26 C
Tijuana
miércoles, julio 24, 2024
Publicidad

COVID-19 sigue en ascenso

Al cierre de esta edición, sumaban casi 2 mil casos en BCS. En los primeros 8 días de julio se infectaron 406 personas, un promedio de 50.5 individuos por día

 

 

Como ZETA lo estimó desde el anuncio de la reapertura de actividades no esenciales en Baja California Sur, los casos de COVID-19 se multiplicaron y sobrepasaron lo estimado por las autoridades de Salud en el Estado.

Mientras el Comité Estatal de Seguridad en Salud calculaba pasar de 9 a 12 o 14 contagios por día al abrir la minería y la construcción a partir del 1 de junio, los casos subieron a 21 diarios; además, consideraban un número similar a partir del 15 de junio cuando se reiniciaron las actividades no esenciales.

Los resultados realmente son catastróficos: “Cerrando ya la semana 25 que terminó del 14 al 20 de junio, estamos viendo que la diferencia entre la semana 24 y 25 ya es menor, al gran salto que se tuvo en la semana 23 a la 24; sin embargo, la tendencia sigue siendo ascendente”, expuso Juan Luna Carballo, epidemiólogo de la Secretaría de Salud federal.

Al cierre de esta edición, la entidad se encontraba muy cerca de llegar a los 2 mil casos, con 406 personas contagiadas en los primeros ocho días de julio (un promedio de 50.5 individuos por día).

“Tenemos la tendencia en el Estado, en la línea punteada los casos que están acumulando por inicio de síntomas lo mismo para La Paz con registros de 34, en Los Cabos los picos están representados casi de manera proporcional a La Paz, pero sigue ascendiendo; en Mulegé también va con menor proporción, prácticamente el mismo comportamiento para Comondú y finalmente Loreto, que inició con el primer caso de manera tardía. La tendencia en todos es ascendente”, afirmó el funcionario.

Hay algo que no ha sido tomado en cuenta y quedó evidenciado tanto el Día de las Madres como el Día del Padre, fechas en que los registros de contagio aumentaron hasta 300%.

El coronavirus es letal en los adultos mayores, prácticamente el 50% que enferma en este grupo de edad pierde la vida.

La Paz inició una campaña de verificación del transporte público, debido a los abusos en el aforo de pasaje

“La relación de defunciones es la misma tendencia que se ha tenido desde el inicio de la pandemia, el mayor número de casos registrados es en jóvenes mayores de 30 a 39 años y de 40 a 49 años, sin embargo, la mayor posibilidad de fallecer de personas ya diagnosticadas con COVID es para el grupo de personas mayores de 70 años, donde prácticamente una de cada dos personas con diagnóstico de COVID puede fallecer”, remató Luna Carballo.

La última estocada fue cuando se anunció la apertura de las playas, que, aunado al Día del Padre, se resintieron precisamente en la primera semana de julio con 404 nuevos casos en ocho días, el mayor contagio desde el inicio de la pandemia.

“Desde el inicio la pandemia, 409 pacientes han sido hospitalizados, la mayor parte en el Instituto Mexicano del Seguro Social con 54%; el 24% para la Secretaría de Salud; el 12% para el ISSSTE; 3% para la Secretaría de Marina; 4% para Sedena y 3% para las instituciones privadas. Del total de los pacientes acumulados activos, 91% están siendo tratados de manera ambulatoria, 4% hospitalizados estables, 3% hospitalizados graves y 2% hospitalizados intubados”, refirió el especialista.

Lamentablemente el registro de pacientes hospitalizados sigue creciendo, 9% se encuentran internados en alguna institución de salud, 32 en condición estable, 27 de gravedad con baja oxigenación y 24 tuvieron que ser intubados. En esa última etapa, la mortalidad de pacientes es superior a 80%.

Los primeros ocho días de julio se registraron contagios masivos, por día hubo más de 50 enfermos nuevos por día

PACIENTE FALLECE EN EL ABANDONO

El viernes 3 de julio, una imagen denigrante y de falta de calidad humana se difundió en redes sociales, luego que una persona fallecida sospechosa de coronavirus, permaneció abandonado en la sala de espera de la Clínica 1 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) La Paz. Fue trasladado por una ambulancia de la Cruz Roja y al parecer llegó sin vida.

“A las ocho de la mañana la ambulancia de la corporación de Cruz Roja Mexicana llegó a la unidad, por lo que se activó el protocolo para atender al paciente, sin embargo, el médico de primer contacto, al acercarse a recibir al derechohabiente, determinó que llegó sin signos vitales, por lo cual no pudo ser trasladado al área de choque de la unidad. El Seguro Social indica que la defunción no ocurrió en las instalaciones del hospital, sino en la unidad móvil, motivo por el cual se decidió no trasladar al paciente al interior del nosocomio”, argumentó el IMSS.

La denuncia recibida en la redacción de ZETA informó que pasadas las cuatro de la tarde arribaron por los restos de la persona, la cual murió aparentemente por coronavirus, es decir, pasó por lo menos ocho horas dentro de la cápsula en la sala de espera.

Cada vez hay más pacientes que acuden a las unidades médicas a checarse, debido a que tienen síntomas de COVID

Personal clínico desarrolló su trabajo mientras la persona sin vida yacía en la sala de espera (tal y como muestra la gráfica), para muchas personas fue un acto violatorio a los derechos del fallecido, una prueba más de que la muerte alcanza rápidamente a algunos pacientes con COVID.

Debido a la falta sospecha de fallecimiento por el letal virus, el IMSS decidió llevar la cápsula de traslado al interior del hospital y se procedió a la clausura total de la sala de espera de urgencias, con la finalidad de redirigir la entrada de los pacientes por áreas no contaminadas y esperar el arribo de la autoridad correspondiente.

El agente del Ministerio Público acudió a las dos de la tarde, a lo que habría que sumar el periodo que duró en levantarse el cuerpo, mientras los trabajadores se sienten indefensos ante este tipo de prácticas, en las que nadie quería hacerse cargo del cuerpo del fallecido.

El Ayuntamiento de La Paz ha intensificado la sanitización de lugares públicos, así como sus oficinas para evitar más contagios

SEGURIDAD HOSPITALARIA POR FUGA DE CONTAGIADO

La tarde del jueves 2 de julio, fuerzas de seguridad se movilizaron en los alrededores de la Clínica 26 del IMSS Cabo San Lucas, con el reporte de un paciente fugado aproximadamente a las 5:30 pm. El enfermo se puso de pie, tomó el porta-suero y amenazó al personal médico y de enfermería, arrancándose el equipo de suministro de medicamento.

Posteriormente corrió por el pasillo hasta el ventanal, lo rompió con el porta-suero y huyó por la ventana de la parte trasera se la clínica.

“Por qué no lo grabaron, ya por lo menos hubiéramos tenido evidencia de que se fue por su propio pie”, se escucha en una grabación al guardia de seguridad.

En la huida lo alcanzó a ver un elemento de la Guardia Nacional, quien lo siguió a distancia y, mediante comandos de voz, le ordenó detenerse, pero el enardecido paciente hizo caso omiso.

Testimonios detallaron que esa tarde, el hombre tenía agendada una video llamada con su esposa, pero la llamó en dos ocasiones y no respondió. Algunos atribuyen su determinación de huir debido al diagnóstico poco favorable de su estado de salud.

El paciente se escapó por el ventanal que da al área de maniobras, que, a su vez, da a la calle frontal que conecta con el supermercado Chedraui. Según testigos, pasó frente a la funeraria, donde se topó con un guardia del hospital que igual le pidió detenerse y no hizo caso.

Ya fatigado, el hombre cruzó la calle por el paradero de peseros, y metros adelante se desplomó. Sin aliento, se recostó como pudo y, cuando lo auxilió la ambulancia, ya estaba sin signos vitales.

“Realmente los filtros que tiene cada unidad hospitalaria se están respetando, en este aspecto sobre disminuir riesgos de entrada de derechohabientes y de todas las instituciones hospitalarias tanto privadas como públicas, tienen un control específico en el cual cuenta con protocolos también de seguridad, que se presentan algunas situaciones fuera de contexto o que han llamado la atención. Son situaciones muy especiales que fueron causas de descontrol en ese momento, precisamente los controles y filtros que se tienen en cada unidad, a nosotros nos toca verificar y corroborar”, expresó Víctor George Flores, secretario de Salud en el Estado.

 Negocios sancionados por no respetar los protocolos sanitarios, fueron suspendidos una pizzería y una nevería

Acorde con el funcionario, este tipo de sucesos se registran con frecuencia en las unidades hospitalarias, en este caso, la Clínica 26 está destinada para la atención de pacientes con coronavirus.

“De esta situación que ocurrió en Los Cabos, de un paciente en el IMSS que agredió, se puso agresivo, no es el único caso que nos ha llegado a tener en el transcurso previamente al coronavirus, hemos tenido pacientes agresivos, incluso llegan a agredir al personal médico, de enfermería, a faltarles al respeto. Sabemos que tratamos con gente enferma, no nada más física, también psicológica”, argumentó.

Al resultar positivos y ser internados en el hospital, los pacientes ya no ven a sus familias hasta que los dan de alta; quizá ese era el miedo del fallecido.

“Es una situación que lamentamos, en muchos de los casos es algo impredecible, los pacientes están sometidos a mucho estrés y a veces eso se puede transmitir en actitudes de violencia, de situaciones que nos pueden traer roces con el propio personal, y por qué no, hay que reconocer que también el personal está sometido a mucho estrés, a una gran carga de trabajo física, además el exponerse de esa manera a controlar un paciente que se encuentra esas condiciones”, lamentó.

El IMSS descartó que se haya brindado una mala atención, pues el personal constantemente está bajo procesos de revisión sobre la atención a los pacientes, con el fin de garantizar un buen servicio.

“Como institución revisamos todo el proceso de la atención y también en estas áreas estamos trabajando con un protocolo que nos permite conocer algún cambio de conducta, o si surgiera alguna situación que se vaya a dar, como prevención en este tipo de pacientes”, declaró José Luis Ahuja, delegado del IMSS en Baja California Sur.

El evento ocurrido en la Clínica de Cabo San Lucas también fue un llamado de atención para que el Instituto pueda determinar los puntos vulnerables de todas las áreas médicas de BCS, “también estamos revisando todas las zonas vulnerables, como el vidrio que quebró este paciente con el porta-suero y que fue por dónde salió corriendo. Estamos enfocando como medidas de prevención en nuestras áreas, y no solamente ahora Los Cabos, estamos conociendo esta enfermedad de muchos aspectos, el comportamiento que están teniendo los pacientes, y esto nos obliga a ser cada día más cuidadosos en la protección de nuestras instalaciones, que no representen un riesgo y una vulnerabilidad para la población”, finalizó el representante.

Rubén Muñoz Álvarez, Alcalde de La Paz dio positivo a coronavirus después de una gira en la Ciudad de México

PERSONAL DE SALUD SIGUE ENFERMO

Como lo han mencionado en el Comité Estatal de Seguridad en Salud, los políticos y el personal médico son los más expuestos, y así ha quedado demostrado.

El lunes 6 de julio, Rubén Muñoz Álvarez, alcalde de La Paz, confirmó a través de sus cuentas de redes sociales haber dado “positivo a COVID” tras regresar de Ciudad de México, adonde llegó el jueves 2 y pudo contraer la enfermedad, al sostener reuniones con funcionarios federales.

Pero también el personal médico está en crisis, con 48 miembros bajo resguardo domiciliario por estar contagiados de coronavirus. Por lo menos cinco miembros del Sector Salud han perdido la vida, cirujanos, de enfermería, medicina general y administrativo, personal que entregó su vida por la salud de la población.

“Actualizado tenemos 375 pacientes que han sido contagiados, de esos afortunadamente ya tenemos 327 recuperados, y de esos pacientes que han sido contagiados, 118 han sido médicos, 136 de enfermería, once de laboratorio y otros 110 que trabajan en la Secretaría de Salud. Este es el esquema de pacientes que han sido contagiados por COVID, tenemos que en la institución se ha retirado por vulnerabilidad, por ejemplo, en la Secretaría de Salud tenemos 3 mil 681 trabajadores en la plantilla, en todas las áreas tenemos 407 de personal ausente por vulnerabilidad”, reconoció el secretario de Salud, Víctor George Flores.

En el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE) hay cinco miembros de la plantilla infectados, “de un personal de mil 200 a nivel estatal, hasta el momento hemos tenido 45 trabajadores contagiados, dentro de esos trabajadores que se han suspendido o que se han resguardado, afortunadamente activos hasta el día de hoy hay cinco”, dijo Martha Judith Vázquez Campos, subdelegada de la institución.

Sin embargo, a principios de mes algunas unidades médicas del ISSSTE suspendieron al 85% del personal por contar con factores de riesgo, poniendo en serias condiciones la atención al derechohabiente.

El IMSS sigue con personal activo a coronavirus, recordemos que el mayor brote se dio en la Clínica 26 de Cabo San Lucas, donde más de 40 miembros de la plantilla enfermaron y lamentablemente una falleció.

“Tenemos una plantilla de casi 4 mil trabajadores en el Estado y ahorita tenemos 18 trabajadores activos (contagiados), se ha venido haciendo una serie de estrategias con la finalidad de limitar las cadenas de contagio y la identificación temprana de los casos. Otro punto importante es que en su mayoría los contagios ahorita son a nivel comunitario, que es una parte muy importante que reforzamos en todo nuestro personal, para que las medidas que estamos aplicando al interior de las unidades también sea utilizado por personal a nivel comunitario”, informó José Luis Ahuja desde el IMSS Delegación BCS.

Negocios que incumplan las medidas sanitarias serán suspendidos por COEPRIS, todos deben buscar parar la cadena de contagios

COMERCIOS SANCIONADOS EN PANDEMIA

Ni la población ha entendido que prácticamente estamos en 2 mil infectados por coronavirus -casi mil activos- y la suposición es clara porque siguen abarrotando algunos comercios sin portar cubre bocas ni ejercer la sana distancia.

Para reducir los contagios, tanto la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coepris) como Protección Civil y la Dirección de Comercio de La Paz, han montado un operativo de inspección de comercios con cero tolerancia para quien no respete los protocolos sanitarios.

“Esa suspensión fue por la cantidad de personas que se encontraron dentro de las instalaciones. Queremos recordarles a todos los dueños de establecimientos, trátese de lo que se trate, por mucho que tengan una gran demanda, es muy importante que puedan controlar a la gente, desde lo que es la sana distancia, la cuestión de lavado de manos, el uso de gel, cubre bocas; y si estos protocolos no los aplican o no los tienen instalados, serán suspendidos. Si se dieron de alta ante la página coronavirus.bcs.gob.mx y se calificaron con el 100% que cuentan con todo, pero llegamos a los establecimientos y no está esa cobertura, vamos a suspenderlos hasta clausurarlos”, advirtió Blanca Pulido Medrano, titular de la Coepris.

Little Caesar y Dairy Queen fueron los negocios suspendidos por aglomeraciones y no contar con señalamientos a la vista para los usuarios, y al momento de la verificación, se encontraban abarrotados de personas.

Queda claro que no solo es la ciudadanía, también los comercios deben endurecer sus filtros y medidas de seguridad, “entienda la gente que no es tratar de acosarlos, no es propósito dañar económicamente, sino que nuestra responsabilidad es cortar la cadena de transmisión y no tener brotes de coronavirus, no llegar a tener colapsos en el sistema de salud; el trabajo lo estamos dividiendo en tres dependencias de gobierno, Municipio con Comercio, Coepris y Protección Civil”, indicó la funcionaria.

La Secretaría de Salud lleva a cabo la verificación de campos agrícolas con el fin de evitar brotes de COVID

“Estamos haciendo estas suspensiones y vamos a continuar haciéndolas, para que aquellos establecimientos que vean que la cantidad de gente se le está acumulando, vean estratégicamente qué deben hacer, de igual manera los puestos semifijos, estamos siendo reiterativos en que no estén dando el insumo para que lo consuman en el lugar, sino que lo lleven para su casa”, agregó.

A casi un mes de iniciado el sistema de alertas sanitarias en BCS, el arranque se dio en el Nivel 5, y desde entonces no se ha avanzado por el incremento de contagios.

“Queremos apoyar, pero también queremos que nos ayuden a cumplir estas medidas, de los protocolos que estamos instalando en la página para que se reincorpore esto, si no respetamos los que están activos, menos vamos a ir a caminando en las fases para poder liberar a los demás”, comentó Pulido.

Prestadores de Servicios Turísticos de Cabo San Lucas se han manifestado en múltiples ocasiones, sin embargo, el Comité de Seguridad en Salud dejó en claro que mientras no haya condiciones, no habrá reapertura de actividades acuáticas.

Si bien en Los Cabos las playas están abiertas, solo se permite un aforo del 30%, lo cual no ha sido respetado.

“El Comité de Seguridad en Salud no puede actuar bajo presiones de ninguna manera, porque antes que nada se privilegia lo que es la salud, insisto, lo económico se apega mucho, pero la salud, la vida no se puede de ninguna manera recuperar, y el criterio es la prioridad, es la salud, conservar la vida. EMPRHOTUR (Consejo Directivo de la Asociación de Empresas Hoteleras y Turísticas) Los Cabos nos pedía reclasificar ciertas actividades, también aquí en La Paz lo que pedían era presentar los protocolos, la apertura de algunas actividades ya que estaba abierta la playa, solo se permitiría si acaso y tendríamos que analizarlo, a aquellas entidades individuales como el paddle board o la moto acuática”, aclaró por su parte el secretario estatal de Salud.

La Coepris solicitó a todos los prestadores que atiendan el llamado de entrega de sus protocolos de salud para garantizar un paseo seguro a los visitantes, pero la apertura será hasta estar en Fase 4. Mientras no haya un respeto de los ciudadanos, se registre mayor movilidad y más contagios, no se puede avanzar en la apertura de actividades.

“El análisis que se hizo, la selección de cada una de las actividades tanto deportivas como físicas, así como recreativas, de cómo vamos a ir abriendo los giros, fue a través de un equipo médico colegiado que determina cuáles serían estas actividades por niveles de alerta sanitaria. Estamos en condiciones de revisar los protocolos que nos envían los prestadores de servicios y revisarlos, más adelante determinaremos qué actividades se pueden abrir de manera mediata, o bien en el Nivel 4, eso que estamos pensando en reactivar”, remató la titular de Coepris. l Presidente agregó que las fuerzas federales tienen instrucciones de estar pendiente de la situación que se vive en Guanajuato para brindar el apoyo correspondiente, pues en esa entidad “el problema de la inseguridad se dejó crecer”. Señaló que incluso estos grupos cuentan con una base social que los defiende.

Sobre la masacre ocurrida en el centro de rehabilitación “Recuperando mi vida”, registrado en Irapuato, Andrés Manuel López mencionó que existen versiones de que en estos lugares operan representantes de las bandas delincuenciales, por lo que son promovidos por esos mismos grupos.

Esa mañana, el titular del Ejecutivo federal declaró: “No se ha podido controlar los enfrentamientos, ayer fue uno de los días con menos violencia, y Guanajuato arriba”, añadiendo que en 13 entidades no ocurrieron homicidios y que el 22 por ciento de esos delitos se cometieron en Guanajuato, ocasionando con esa declaración una nueva molestia del gobernador guanajuatense, Rodríguez Vallejo.

Las entregas de apoyos de Bienestar a adultos mayores con conglomerados y muchos sin cubrebocas

Autor(a)

Antonio Cervantes
Antonio Cervantes
Antonio Cervantes Antonio Cervantes Antonio T 42 antonio@zetatijuana.com
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas