El fracaso de López-Gatell; previó fin de la pandemia y esta sigue en aumento

FOTO: PEDRO ANZA /CUARTOSCURO.COM
 
Destacadas BCS viernes, 26 junio, 2020 03:35 PM

En México, los contagios y decesos por COVID-19 siguen creciendo y la curva no ha alcanzado su pico, a pesar que se estableció un confinamiento laxo de poco más de dos meses, y en medio de los intentos por regresar a una llamada nueva normalidad para reactivar la economía nacional golpeada por la contingencia sanitaria. Sin embargo, tanto el subsecretario de Salud como el Presidente López Obrador,  siguen insistiendo en que la estrategia implementada por el Gobierno de México ha sido la correcta, pero todos sus pronósticos y previsiones respecto a la pandemia han fallado

 

 

 

El 16 de abril, Hugo López-Gatell Ramírez, titular de la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud presentó los resultados de un modelo que denominó “científico”, con el que proclamó que el fin de la epidemia en la Zona Metropolitana del Valle de México llegaría el jueves 25 de junio. Lo que no sucedió.

En aquella fecha, solo había 449 personas fallecidas por el coronavirus. El 24 de junio se contabilizaron 24 mil 324 muertes a causa de COVID-19. “Estamos proyectando que este primer ciclo de la epidemia se extendería, hasta que se agoten cerca del 95% de los casos, esperados, hasta el 25 de junio”, explicó el subsecretario durante la conferencia de prensa matutina presidencial de aquel día.

Además, López-Gatell Ramírez detalló que en dicha previsión los contagios de COVID-19 se extenderían por algunas semanas más, aunque con una tasa diaria más baja. No obstante aclaró que ello sería posible si la población cumplía con las medidas de sana distancia e higiene.

Antes el vocero federal para el tema COVID-19 había dicho que el “momento cumbre de la epidemia” llegaría el 8 o 10 de mayo, lo que tampoco pasó. El 11 de junio, el funcionario federal admitió que sus proyecciones habían sido rebasadas y que la epidemia estaba “estancada” y sin patrón descendente por más de dos semanas. En la actualidad el posible fin de la epidemia en el país sigue sin tener una fecha clara.

A lo anterior se suma que México realiza muy pocas pruebas (únicamente 0.06 test de COVID-19 por cada 100 mil habitantes), y por ello el número de casos positivos detectados es muy bajo respecto a la realidad, como se puede constatar comparando con países similares al nuestro.

El 22 de junio, López-Gatell Ramírez presentó un video durante su conferencia de prensa vespertina, donde Jean-Marc Gabastou, asesor regional de emergencias en salud de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), expuso que por la extensión territorial de México no se recomienda hacer pruebas masivas, ya que no se tiene acceso a toda la población.

Según datos reportados por Our World in Data, de la inglesa Universidad de Oxford, en México el 59.8% de las pruebas para COVID-19 resultan positivas, la tasa más alta del mundo. En Estados Unidos es de 5.2%, y en España, de 1.1%.

Dr. Eric Feigl-Ding

El polémico Eric Feigl-Ding, científico asociado a la Universidad de Harvard, alertó que en México el 56% de las pruebas COVID-19 resultan positivas, lo que no sucedía en los peores días en Nueva York, Madrid o Lombardía.

“Estoy llorando por MÉXICO, ¡más del 50% es el porcentaje de POSITIVIDAD! Más de la mitad de todos los que se hacen un examen son positivos. Incluso en los peores períodos de Nueva York, Madrid o Lombardía (…) ¡nunca se acercaron al 50% de positividad! México puede estar experimentando algo sin precedentes”, publicaría en Twitter el epidemiólogo y economista de la Salud de Harvard.

“Existe claramente un diagnóstico insuficiente en México y un tratamiento deficiente. El 56% de positividad refleja eso. Entonces sí, maldición, necesitamos más pruebas“.

Según cálculos de los últimos datos, México tiene una tasa de letalidad del 12.21%, es decir, mueren 12 personas de cada 100 infectadas, ocupando el séptimo sitio global de defunciones a causa de COVID-19, solo por debajo de Estados Unidos, Reino Unido, Italia, Brasil, Francia y España, según la estadounidense Universidad Johns Hopkins.

Aunado a ello, somos el tercer país con el indicador más alto de muertes, más del doble de la tasa de letalidad global -que es de 5.4%, según la Organización Mundial de la Salud-, en la cual nos encontramos solo detrás de Italia (14.5%) y Reino Unido (14%).

En tanto, el Instituto de Métricas y Evaluación de Salud (IHME, por sus siglas en inglés) de la estadounidense Universidad de Washington, actualizó su proyección de muertes en México y previó que para el próximo 1 de octubre habrá más de 88 mil fallecimientos a causa del coronavirus.

El IHME había pronosticado a inicios de mes que para agosto se registrarían 52 mil defunciones. Sin embargo, su nuevo cálculo, revelado el 24 de junio, se basa en si las restricciones y recomendaciones sanitarias se reimponen por seis semanas, cuando los decesos diarios alcancen los ocho por cada millón de habitantes.

Según el Instituto universitario, si hay un alivio en las medidas de distanciamiento social, el número de defunciones en México podría llegar a 151 mil 432 para el próximo 1 de octubre. Por el contrario, la proyección de la Universidad indica que si el uso de mascarillas es generalizado, en por lo menos 95%, la cifra de fallecimientos sería de 79 mil 651 muertes para la misma fecha.

 

SE HAN RECUPERADO DE COVID-19 EN MÉXICO

El 23 de junio, José Luis Alomía Zegarra, director general de Epidemiología de la Secretaría de Salud (SSa) del Gobierno de México, reportó 6 mil 288 confirmados, la cifra más alta reportada para un solo día (que contempló contagios de días anteriores y del mismo martes), un promedio de 33 defunciones por hora a causa de la epidemia en el país.

Un día después,  24 de junio, el funcionario federal indicó que hasta esa jornada, 113 mil 596 personas se habían curado de la enfermedad COVID-19, lo cual representa un 58% del total de casos acumulados en el país, los cuales ascendían hasta ese miércoles a 196 mil 847.

“Esto es bueno, quiere decir que es un grupo que podría ya haber generado una inmunidad. No sabemos cuánto tiempo podría durar esta inmunidad, eso todavía está en estudio”, apuntó Alomía Zegarra.

FOTO: PRESIDENCIA /CUARTOSCURO.COM

 

“SE EVITÓ UNA EXPLOSIÓN DE CONTAGIOS”: AMLO

A pesar de estos datos, el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, defendió el jueves 25 de junio la estrategia de su gobierno para enfrentar la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2  al asegurar que gracias a las medidas adoptadas se evitó una “explosión” de contagios.

Después de atestiguar la firma de un convenio entre el Gobierno del Estado Texcoco, Estado de México y el Instituto de Salud para el Bienestar para la operación de un hospital, el mandatario nacional consideró que las acciones planteadas por la SSa evitaron que se expandiera la pandemia.

“Sin autoritarismo, sino convenciendo, todo el mundo se resguardó en sus domicilios, nos cuidamos, sobre todo se cuidó a nuestros adultos mayores, se evitó con esto una explosión de contagios. Afortunadamente, como nosotros logramos que no se difundiera, que no se esparciera, que no se expandiera el virus, que no creciera tanto la epidemia, se logró lo que dicen los técnicos: aplanar la curva, en vez de que se disparara hacia arriba se aplanó”, expuso el político tabasqueño.

Además, consideró que la pandemia ha dejado lecciones, como la necesidad de mejorar la alimentación, hacer ejercicio y mantener una constante higiene personal; y confesó que nunca se había lavado las manos en tantas ocasiones.

“Tenemos que seguir así, actuando de manera preventiva y ahora, porque son muchos días de confinamiento, muchos días sin salir, padeciendo porque no todos tenemos asegurado un salario, hay quienes se buscan la vida. Tenemos que cuidarnos, no enfermarnos, que no haya contagios y empezar a salir a recobrar a plenitud nuestra libertad, regresar a la normalidad o a lo que se ha llamado la nueva normalidad”, agregaría.

“Poco a poco, cuidándonos, ya aprendimos, nunca nos habíamos lavado las manos tanto como en este tiempo, ahora ya todos sabemos que es fundamental la higiene personal, ya sabemos la importancia que tiene la sana distancia”, dijo, a pesar que la propia OPS afirmó que hay un crecimiento de casos de coronavirus en territorio mexicano, y comparó la situación del país con la que enfrentan Perú, Chile y Brasil, que esta misma semana superó el millón de contagios.

Durante su conferencia de prensa semanal, realizada el miércoles 24 de junio, el subdirector del organismo panamericano, Jarbas Barbosa, aseguró lo antes citado tras preguntarle si México ya aplanó la curva del número de contagios.

“Hay un crecimiento de número de casos. Seguro hay situaciones distintas en cada Estado y es muy importante no tomar el promedio como si fuera cada una de sus provincias, pero cuando tomamos México como país, sí hay una tendencia de aumento de los casos. La situación de México es muy semejante a la de Perú, Brasil y Chile”, argumentó.

En coordinación con la Organización Mundial de la Salud y la OPS, el  Gobierno de México analiza las nuevas medidas a tomar y cómo garantizar el distanciamiento social ante la presión social por reactivar la economía del país.

Carissa Etienne, directora de la OPS

 

“El mes pasado anuncié que nuestra región (América Latina) se había convertido en el nuevo epicentro de la pandemia. Me acongoja ver que los casos se han triplicado del 26 de mayo a la fecha”, expuso por su parte Carissa Etienne, directora de la OPS.

Un día antes, martes 23 de junio, durante su conferencia de prensa matutina, el Presidente López Obrador declararía:

“Muchas gracias a la gente, a todos, porque lo hemos logrado entre todos a pesar de lo terrible de esta pandemia, hemos evitado más sufrimientos. Ese es mi balance, mi resultado final, por la gente, los médicos, las enfermeras; imagínense cuánta fatiga, cuántos días, cuánto dolor y ahí están. Entonces, vamos a salir adelante, estamos saliendo adelante”.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio