EU acusa a Ramón Pequeño y a Luis Cárdenas Palomino, de traficar drogas para el Cártel de Sinaloa

Foto: Cuartoscuro
 
Destacados jueves, 30 julio, 2020 01:09 PM

La Fiscalía del Distrito Este de Nueva York acusó a Ramón Eduardo Pequeño García y a Luis Cárdenas Palomino, ex Coordinador de la División de Inteligencia para la Prevención del Delito y ex titular de la División de Seguridad Regional de la Policía Federal (PF), respectivamente, por tráfico de drogas en colaboración con el Cártel de Sinaloa.

Según lo informó el periodista Alan Feuer, ambos ex funcionarios federales, junto a Genaro García Luna -ex titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) durante el Gobierno de Felipe Calderón Hinojosa- estuvieron implicados en el asesinato de un informante colombiano de la Administración para el Control de Drogas​ estadounidense (DEA, por sus siglas en inglés), “hace más de una década”, según “ha testificado un renegado del cártel”.

“El informante estaba dando información a las autoridades estadounidenses sobre los envíos de cocaína controlados por Arturo Beltrán Leyva, el antiguo socio de Guzmán en Sinaloa […] Sergio Villarreal Barragán [alias ‘El Grande’], afirma que García Luna recibió el nombre del informante de un oficial corrupto de la PF en Bogotá [Colombia]”, indicó Feuer en su cuenta de la red social Twitter.

“Pequeño y Palomino ayudaron a darle el nombre a Beltrán Leyva. El informante fue secuestrado y torturado. Después de confesar que trabajaba para la DEA, fue asesinado”, agregó en una serie de tuits el periodista, corresponsal en Nueva York del diario The New York Times.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos acusó también, a García Luna, por el delito de empresa criminal continua por colaboración con el Cártel de Sinaloa, y presentó tres cargos de importación de cocaína y conspiración internacional contra Pequeño García y Cárdenas Palomino.

La Fiscalía para el Distrito Este de Nueva York actualizo la acusación presentada originalmente contra García Luna el pasado 4 de diciembre, que solo incluía tres cargos de narcotráfico y uno de falsedad en declaraciones.

En consecuencia, se solicitó a la Corte para el Distrito Este de Nueva York ordenar la aprehensión de Pequeño García y Cárdenas Palomino, a quienes la Fiscalía caracterizó como “fugitivos” en un boletín de prensa.

Para sustentar la acusación de empresa criminal contra García Luna, los fiscales neoyorquinos mencionaron seis cargamentos masivos de cocaína asegurados en Estados Unidos entre 2002 y 2008, que sumaron 50 toneladas.

En ese periodo, García Luna fue jefe de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la entonces Procuraduría General de la República (PGR), y a partir de diciembre del 2006, titular de la SSP Federal mexicana.

“Entre 2002 y 2007, García Luna presuntamente ayudó a al menos seis envíos de cocaína por un total de más de 50 mil kilos de cocaína. Además, los acusados colocaron a otros funcionarios corruptos en posiciones de poder en ciertas áreas de México controladas por el Cártel de Sinaloa”, señala el comunicado del Departamento de Justicia de EE.UU.

¿QUIÉN ES RAMÓN EDUARDO PEQUEÑO GARCÍA?

Ramón Eduardo Pequeño García fue titular de la División de Seguridad Regional de la PF de 2008 al 2009. Después, de 2009 a 2013 encabezó la División Antidrogas de la Policía Federal cuya misión era combatir a los cárteles, entre ellos al de Sinaloa, así como a la producción, tenencia y tráfico de estupefacientes. Luego, del 2013 al 2015, fungió como titular de la División de Inteligencia de dicha corporación.

El 15 de julio del 2015, Pequeño García fue destituido como Coordinador de la División de Inteligencia para la Prevención del Delito de la PF, por instrucción directa del entonces titular de la Secretaría de Gobernación (SEGOB), Miguel Ángel Osorio Chong.

El funcionario federal tenía a su cargo el monitoreo de las pantallas que están conectadas a las cámaras de seguridad de los Centros Penitenciarios de Máxima Seguridad de la llamada Plataforma México. El 11 de julio, el capo sinaloense Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, alias “El Chapo”, se fugó del Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) Número 1, El Altiplano, ubicado en Almoloya de Juárez, Estado de México.

El diario Reforma publicó que un mes antes de la última fuga de “El Chapo” Guzmán, el entonces director de El Altiplano, Valentín Cárdenas Lerma, propuso a diversos mandos cambiar al capo de celda o de penal, sin embargo nada de eso sucedió y hoy el ex funcionario está en la cárcel.

Según el rotativo, Ramón Pequeño García reconoció ante un juez federal que en una reunión de trabajo que tuvo lugar en la primera semana de junio de 2015, un oficial de la PF pidió reasignar a otro penal al presunto líder del Cártel de Sinaloa.

A dicha reunión también acudió Juan Ignacio Hernández Mora, entonces comisionado de Prevención y Readaptación Social, según el testimonio que rindió Pequeño García el 31 de julio del 2015, en Víctor Octavio Luna Escobedo, juez Cuarto de Distrito en Procesos Penales Federales de Toluca.

​¿QUIÉN ES LUIS CÁRDENAS PALOMINO?

En 1989, Cárdenas Palomino ingresó al Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN). En 1993, fue designado para dirigir al primer grupo operativo del “Centro Nacional de Control de Drogas”, de la entonces Procuraduría General de la República (PGR).

Tres años después se convirtió en el primer jefe del Grupo de Secuestros de la Subprocuraduría Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) de la PGR. En el 2000 fue nombrado director General Adjunto de la Policía Judicial Federal y, en 2001 se convirtió en el primer director general de Investigación Policial de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI).

En 2006 fue designado encargado de despacho de la AFI y en 2008 fungió como director General de Seguridad Privada de la Secretaría de Seguridad Pública Federal y, en julio del 2008 fue designado Coordinador de Inteligencia para la Prevención del Delito de la PF.

En febrero del 2010 fue titular de División de Seguridad Regional de la Policía Federal de México. En diciembre de 2012 anunció su retiró de la administración pública luego de que en noviembre anterior, Edgar Valdez Villareal, alias “La Barbie”, lo acusó de pertenecer a un grupo de funcionarios que supuestamente recibió dinero del crimen organizado a cambio de protección.

Santiago Nieto Castillo, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), confirmó en diciembre del 2019, que ordenó congelar las cuentas de Cárdenas Palomino, brazo derecho de García Luna.

ACUSACIONES DEL NARCO

Un poco antes de terminar el sexenio de Calderón Hinojosa, “La Barbie”, entonces cabecilla de los Beltrán Leyva, detenido por elementos de la PF, escribió una carta donde acusó a García Luna y a varios de sus colaboradores de trabajar con el narcotráfico y de recibir dinero de los capos sinaloense.

“Genaro García Luna […] me consta que ha recibido dinero de mí, del narcotráfico y la delincuencia organizada, al igual que un grupo selecto integrado por Armando Espinosa de Benito, quien trabajaba con la DEA y me pasaba información; Luis Cárdenas Palomino, Edgar Eusebio Millán Gómez, Francisco Javier Garza Palacios (PF Colombia), Igor Labastida Calderón, Facundo Rosas Rosas, Ramón Eduardo Pequeño García y Gerardo Garay Cadena, quienes también forman parte y reciben dinero de la delincuencia organizada y de mí”, indicó “La Barbie”.

Por su parte, Sergio Villarreal Barragán, alias “El Grande”, reveló el 8 de noviembre de 2018 en la Corte de Distrito Norte de Chicago, Illinois, que García Luna y su “compadre” Cárdenas Palomino, colaboraban para el Cartel de Sinaloa y los Beltrán Leyva, cuando ambos estaban en la SSP Federal durante el sexenio de Calderón Hinojosa.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio