Dan de baja a Carlos Alberto Flores de la GN; él lo niega.

Destacados domingo, 4 octubre, 2020 9:10 AM

El Comisionado de la Guardia Estatal de Seguridad e Investigación en Baja California, Carlos Alberto Flores fue dado de baja de la Guardia Nacional, confirmaron vía telefónica, fuentes federales a ZETA el sábado 3 de octubre.

Diversos integrantes de los cuerpos de seguridad de Baja California, hablaron con reporteros de ZETA en diferentes momentos, de la posible salida del comisionado: “A David Fernando Rodríguez Robledo coordinador del Centro Estatal de Inteligencia, la federación le dejó de pagar la primera quincena de septiembre, y a Flores le pagaron por última vez a finales de septiembre. “Parece que es por la investigación en contra de Genaro García Luna, pero no está claro”, pero no hubo confirmación con fuentes oficiales.

El sábado 3 de octubre, información similar se hizo llegar al semanario, a través de una carta que fue entregada por un integrante de las Mesas de Coordinación para la Construcción de la Paz y Seguridad. En el texto, el redactor o redactores, aseguraban que Flores había sido cesado. Esta vez, un alto funcionario del gobierno de López Obrador, quien pidió el anonimato, lo ratificó.

LA CARTA

En la carta sin firma,- presuntamente- elaborada por “los buenos elementos de la fiscalía”, denuncian que Carlos Alberto Flores, Luis Flores Fierros, ex coordinador de la Agencia Estatal de Investigación, Alejandro Corona Zamora, comandante en la ciudad de Tecate, y David Fernando Rodríguez Robledo, actual titular del Centro Estatal de Inteligencia la FGE, han aprovechado a la institución para perpetuar la corrupción y las negociaciones con el narcotráfico de la región.

La misiva está dirigida al presidente, Andrés Manuel López Obrador, al secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño, al fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, al gobernador del estado, Jaime Bonilla Valdez y al fiscal general del estado Juan Guillermo Ruiz Hernández

Sus redactores aseguran que los mandos mencionados anteriormente, se han encargado de “robar droga y dinero de grupos antagónicos, haciendo extorsiones y cometiendo privaciones de la libertad de personas que se dedican a actividades ilícitas para exigirles la entrega de droga o dinero a cambio de liberarlos”.

“Esto es un llamado de auxilio desde dentro de la policía. No estamos de acuerdo con la forma por demás descarada con la que esos falsos servidores públicos hacen tratos con grupos de la delincuencia organizada utilizando para ello las propias herramientas que les proporciona la institución porque en todo caso y si quieren trabajar con la delincuencia pues que renuncien a sus puestos y se enfrenten a nosotros y nuestro trabajo”.

Recordaron que los ex policías federales, llegaron a Baja California con la indicación de limpiar la corporación y, “en lugar de ello se aliaron con los malos elementos que ya había en la antes Policía Estatal Preventiva, ahora Guardia Estatal de Seguridad y de la antes Policía Ministerial, ahora Agencia Estatal de Investigación” todas bajo el mando de Carlos Alberto Flores.

“En cuanto a Carlos Alberto Flores, tenemos información fidedigna de que recientemente fue dado de baja de la Policía Federal, ahora Guardia Nacional, por órdenes del presidente Andrés Manuel López Obrador, debido a sus nexos con la delincuencia organizada y sabemos también que está sujeto a investigaciones federales tanto en México como en Estados Unidos de Norteamérica, ya que durante su paso por la Policía Federal, sirvió a Genaro García Luna.

Denunciaron que Carlos Alberto Flores mantiene una red de corrupción al interior de la FGE por medio de la GESI, “la cual inició con el nombramiento de uno de sus operadores e incondicional de nombre Alejandro Zamora Corona, a través del cual hizo pactos con el Cártel Jalisco Nueva Generación para que estos pudieran operar libremente en la ciudad de Tecate”.

“Por órdenes y anuencia del comisionado Carlos Alberto Flores, Corona se desplazaba por todos los municipios acompañando al actual encargado interno de la coordinación de la Agencia Estatal de Investigación, José Luis Gómez Ortega, el cual también sabemos aceptó formar parte de este grupo corrupto con tal de ostentar el puesto de coordinador”, reiteraron.

Indicaron que el esquema de corrupción permitió que aún y cuando Gómez Ortega es el coordinador, el comandante Corona pudiera ordenar a los comandantes “buscar hacer contacto con los delincuentes de sus adscripciones para solicitarles dinero a cambio de protección, fueran del cartel que fueran”.

“La Unidad de Investigación de Homicidios, el director estatal César Armando González Gómez, la jefa del grupo en Tijuana, Maricruz Bugarin de Jesús, además de los agentes Ernesto Alfonso Montes Gaytán y Edgar Said Nava Estrada, fueron colocados por el actual encargado interno de la AEI, José Luis Gómez Ortega y el comisionado Carlos Alberto Flores en esas posiciones por petición del comandante Alejandro Corona Zamora, a fin de inclinar las investigaciones para apoyar al Cártel Jalisco Nueva Generación, mientras que en Mexicali los compromisos son con el Cártel de Sinaloa”, informaron.

En cuanto al puerto de Ensenada, aseguran que Corona no logró encontrar policías que le apoyarán en sus intenciones de hacer tratos con los operadores delincuenciales de dicho municipio, “con conocimiento y autorización del comisionado, Corona se llevó a Ensenada al policía de la agencia Estatal de Investigación de Mexicali, Oscar Miguel Tenorio Camarena, el cual sirvió como contacto con la gente de Víctor Manuel Padilla Murillo, alias el Chatarras, mismo que fue recientemente asesinado en la Ciudad de México”.

En esa incursión en Ensenada por parte del comandante Corona, el texto asevera que intentaban beneficiar a René Arzate, alias La Rana, “para que se apodere de las principales rutas de trasiego de drogas y a cambio de una fuerte suma de dinero dichos delincuentes les dan informes para hacer supuestos decomisos de supuestos laboratorios los cuales es bien sabido son simulaciones ya que éstos nunca han estado en operación”.

En Rosarito apuntan que “operan con total impunidad los grupos criminales porque las policías están rebasadas y aun así desde luego hay malos elementos, pero estos ya estaban antes en ese municipio”.

Acusaron también que Luis Flores Fierros, quien llegó como coordinador de la AEI en Baja California, en la primera junta de comandantes de los diferentes municipios llevada a cabo en Tijuana “reclamó exigiendo cuotas por el huachicol en Tecate, más participación por el decomiso de aviones que transportan droga en la Sierra de Ensenada, los cargamentos de droga que pasan por Mexicali con dirección a Tijuana, la fayuca de las aduanas, las recicladoras de carros robados, la prostitución en la zona norte y demás actividades ilícitas que según Flores Fierros debían ser controladas por la policía de investigación.

“Carlos Alberto Flores es un ciudadano ordinario por haber sido dado de baja de la Guardia Nacional, institución la cual a su vez lo comisionó a las labores en este estado, el mismo no puede seguir ejerciendo las funciones de comisionado, no debería andar armado ni traer escoltas, no deberían de poder entrar a instalaciones de la GESI y de la fiscalía, no debería poder hacer uso de unidades oficiales y ni debería tener acceso a información generada por las diferentes policías, no debería estar ejerciendo las funciones de comisionado un ciudadano que ni policía es”, reclamaron quienes se identificaron como buenos elementos quienes se niegan a trabajar y catear casas, en las presentes condiciones de corrupción.

FLORES “SIGO ACTIVO”, ASEGURA QUE ACLARÓ EL TEMA EN LA SSPC

Al respecto, ZETA se comunicó con el Coordinador de la GESI Carlos Flores.
¿Fue dado de baja de la Guardia Nacional?

“No. Esa versión se derivó de lo que se publicó de manera errónea en el semanario Proceso – la primera semana de agosto- en el cual se me señala de haber colaborado con Genaro García Luna, puedo precisar de manera categórica que es falso. Y si se aclaró en la Secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) de manera fehaciente, toda vez que Genaro “García Luna causó baja en noviembre de 2012 y el suscito causó alta en febrero de 2013.

“Preciso señalar que no solamente no colaboré con Genaro García Luna, sino que en el tiempo que él fue Secretario de Seguridad, a ti servidor le tocó iniciar la investigación al entonces secretario, por enriquecimiento ilícito, desde otra área del mismo gobierno federal.

“Sí se generó una duda, por una lista de como 80 personas mencionadas, algunas sí trabajaron con García Luna, otras muchas no”.

¿Cuándo se aclaró el tema y con quién?

“En la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, se estuvo conversando y la semana pasada se aclaró de manera definitiva”, aseguró.

Después recordó que el jueves 1 de octubre, él estuvo en las instalaciones de la SSPC en la ciudad de México en una reunión que sostuvieron, el gobernador Jaime Bonilla, el Fiscal General de Baja California, Guillermo Ruiz y otros funcionarios estatales y federales, con Ricardo Mejía Berdeja, Subsecretario de Seguridad Pública. “Y sigo activo”.

¿Entonces, su sueldo lo sigue pagando el gobierno federal?
“Sí”.

¿Existe algún proceso en su contra?
“Que yo sepa ninguno”.

Respecto a Alejandro Corona Zamora, comandante al quien sostuvo y defendió en su puesto a pesar de las constantes denuncias que arreciaron a partir del mes de marzo del 2020 solo comentó que lo retiró del cargo a mediados del mes de septiembre.

También informó que tuvo conocimiento que una carta anónima en su contra empezó a circular el martes 29 de septiembre, previo a las mantas que se colgaron en diversos puntos de Tijuana el jueves 1 de octubre, acusando su presunta relación con García Luna, su apoyo a elementos corruptos de la Gesi y amenazando su vida, y la de su familia.

El funcionario consideró que ambos hechos están relacionados, y provienen de personas que aspiran a su puesto.
El mismo jueves, tras darse a conocer el contenido de las mantas, el fiscal Guillermo Ruiz emitió un comunicado respaldando al comisionado y los resultados de la GESI. Aseguró que Flores y García Luna, no trabajaron junto y desestimó los señalamientos.

Antecedentes

En la edición 2284, Proceso publicó el reportaje titulado “Los Tentáculos de García Luna en la 4T” firmado por el periodista Jesús Esquivel, en dos párrafos, el investigador periodístico expuso que de acuerdo a información de inteligencia en poder del gobierno de Estados Unidos, el actual Comisionado de la GESI de BC, Carlos Alberto Flores, pertenecía a la red de protección del ex titular de la Secretaría de Seguridad Pública, en el sexenio del presidente Felipe Calderón Hinojosa.

También mencionó a Luis Flores Fierro quien renunció a su cargo de director de la Policía Ministerial de Baja California en mayo 2020, y David Fernando Rodríguez Robledo, quien sigue comisionados de la Guardia Estatal local.

Alberto Flores ingresó a la Policía Federal a principios del 2008 como director “A” de investigación en el órgano interno de control, y el 15 de enero de 2009 fue nombrado director de análisis e integración de la dirección de información de la Secretaría de la Función Pública con un sueldo de 153 mil pesos.

Durante el año 2018 la Fiscalía General de la República inició una averiguación previa en su contra, FED/CHIH/JUA/701/2018, también fue denunciado ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos CNDH/212018/24381, por haber allanado un hotel en Chihuahua, donde supuestamente se hospedaban agentes federales comisionados al combate del crimen organizado.

En julio del 2019 fue nombrado jefe de la división antidrogas de la Policía Federal donde se mantuvo hasta el primero de noviembre de 2019 para ser nombrado por el gobernador Jaime Bonilla Valdez cómo el Primer Comisionado de la Guardia Estatal, lo que antes era la Policía Estatal Preventiva.

Flores ya había trabajado en Baja California, en septiembre del 2007 dejó su puesto como director de la Policía Estatal Preventiva, después de ser detenido por autoridades de Estados Unidos en compañía de un comandante estatal, y un elemento policía federal-militar en posesión de pistolas y cartuchos que adquirieron en una feria de armas en Phoenix.

Flores declaró que el “solo acompañó” a los compradores ilegales, acto seguido, le pidieron la renuncia en el estado, y le abrieron las puertas para trabajar a México.

Después del atentado armado en contra del secretario de seguridad de Baja California Manuel Diaz Lerma en abril de 2006, los tres órdenes de gobierno representados en el Grupo Coordinación, organizaron y patrocinaron, entre 2006 y 2007, la compra clandestina de armas cortas y de alto calibre en Estados Unidos, para equipar a escoltas, altos mandos y grupos especiales. (Colaboró con información Rosario Mosso Castro)

Comentarios

Tipo de Cambio