Cae “El Javo” del Cártel del Sinaloa en Mexicali; huía del acoso del CAF


 
Destacados jueves, 3 septiembre, 2020 04:00 PM

Javier Olguín Hernández, alias “El Javo”, uno de los principales operadores del Cártel de Sinaloa en Baja California, fue detenido la noche del miércoles 2 de septiembre, durante un operativo realizado en el fraccionamiento Jardines del Lago, en la Capital del Estado.

“El Javo”, también conocido como Javier Hernández Salazar y/o Daniel Vázquez Silva, se encuentra ubicado en el lugar número 9 de los objetivos prioritarios del Gobierno de los Estados Unidos en Baja California, relacionado con el tráfico de drogas, en específico narcóticos sintéticos.

Su captura se realizó por elementos de la Guardia Estatal de Seguridad e Investigación (GESI), Secretaría de Marina y Guardia Nacional, luego de dos meses de ubicación y planeación del operativo, el cual culminó en el domicilio marcado con el número 531 de la avenida Lago Moero, en dicha comunidad ubicada en una de las zonas más céntricas de Mexicali.

Según las indagatorias efectuadas por las autoridades, “El Javo” inició en las operaciones ilícitas en el Cártel Arellano Félix, donde estuvo bajo las órdenes de Teodoro García Simental, “El Teo” y del propio Fernando Sánchez Arellano, alias “El Ingeniero”.

Tras la separación de los líderes criminales buscó refugio en el Cártel de SInaloa, donde escaló a niveles importantes, al grado de llevar a ser compadre de René Arzate García, conocido como “La Rana”, además de que durante varios años fue escolta de Alfonso Arzate García, “El Aquiles”.

Fuentes de inteligencia lo ubican como uno de los principales responsables de la violencia que se registra en el municipio de Tijuana, cuya cifra de decesos ya supera los mil en el año.

A raíz de este conflicto con integrantes del CAF, por el control del narcomenudeo en colonias conflictivas como Sánchez Taboada, Valle Verde y Florido, tuvo que salir de Tijuana y buscar refugio en la Capital del Estado, donde tenía aproximadamente un mes distribuyendo drogas en menores cantidades, obteniendo ganancias de 3 a 5 mil dólares semanales que le eran entregadas por operadores de “La Rana” y “El Aquiles”.

“El Javo” cuenta ya con un amplio historial delictivo que va desde homicidio calificado, abuso de confianza, violencia intrafamiliar y lesiones agravadas por razón de parentesco, portación de arma prohibida, posesión de arma de fuego y cartuchos.

Uno de los crímenes más severos en los que se vio involucrado es en la muerte de tres mujeres originarias de Mexicali, ocurrido en un predio de la colonia Loma Dorada en Tijuana, donde ordenó que los cadáveres fueran disueltos en sustancias químicas para evitar su localización.

Cuando fue detenido en aquella ocasión mencionó trabajar para un hombre apodado “El Michoacano”, uno de los principales responsables del trasiego de drogas; en aquella ocasión fue detenido con su hermano Leonel, asesinado meses después.

En esta última detención fue aprehendido en compañía de un compositor de narcocorridos, con quien convivía.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio