Cerveceros acusan venta ilegal

Fotos: Enrique Botello
 
Edición Impresa lunes, 6 julio, 2020 01:00 PM

Comerciantes establecidos de Ensenada pasaron de refrigeradores vacíos a cerrados con la medida decretada por el Cabildo. Hasta que el Municipio pase de color Rojo a Amarillo en el semáforo de riesgo epidemiológico, los comerciantes legalmente instituidos acatarán la instrucción y piden cero tolerancia para aquellos que operan en el mercado negro

Productores locales de cerveza se posicionaron a favor de aplicar medidas que reduzcan el riesgo de contagio de coronavirus, incluso de la restricción de horario hasta las 9:00 pm, pero piden congruencia porque hay un sector en la informalidad que no está registrado ni paga impuestos que se beneficiarán con el reglamento municipal.

En Ensenada hay un padrón de mil 300 propietarios de permisos municipales para comercializar bebidas alcohólicas en diferentes modalidades, quienes han resultado afectados en sus ingresos por la contingencia de salud por la enfermedad COVID-19. Los problemas económicos para ese gremio se agudizaron en la primera semana de abril, cuando las grandes compañías cerveceras suspendieron la proveeduría.

Han pasado tres meses y apenas el 26 de junio se restableció el abasto de cerveza, además de que el Cabildo analizó la posibilidad de aprobar una Ley Seca que al final quedó una restricción de horario de venta de 10:00 am a 9:00 pm.

La Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco-Servytur) rechazó la propuesta de Ley Seca y pidió una estrategia menos nociva a los ediles del Ayuntamiento.

En sus argumentos, el presidente Rafael Chávez Montaño advirtió a los funcionarios municipales sobre la presencia de vendedores de bebidas alcohólicas que operan bajo la clandestinidad.

De acuerdo con datos obtenidos por el organismo comercial de Ensenada, durante el desabasto de six packs de cerveza estos se llegaron a vender hasta en 600 pesos.

“Sin duda es un mercado negro que atenta contra el comercio establecido que paga luz, renta y el sueldo, porque paga los puestos legalmente, cuando ellos reciben que es a quien le dirige”, apuntó Chávez Montaño.

 

COMERCIANTES DEMUELEN LEY SECA

Cuando el alcalde Armando Ayala Robles habló en una transmisión en vivo sobre la propuesta de decretar una Ley Seca debido al incremento de contagios de coronavirus, los comerciantes reaccionaron remitiéndole un oficio en el que rechazan la medida de esa norma y le solicitan tanto a él como al Cabildo recurrir a mecanismos que por un lado ayudan a disminuir los casos de COVID-19, a la vez de impulsar la economía.

Comentaron que el hecho de modificar el horario de venta de bebidas alcohólicas es un logro del organismo, “aun así, lo único que ocasionan al cerrar en los locales establecidos es fomentar la irregularidad, así como los negocios informales o a escondidas, y eso no nos beneficia a nadie, por eso tienen que usar mucho ingenio para reducir el número de afectados”.

 

EXPENDIOS NO SACAN NI PARA LA LUZ 

Los refrigeradores del expendio en la colonia Revolución seguirán vacíos. La última semana de marzo, el permisionario José Peralta, quien tiene un expendio de cerveza Tecate, recibió una de las peores noticias por parte de su proveedora:

“Yo levantaba pedido los martes y me llegaba los miércoles, pero ese día la vendedora me dijo: ‘Ya no van a salir los camiones a repartir el 1 de abril por cuestiones de contingencia’”, pero no imaginó lo que se avecinaba.

Después le habló de una oportunidad para surtir el negocio y consideró que de esa manera podría sobrevivir dos meses: un pedido por adelantado superior a 200 cajas, con 24 latas cada una, cuyo pago de 60 mil pesos era en efectivo, sin crédito, como él está acostumbrado.

“En ese momento no le pude confirmar porque no sabía si conseguiría esa cantidad, pero al siguiente día le hablé y muy tarde, todo estaba agotado”, narró el comerciante.

Las grandes cadenas comerciales fueron las únicas con posibilidad de invertir. Fue la primera vez que Peralta cierra en sus casi 15 años operando el expendio, por lo que hizo un acuerdo con sus tres empleados para distribuir los días de trabajo y reducir sus salarios a la mitad.

Tiene tres meses sin vender cerveza, mantiene a medias la operación con las compras de sus clientes, quienes buscan papel de baño, chocolates, botanas, sopas de vaso. “Esto lo metí para que no se me fuera el cliente, y sostener un poco a mis empleados”, argumentó José.

La ganancia por cada caja de latas de cerveza es de 173 pesos, más lo que dejan el resto de los productos. Los días fuertes son viernes, sábado y domingo, más los días festivos, “esos no fallan”. Aunque “no sale para pagar luz, el recibo es de 4 mil pesos bimestrales y tengo más de dos meses parado”, comentó José, quien cada lunes habla con la vendedora y aún no hay fecha para volver a llenar los refrigeradores con cerveza.

 

ARTESANALES, CON DAÑO ECONÓMICO 

Margarita Cervantes y Ana Gloria Torres, de la cervecería Arte Real, forman parte de la sección especializada de cerveza artesanal en la Canaco, ambas coinciden en un repunte de ventas durante la pandemia cuando dejaron de ofertar cerveza comercial y, cuando esta se restableció, resintieron la diferencia de “cuando hay y cuando no”.

“Lamentablemente para todos se vino abajo el sector, sabemos que hay venta clandestina de productos que traen de Estados Unidos, y mientras a nosotros nos limitan en horarios, hay una ventana donde se sigue vendiendo sin permiso”, analizaron las productoras, quienes impulsan el negocio y se encuentran apoyando a compañeros para tramitar permisos, pero estos no avanzan. Menos aún los establecimientos ubicados en la Ruta del Vino, donde la mayor dificultad está en promover los usos de suelo.

Sobre este tema, Jorge Menchaca Sinencio, vicepresidente de la confederación Canaco en la Zona Noroeste, habló sobre un aumento en las visitas de turistas, sobre todo a la Ruta del Vino: “Están llegando turistas, y ese es un mal mensaje para los ensenadenses”.

El dirigente se inclinó por mejores estrategias para incentivar el crecimiento económico sin descuidar los protocolos de salud en restaurantes, bares y lugares públicos.

 

RESTRICCIÓN MIENTRAS DURE SEMÁFORO EN ROJO

Durante la sesión de Cabildo celebrada el miércoles 1 de julio, la regidora Carmen Lidia Salazar Guerra, coordinadora de la Comisión de Hacienda y Patrimonio Municipal, presentó el Dictamen 128/2020, que como medida preventiva, establece como horario máximo las 9:00 pm para la venta de bebidas con graduación alcohólica.

El alcalde Armando Ayala Robles aclaró que solo se mantendrá esa restricción mientras dure el semáforo de riesgo epidemiológico en Rojo, e instruyó a la Dirección de Comercio y Espectáculos Públicos, comercio, así como a Seguridad Pública, Protección Civil y Bomberos.

El presidente municipal aprovechó para hablar de números y contrastó cómo hasta el 28 de junio, por conducto de Protección Civil, se multó a 26 establecimientos, entre bares, restaurantes y tiendas de conveniencia en Ruta del Vino y doce más en la Zona Centro.

“No se pretende sancionar ni cerrar negocios, sino que los propios establecimientos que se sumen a la contención de la pandemia y no incurran en acciones que representen riesgo, las largas filas que hace la gente para comprar y aumento de la movilidad son un claro reflejo de que justos estén pagando por pecadores”, argumentó el funcionario.

Los horarios de mejores ventas para estos grupos son a partir de las 10:00 am, en tanto que las más grandes cervecerías artesanales tienen mejor sistema de distribución.

Por otra parte, importantes eventos promocionales han sido cancelados, como el Ensenada Beer Fest, Todos Santos o el Pabellón de la Baja, los cuales reciben apoyo del Gobierno del Estado.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio