Ven piso disparejo en elección de Morena

Foto: Graciela López/Cuartoscuro.com.- Porfirio Muñoz Ledo / Foto: Cuartoscuro.com.- Yeidckol Polevnsky / Foto: Cuartoscuro.com.- Mario Delgado Carrillo.
 
Edición Impresa lunes, 14 septiembre, 2020 01:00 PM

De entre los 51 aspirantes a máximo cargo en el partido oficial, algunos se proyectan con la ventaja que les da ostentar un cargo público o partidista, mientras que otros renunciaron para solicitar registro a la contienda. Alejandro Rojas y Gibrán Ramírez acusan que no hay piso parejo, mientras que el diputado Mario Delgado considera que no es necesario separarse del cargo, pues sucesión se decidirá por encuesta y no habrá campañas

De los 51 aspirantes a la dirigencia nacional de Morena, aquellos que se distinguen por ostentar un cargo público o partidista no están obligados a solicitar licencia en caso que la autoridad electoral los incluya en la encuesta con la que se elegirá al nuevo presidente de ese instituto político. A decir de otros interesados, esa situación no brinda condiciones de equidad en la contienda por la máxima posición en el partido.

Alejandro Rojas Díaz-Durán, quien desde hace alrededor de año y medio renunció a la coordinación de asesores del Senado de la República, con miras a asumir la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional partidista, criticó a propósito de aspirantes como los diputados Porfirio Muñoz Ledo, Mario Delgado Carrillo, Marco Antonio Andrade Zavala, Javier Hidalgo Ponce o la secretaria general de Morena, Yeidckol Polevnsky Gurwitz: “Los más reconocidos, a partir del cargo construyeron su candidatura”.

El ex secretario general de la Conferencia Interamericana de Seguridad Social, Gibrán Ramírez Reyes a su vez manifestó que “los compañeros que son diputados o son legisladores en general sí cuentan con una plataforma permanente para su promoción política”.

La Convocatoria para la Elección de la Presidencia y la Secretaría General, emitida por el Instituto Nacional Electoral (INE), no establece como requisito dejar el cargo para participar; tampoco contempla una fase de proselitismo. De ahí que voces como la de Rojas y Ramírez acusen falta de “piso parejo”, en detrimento de los cuadros que se conducen sin ocupar posiciones en el ámbito público y a quienes prácticamente solo les resta atenerse a la suerte que les depare la posible inclusión de su nombre en la encuesta, la cual estará dirigida a militantes y simpatizantes.

El 8 de septiembre venció el plazo para solicitar registro como candidatos en el curso de un proceso organizado por el INE, toda vez que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación determinó que no existen condiciones internas para la auto organización de Morena.

El periodo de inscripción también estuvo abierto a quienes buscan la secretaría general del instituto político, que en total sumaron 54 pretensos, entre los que se ubican otros perfiles conocidos como la senadora Minerva Citlalli Hernández Mora; la secretaria de Organización de Morena en Ciudad de México, Donají Alba Arroyo; el ex coordinador técnico de Vinculación Internacional del Instituto Mexicano del Seguro Social, Antonio Attolini Murra (quien dejó el cargo precisamente para solicitar su registro al proceso de sucesión); el ex líder de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca Flavio Sosa Villavicencio; y el presidente del Consejo Político del partido en Baja California, Rafael Armando Figueroa Sánchez.

Foto: Galo Cañas/Cuartoscuro.com.- Alejandro Rojas Díaz-Durán

Aun cuando no tienen garantizada la candidatura, Mario Delgado y Yeidckol Polevnsky acudieron a inscribirse como aspirantes llevando sendos contingentes de seguidores. Tratándose del legislador, lo acompañaron a las instalaciones del INE los también diputados Dolores Padierna Luna y Pablo Gómez Álvarez; además de Ricardo Peralta Saucedo, quien supuestamente amenazó al alcalde de Tijuana, Arturo González Cruz (con motivo de la presunta venta de un decomiso) y días después, a finales de agosto, fue destituido de la subsecretaría de Gobernación en razón de medidas de austeridad, impuestas por el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

A su vez, la secretaria general fue recibida por cientos de personas al exterior de las instalaciones del INE, quienes la ovacionaron, entonaron porras e incluso enarbolaron pancartas en apoyo a la aspirante.

Por lo que respecta a Minerva Citlalli Hernández acudió en compañía de Muñoz Ledo, en el ánimo de tramitar cada quien su respectiva solicitud. Originalmente ella aspiraba a la presidencia del CEN. Luego de que la dirigencia nacional, la cual recae en Alfonso Ramírez Cuéllar, propusiera a Muñoz Ledo contender para presidente del CEN de la mano de la senadora para la secretaría general, la legisladora se ciñó a la propuesta y desistió de buscar la presidencia partidista.

Del nutrido cúmulo de interesados, 105 en total, el INE determinó que por cada categoría queden registrados seis. En caso de que los aspirantes que cumplan con los requisitos de participación sobrepasen esa cantidad, el Instituto organizará “una encuesta pública abierta de reconocimiento que permita reducir el número de candidaturas” al máximo recomendado.

Para el 12 de septiembre, la Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos del órgano electoral debe tener preparado el dictamen sobre los aspirantes que reúnan los requerimientos para contender. La encuesta de reconocimiento, siempre y cuando se requiera depurar el número de pretensos acreditados “para alguno de los cargos o ambos”, se llevará a cabo entre los días 16 y 22 del mismo mes.

En tanto, tres casas encuestadoras, BGC, Ulises Beltrán y Asociados, SC, Covarrubias y Asociados, SC y Parametría, SA de CV quedaron seleccionados para que del 26 de septiembre al 2 de octubre apliquen las encuestas con las que se definirá quiénes ocupen la presidencia y la secretaría general del CEN de Morena.

 

“ESTÁN LOS DADOS CARGADOS”

Para el suplente de Ricardo Monreal Ávila en el Senado de la República, Alejandro Rojas Díaz-Durán, en el marco de renovación de la dirigencia del partido “están los dados cargados” hacia el diputado federal Mario Delgado Carrillo.

“No se vale que él, su prestigio lo esté construyendo, su aspiración, a partir del cargo público. Es un cargo, recibe dinero público y utiliza los recursos públicos de la Cámara para promoverse, porque no lo entrevistan a él porque sea Mario Delgado, lo entrevistan porque es el presidente de la Jucopo, de la Junta de Coordinación Política en la Cámara de Diputados, que es un cargo institucional, constitucional, que tiene bajo su responsabilidad la utilización de recursos públicos y eso por congruencia política debía haber pedido licencia y separarse del cargo, porque está nadando de muertito. No arriesga nada”, mencionó Rojas en entrevista con ZETA.

A su juicio, para la elección de los nuevos liderazgos, el INE “no está aplicando los criterios de un proceso electivo, sino es la encuesta en frío”, por lo que según consideró “tiene que haber debates para que la gente esté informada”, en aras de que tome “la mejor decisión”, esto es, que decida “no en función de la percepción o de la generación de comunicación, sino por haber (el candidato) convencido con una propuesta”.

Rojas Díaz-Durán, quien en su momento afirmó “hemos ingresado más de 197 impugnaciones en los Tribunales Electorales del Poder Judicial en todo el país, así como también más de 55 incidentes de inejecución de sentencia contra Alfonso Ramírez Cuéllar de continuar encaramado de manera ilegal como presidente provisional de Morena”, asentó que en lo referente al procedimiento que está siguiendo el INE igualmente interpuso un incidente de inejecución, en aras de que la institución establezca treinta días de campaña, tope de gastos de proselitismo, la celebración de tres ejercicios de disertación entre los contendientes y el requisito de que en dado caso y en esta fase preliminar los aspirantes pidan licencia a sus cargos.

En un enlace telefónico con este medio, Gibrán Ramírez Reyes se dijo preocupado de que al no haber separación del cargo “el mensaje que se manda a la militancia y al país”, es “que Morena es un asunto de segunda, como para atender en los ratos libres y en los fines de semana”.

A su modo de ver, “es lo que han hecho algunos compañeros”. Particularmente se refirió a Muñoz Ledo: “Bueno, don Porfirio ya está ahora muy echado a andar y supongo que le está comiendo tiempo a su trabajo legislativo”.

En el tema de las campañas, sostuvo que la falta de “un espacio” para llevarlas a cabo, “vuelve más inequitativas las condiciones de competencia”. En ese tenor observó: “Hay compañeros que están todo el día en la ‘tele’. Yo tengo espacios que son de opinión, que escucha, digamos, la parte politizada del país; son espacios que, claro, que me dan una ventaja sobre alguno de los otros compañeros, pero hay gente que tiene ventaja verdadera. Porfirio Muñoz Ledo tiene una ventaja como de 60 años en medios o algo así, quizá un poquito menos, y Mario Delgado sale todo el día en la tele. Si hace algo bien, sale en la tele y si se equivoca sale más. Entonces pues ahí sí es un poco inequitativo. Pero entramos sabiendo esas reglas, sabiendo que es poco el tiempo y creemos realmente, en mi equipo estamos convencidos, podemos ganar”.

Anunció que previo a la realización de la encuesta, visitará Tijuana el 25 de septiembre.

Refiriéndose al ex presidente de la Mesa Directiva en San Lázaro, denunció que fue favorecido por la burocracia partidista para acreditar su adhesión a Morena: “Si alguien dice que milita y no está en el padrón ante el INE, tiene que ir a la Comisión de Honestidad y Justicia a pedir que se le reconozca su afiliación y adjuntar pruebas; entonces para hacerlo para el compañero Muñoz Ledo tuvieron que ser muy laxos y lo grave es que se anunció en un evento oficial del partido, una dizque asamblea informativa del Comité Ejecutivo Nacional, donde presentaron una fórmula a la presidencia del Comité y a la Secretaría General”.

Según abundó el CEN de Morena, se inclinó por respaldar a Muñoz Ledo en vista de que “sus (propios) candidatos no medían en las encuestas”.

Foto: Alejandro Gutiérrez Mora.- Gibrán Ramírez, analista político

Deploró del diputado “que hasta hace un mes estaba diciendo que Morena salía de su corazón y le daba mucha tristeza” y “ahora ya se volvió a meter a su corazón junto con el deseo de volver a ser presidente de un partido político (siendo que ya estuvo al frente del perredismo y del priismo)”.

Sobre el aparente apoyo de la actual dirigencia al diputado, Alejandro Rojas por su lado indicó que está “muy mal”, habida cuenta de que el CEN “no puede ser juez y parte”.

En alusión al legislador, agregó: “Porfirio Muñoz Ledo es mi amigo, lo quiero mucho, lo admiro mucho, pues lo están utilizando un grupo que tuvo cerrado a Morena, por eso le pusieron a esta senadora (Citlalli Hernández) y son los mismos”.

 

EN LA CÁMARA HAY “ASUNTOS IMPORTANTES”: MARIO DELGADO

El diputado federal Mario Delgado Carrillo consideró que no es necesario solicitar licencia para contender por la dirigencia de Morena. Recalcó que por lo que a él respecta, no emprenderá ese procedimiento.

A pregunta expresa de este Semanario, explicó vía telefónica: “Es un proceso inédito esto de la encuesta, no hay ninguna campaña que hacer, entonces vamos a seguir trabajando aquí en la Cámara de Diputados, tenemos asuntos importantes y no queda más que esperar la encuesta”.

Acerca de la presunción de no existir piso parejo, opinó: “Yo creo que se pudo haber hecho de manera ordenada pero lamentablemente el partido decidió otra cosa y ahora estamos en esta situación, en este proceso inédito donde habrá una encuesta a final de mes”, ello a propósito de que el dirigente provisional, Ramírez Cuéllar, no acató una resolución de renovar el máximo cargo partidista en un plazo determinado, de manera que el mismo Tribunal tuvo que resolver de nueva cuenta, en este caso para que el INE organice la elección por el método que actualmente prevalece.

– En caso de quedar como dirigente, ¿cómo lidiar con temas como la Ley de Ingresos o el Presupuesto de Egresos y al mismo tiempo atender los destinos de Morena?, se le preguntó.

“No, ahí sí no. En caso de que yo, si yo resultara electo dirigente, tendría que pedir licencia”, aclaró.

Sobre quién pudiera sustituirlo en el Congreso al frente de la Junta de Coordinación Política, “eso es decisión del grupo parlamentario de Morena”, respondió.

También habló de su estatus en el partido, toda vez que recientemente solicitó al INE aparecer en el padrón de militantes, lo cual constituye un requisito para participar en la contienda. “Yo soy militante de Morena desde enero de 2015″, aclaró.

– ¿Ya verificó si actualmente aparece en el padrón?

“Tengo a salvo mis derechos como militantes, estoy en el padrón”, aseguró.

Sobre su apuesta en la ruta por asumir la dirección del partido oficial, Delgado Carrillo indicó: “Nuestra propuesta es ya dejar los jaloneos por la dirigencia y hacer lo que nos enseñó Andrés Manuel López Obrador, que es organizar a la gente, la fuerza de Morena está en el pueblo organizado y queremos que Morena sea el motor de la transformación, que impulse el proyecto alternativo de nación y esté apoyando a nuestro Presidente. Estoy llamando a formar los comités de defensa de la Cuarta Transformación a lo largo y ancho del país y también a que regrese el periódico Regeneración, volver a reimprimirlo”.

 

RESULTADOS

Una vez que se realicen las encuestas, el 4 de octubre las empresas encargadas de aplicarlas presentarán un informe de resultados a la Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos del INE, y un día después, Morena podrá registrar sus nuevos liderazgos ante el órgano electoral.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio