26 C
Tijuana
miércoles, julio 24, 2024
Publicidad

Shriners (Segunda y última parte)

“Dar de sí antes de pensar en sí”.

-Paul Harris

 

Los Shriners son una organización sin propósito de lucro, y es perfectamente conocida por sus integrantes por la utilización del fez color rojo que gallardamente portan, y ampliamente reconocida la labor de estos ciudadanos liberales a través de los Hospitales Shriners, esparcidos en los Estados Unidos de América, Panamá y México.

Decíamos en la columna anterior que esta Organización Filantrópica Internacional está compuesta por miembros integrantes de la masonería; es la parte filantrópica para hacer llegar la salud a los niños que sufren problemas de salud, ocasionados por quemaduras por cualquier medio, problemas ortopédicos, paladar hendido dentro de otros problemas de salud que desafortunadamente un menor de edad puede sufrir.

La atención medica que los niños reciben está constreñida a que las causas ya enunciadas sean aquellas que lesionan gravemente su salud y su autoestima. Para ser admitidos al programa de atención médica, deben de ser desde recién nacido hasta menores de 18 años de edad, no importando su posición económica, ya que -insistimos- su tratamiento es totalmente gratuito y cubierto por las aportaciones de los miembros de la comunidad Shriners Internacional; no interesa en lo absoluto la religión que ellos sustenten o en su caso sus padres; no se les exige asistir a ninguna reunión de proselitismo, sino simple y llanamente darle seguimiento a las indicaciones médicas que recibirán por parte de los profesionistas tratantes.

Los miembros de la Organización Shriners se encargan de coadyuvar en la canalización de los niños que sufren de secuelas de quemaduras o de problemas ortopédicos a hospitales especializados, tanto en México como en los Estados Unidos de América. Los Shriners se encargan de conformar un expediente por cada niño solicitante de apoyo; y si hay necesidad de coadyuvar con los trámites administrativos, como la obtención de actas de nacimiento y otra serie de documentos, ellos lo hacen con gran gusto, además de tramitar (en los casos que sea necesario) una visa humanitaria para el menor paciente, estancia para los padres del menor y enviarlos al hospital especializado que trabajará por la pronta recuperación de los citados menores.

Diversos organismos fungen como enlaces con el Club Shriners “Las Californias de Tijuana, B.C.”, para remitirles pacientitos que lamentablemente sufren de incidentes que lesionan, en muchas ocasiones, gravemente su salud, y cuya atención es prioritaria e inaplazable. Es el caso de las lesiones que sufren un menor con quemaduras de segundo y de tercer grado y que mediante el DIF Estatal, DIF Municipal, Hospital Civil, Cruz Roja, etcétera, hacen el llamamiento a esta organización altruista para que se hagan cargo de la atención y el manejo de estos pacientes.

Esta organización ha mejorado la vida de más de un millón de personas en el mundo con atención medica-pediátrica especializada, con atención de primera clase, una calidad médica de primer nivel; existen más de 22 hospitales solo en Canadá, Estados Unidos y México.

Actualmente, los hospitales forman parte de un sistema de salud subespecializado más importante del mundo y se atienden en promedio a más de 100,000 niños al año, sin tomar en cuenta la capacidad económica de sus padres; la atención y el servicio se ofrecen dentro de un marco compasivo y humanitario. Los hospitales Shriners representan el liderazgo de investigación médica en el mundo, pues educan a los profesionales de la medicina del mañana a través de un programa sumamente variado de educación.

El primer hospital Shriner se fundó en el año de 1922 y tuvo como objeto atender a los niños con secuelas de la poliomielitis que proliferaba en aquel momento, los menores son atendidos por médicos con la especialidad de ortopedia pediátrica avanzada para resolver todos los problemas ortopédicos que presenten los menores.

Si usted conoce a un niño con problemas ortopédicos, paladar hendido o que haya sufrido quemaduras puede usted comunicarse con el presidente del Club Señor Germán Villa a la Clínica Shriner que se ubica en el quinto piso del Hospital Ángeles de la Ciudad de Tijuana, B.C. al 664-972-90-00. Recibirá usted la gratitud eterna de ese paciente y de sus familiares.

 

Benigno Licea González es Doctor en Derecho Constitucional y Derecho Penal. Fue presidente del Colegio de Abogados “Emilio Rabasa”, A. C. Correo: liceagb@yahoo.com.mx

Autor(a)

Redacción Zeta
Redacción Zeta
Redacción de www.zetatijuana.com
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas