGR inició una averiguación previa en su contra (FED/CHIH/JUA/701/2018), también fue denunciado ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos CNDH/212018/24381 por haber allanado un hotel en Chihuahua, donde supuestamente se hospedaban agentes federales comisionados al combate del crimen organizado.

En julio de 2019 fue nombrado jefe de la división antidrogas de la Policía Federal, donde se mantuvo hasta el 1 de noviembre de 2019 para ser nombrado por el gobernador Jaime Bonilla Valdez, primer comisionado de la GESI, lo que antes era la PEP.

Flores ya había trabajado en Baja California, en septiembre de 2007 dejó su puesto como director de la PEP tras ser detenido por autoridades de Estados Unidos en compañía de un comandante estatal y un elemento policía federal-militar en posesión de pistolas y cartuchos que adquirieron en una feria de armas en Phoenix. Arizona.

Flores declaró que él “solo acompañó” a los compradores ilegales, acto seguido, le pidieron la renuncia en el Estado y le abrieron las puertas para trabajar en México.

Después del atentado armado en contra del secretario de Seguridad de Baja California Manuel Diaz Lerma en abril de 2006, los tres órdenes de gobierno representados en el Grupo Coordinación, organizaron y patrocinaron, entre 2006 y 2007, la compra clandestina de armas cortas y de alto calibre en EU para equipar a escoltas, altos mandos y grupos especiales.

Durante el gobierno de Calderón, García Luna fue titular de la Secretaría de Seguridad Pública y, en ese lapso de tiempo, Carlos Alberto Flores trabajó en la PEP (2002-2007) y posteriormente en la Secretaría de la Función Pública (2009-2013). Durante el gobierno de Enrique Peña Nieto (2013-2019) estuvo en la Policía Federal.

De acuerdo con información obtenida por ZETA en la FGR, Flores y los elementos de seguridad también señalados en la carta, están vinculados con la empresa de seguridad GLAC Security Consulting Technology Risk Management, SC, aunque ni en el Registro Público de la Propiedad y el Comercio hay rastros comprobables de la relación con esta empresa fundada y dirigida por Genaro García Luna.

Los jefes designados por el comisionado a la GESI llegaron de México la primera semana de noviembre del 2019.

FLORES FUE INFORMADO DESDE MAYO DE CORRUPCIÓN DE CORONA

Alejandro Corona Zamora se trasladó a Baja California como parte del equipo del comisionado de la GESI, Carlos Alberto Flores, y fue designado comandante. Su nombre fue desconocido ante la opinión pública hasta el mes de mayo,

Primero fue mencionado  en Tecate, tras una jornada de homicidios, balaceras y levantones que incluyeron los asesinatos de los policías municipales Rosalba Santillán Esqueda y Pedro Ignacio González Pineda el domingo 24 de mayo, en las inmediaciones de la colonia El Refugio, tras desmontar su guardia como escoltas del entonces director,  Mayor Orlando Hernández Porras.

Fue enviado por Flores a Tecate para realizar detenciones que resultaran en la reducción de la violencia detonada, “pero llegó hacer acuerdos con el grupo con más poder, en este caso, el Cártel Jalisco”, denunciaron policías e investigadores del mencionado municipio, quienes, por miedo a represalias de la mafia de Sinaloa, también informaron a los mandos.

ZETA cuestionó al respecto, el comisionado Carlos Flores rechazó la información y defendió a Corona. Su versión fue que lo estaban atacando porque estaba dando resultados.

La misma explicación consideró el mando la primera semana de julio, cuando un grupo de hombres armados colgó una narcomanta sobre un anuncio vial en la carretera federal Tecate-Mexicali en las inmediaciones del poblado Loma Tova, en la cual presuntos integrantes del Cártel de Sinaloa se quejaban de la protección de la GESI a los de Jalisco:

“PARA LA GENTE CJNG ASI COMO CALLO EL CHIQUILIN ASI SE IRAN ESTOS XK SU SANGRE NO SE DERRAMARRA EN TECATE CABRONES MATA MUJERES Y NIÑOS. FLAVIO ORTIZ EL BASURAS, ULISES MACIAS EL CHAMÁN, DANNY ISACC COBARRUBIAS EL MORENO, EL MIGUELILLO, SAMUEL VACA EL PRIMO, SUS CHALANES Y PUNTEROS ESOS VAN A MAMAR PRIMERO Y LOS QUE PAGAN PLAZA ALINIENCE O BARREMOS PAREJO LOS MINISTERIALES EMPEZANDO CON EL COMANDANTE CORONA, OFICIALES MARTÍNEZ TOLEDO SANDOVAL ROCHA NAVA GAYTAN PÓNGASE VERGAS SI SIGUEN APOYANDO ESTAS LACRAS ATENTAMENTE LA GENTE DEL SOMBRERO PUTOS”.

En el mismo mes de mayo, la violencia homicida también recrudeció en Ensenada, los hermanos Villavicencio Meza y otros operadores de Sinaloa mandaron asesinar a funcionarios de la fiscalía y mataron a un abogado. Entonces Carlos Flores decidió comisionar a Corona en el puerto. “Su sugerencia abierta llegando, fue que buscáramos a los líderes del cártel para hacer acuerdos y bajarle a los muertos”, se quejaron integrantes de las Mesas de Coordinación, pero Carlos Flores de nuevo lo protegió.

Entre julio y agosto, a petición de Corona, el comisionado firmó y aprobó algunos cambios en las fiscalías, destacaron los movimientos en el área de Homicidios. La versión al interior de la FGE fue que el comandante les informó que deberían trabajar a favor de CJNG, recibieron teléfonos y dinero. “Es imposible que el comisionado Carlos Flores no sepa”, fue el reclamo interno.

A finales de agosto, al interior de la FGE empezó a circular la versión de que entre marzo y abril del presente año,  un agente local de apellido Nava había contactado a Corona y otros jefes de la GESI con los mandos criminales del Cártel Jalisco y que los acuerdos de corrupción se habían hecho con Hugo Gonzalo Mendoza Gaytán “El Sapo”, segundo al mando de Nemesio Oseguera  “El Mencho”.

El 3 de octubre, ZETA recordó al comisionado las denuncias en contra de Corona, y se limitó a responder que ya lo había retirado del cargo a mediados de septiembre, pero no informó la causa o si existía una carpeta de investigación abierta en su contra.

 

LAS MANTAS

La mañana del jueves 1 de octubre, en dos puntos de Tijuana, fueron colocadas narcomantas en las cuales se refieren presuntamente a Carlos Alberto Flores, comisionado de la GESI.

De acuerdo con información obtenida por ZETA, la primera manta se reportó a la central de emergencias a las 07:56 horas en el puente vehicular La Gloria, en la colonia La Gloria, distrito Santa Fe. Casi una hora después, a las 08:50 se informó que en el puente peatonal ubicado a la altura de Calzada Tecnológico y Bulevar Lázaro Cárdenas en la colonia La Pechuga, pendía una tela color blanco con el mismo mensaje.

La amenaza plasmada en letras color negro y rojo decía:

“CARLOS ALBERTO FLORES. TU TIEMPO SE ESTÁ ACABANDO, YA CAYÓ TU ABUELO GENARO GARCÍA LUNA, YA VAN POR TU PAPÁ CÁRDENAS PALOMINO, EL GOBIERNO ASÍ CÓMO LA MAÑA, NO OLVIDAMOS Y RECORDAMOS CUANDO TE DETUVIERON EN LA GARITA SACANDO ARMAS, TE FUISTE PARA MÉXICO A ENFRIARTE Y VOLVISTE MÁS PENDEJO QUE ANTES, AHORA TUS PERROS ANDAN SECUESTRANDO Y EXTORSIONANDO GENTE INOCENTE HASTA EL DROGADICTO DEL CORONA LO TRAES DE PENDEJO QUERIENDO PEDIRLE DINERO A LOS CARTELES.

FLORES ACUÉRDATE QUE TIENES FAMILIA EN TIJUANA NO SEAS PENDEJO SI ERES CORRIENTE ALGÚN CORRIENTE SE VA A PASAR DE VERGA CON LOS TUYOS, ENTRE MÁS VIEJO MÁS PENDEJO Y TU ABOGADO YA SE TE CAYO EL TEATRITO DICIENDO QUE SON LOS CHILANGOS LOS QUE TRAEN SU CAGADERO PONTE LAS PILAS PORQUE ESE PENDEJO DEL FLORES TE VA A LLEVAR ENTRE LAS PATAS…”.

No es la primera vez que el comisionado de la GESI es amenazado por el narcotráfico, el caso más reciente en el que su nombre figuró en un texto, fue tras un cateo realizado por elementos de la Guardia Estatal en Viñas del Mar los primeros días de enero de 2020, lo cual derivó agresiones en contra de elementos estatales y narcomantas.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio