Contratos de Zatarain perjudican a El Riviera

Fotos: Enrique Botello
 
Edición Impresa lunes, 29 junio, 2020 01:00 PM

El Órgano de Fiscalización y Sindicatura Municipal continúan con la investigación de otras presuntas irregularidades detectadas en el gobierno de Marco Novelo Osuna dentro del recinto histórico; la actual administración no ha podido deshacer un convenio en el que particulares se benefician de un espacio público

Abogados del XXIII Ayuntamiento de Ensenada no han podido disolver un contrato de renta que entregó el ex director del Centro Social, Cívico y Cultural, Riviera del Pacífico, José Luis Zatarain González, a dos particulares que no pagan las mensualidades, pero subarriendan tales espacios.

La actual administración del también conocido como El Riviera está en medio de una crisis económica por la contingencia derivada de la enfermedad COVID-19, a razón de que los ingresos de la paramunicipal dependen de los eventos sociales, los cuales están suspendidos y enfrentan un costo de nómina de 500 mil pesos mensuales.

Como parte de las indagatorias para recaudar más recursos, se detectó un convenio firmado en la administración priista de Marco Novelo Osuna (2016-2019), en el cual el ex director pactó a cinco años con dos allegadas de nombres Jesús Manuela Medrano Gaxiola y la madre de esta, Margarita Gaxiola Cota.

El precio de arrendamiento es de mil 500 pesos al mes por el local 6 y mil 650 pesos por el local 5, respectivamente, cuando en la zona turística de Ensenada el costo de renta promedio es de 500 hasta 2 mil dólares mensuales.

Conforme a los registros contables que recibió la administradora Ivette Lelevier Grijalva, desde enero de 2019 hasta el 1 de junio de 2020 no registraron pago alguno por concepto de renta, generando una deuda por 53 mil pesos con El Riviera.

Trabajos mal hechos en distintas áreas del Riviera

Durante la entrega-recepción encontraron documentos de autorización para subarrendar dichos espacios a terceras personas: uno para la operación de una clínica tipo spa con oferta de tratamientos de lipoescultura, y el otro, un negocio de souvenirs.  

José Luis Zatarain González fue contratado por el gobernador Jaime Bonilla Valdez como director del Centro de Tratamiento para Adolescentes (CTA).

Este año, el Órgano de Fiscalización de Baja California ha detectado otras presuntas irregularidades, por lo que no se ha aprobado la cuenta pública al ex director.

El 3 de septiembre de 2019, ZETA publicó una investigación en la que Sindicatura Municipal presentó un expediente con 41 irregularidades en el uso de recursos públicos detectadas durante esa administración, sin embargo, la Auditoría en Baja California aún no concluía la revisión.

Para entonces, la ex síndica Karina Castrejón Bañuelos, declaró tener concluida la investigación, además de remitida al área de Responsabilidad para solicitar el nombramiento del entonces director. Este trámite administrativo quedó detenido y, con el cambio de gobierno, el órgano de control reinició el procedimiento.

A través del delegado de la Secretaría de Gobierno en Ensenada, Joaquín Bolio Pérez, ZETA solicitó una entrevista con Zatarain González, petición que, al cierre de edición, no fue atendida.

 

EN QUIEBRA POR IMPAGO

Otras entidades de gobierno que tampoco han pagado el costo de renta son el Instituto de Cultura de Baja California (ICBC) por alrededor de 70 mil pesos, así como el Consejo de Desarrollo Económico (Codeen). La paramunicipal enfrenta una deuda superior a 60 millones de pesos con entidades como SAT, Issstecali y CESPE.

CONTRATO ES REVOCABLE: JURÍDICO

Sobre los convenios que firmó el anterior director con las ciudadanas Manuela Jesús Medrano Gaxiola y Margarita Gaxiola Cota, es probable se pueda cancelar si procede a un juicio civil.

El titular del Departamento Jurídico del Ayuntamiento, Federico Luna Serrano, conoce los detalles de los dos contratos celebrados por el director de la pasada administración con las particulares, uno de ellos para la venta de souvenirs y el otro para la operación de un spa.

Por el par de contratos se presentó inconformidad ante la Sindicatura Municipal, derivado de la revisión del acta de entrega-recepción por la comisión de posibles faltas administrativas por parte de José Luis Zatarain González.

Ambos tratos están vigentes, el relativo a la venta de recuerdos de viaje será vigente hasta el 1 de enero de 2023.

Independientemente que se haya dado vista a Sindicatura Municipal, se puede proceder legalmente por la vía civil para demandar la nulidad de ambos contratos por no cumplir con las formalidades establecidas en la normatividad aplicable.

Entre las declaratorias que tiene El Riviera, una de las más importantes lo protege a nivel nacional como Patrimonio Artístico Inmueble de México, otorgado por el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL).

 

OTRO HALLAZGO

Hace unas semanas el órgano de fiscalización de Baja California solicitó al Ayuntamiento de Ensenada certificar un contrato de comodato firmado por el ex director, en el que se adjudica por un tiempo determinado un automóvil propiedad El Riviera.

De acuerdo con el comodato, Zatarain es el único que puede hacer uso de la unidad, los gastos de taller, mantenimiento y gasolina corren a cargo de la entidad gubernamental.

Sindicatura Municipal también inició una investigación por este asunto y detectaron un segundo vehículo particular, del cual el erario pagaba los gastos de servicios mecánicos, equipamiento y gasolina.

“Pero este segundo carro no lo encontramos por ningún lado, no existe en el parque vehicular de la paramunicipal la unidad con esas características”, indicó personal de la administración de El Riviera.

Conforme al Reglamento de Bienes Patrimoniales del Municipio de Ensenada, el Artículo 22 refiere que los bienes de dominio público pueden ser concesionados para la prestación de alguno de los “… servicios que le compete prestar al municipio o para destinarlo a cualquier otro objetivo de uso común. También ser entregados en comodato a particulares y a organizaciones sociales”.

EXENTARON MILLONES EN PAGOS

Cuando el gobierno de Armando Ayala Robles asumió la administración del Centro Social, Cívico y Cultural Riviera, había escasos 90 mil pesos en bancos y una nómina por más de 500 mil pesos por pagar en los siguientes diez días. El subsidio municipal apenas alcanzaba los 42 mil pesos mensuales.

En un recorrido hecho por las oficinas de El Riviera, empleados contables informaron que tienen registro de alrededor de 2 millones de pesos exentados a distintos particulares que realizaron conferencias, bodas, juntas y diversos eventos en el teatro al aire libre o jardines.

Por ese motivo -según consta en un documento envió al alcalde Ayala Robles-, la administradora pidió al Cabildo de Ensenada no volver a exentar a ninguna persona del pago por el uso del edificio.

Aunque es un derecho y el presidente tiene facultad para exentar del pago, le suplicaron hacer una excepción con la finalidad de sanar las finanzas.

 

HARÁN PARTÍCIPES A EMPRESARIOS

Para sacar adelante el proyecto de El Riviera, es necesario que los empresarios sean partícipes y lleven una agenda conjunta, consideró la administradora Ivette Lelevier Grijalva:

“Hablar con los empresarios para que toda la comunidad sea partícipe de levantar el edificio emblemático. Lo más importante es sanar las deudas que dejaron los pasados gobiernos”.

Por lo pronto, recibirán una ampliación de subsidio para cubrir la nómina mensual y el resto de los eventos sociales, como mejorar las ventas y el servicio en el bar Andaluz, así como adecuar un restaurante.

La cantidad estimada para el pago de mantenimiento del histórico edificio es de alrededor de 150 mil pesos, considerando reparaciones, recibos de agua, energía eléctrica, material de limpieza y jardinería.

Citó como ejemplo la complicada situación económica, por la que han tenido que cerrar dos de los tres baños públicos ante la falta de mantenimiento. Por el momento, tanto los empleados como la propia administradora han puesto dinero de su bolsa para la compra de productos sanitizantes, limpieza y de cafetería.

 

ZATARAIN NO HA DECLARADO ANTE SINDICATURA

Uno de los asuntos que más tiempo ha consumido al Departamento Jurídico de Sindicatura Municipal, ha sido el del Centro Cultural Riviera durante el periodo de gobierno de Marco Novelo Osuna.

Ayerim Magallón Granados, directora de Sindicatura Municipal, informó que el asunto de El Riviera se encuentra en el área de investigación, tras un exhaustivo trabajo de revisión de cada una de las observaciones. Adelantó que una vez concluido, pasará al área de Responsabilidad y el tribunal se encargará de emitir la inhabilitación si así se considera.

La funcionaria habló de otros recursos legales existentes a nivel estatal para evadir la inhabilitación, sin embargo, es cuestión de cada gobierno decidir si separa al funcionario de su cargo, o lo mantiene mientras este sigue en un proceso legal.

Sobre la firma del contrato en comodato de un vehículo, señaló que es el último registro que se tiene y está en proceso de revisión, además, han detectado una cantidad importante de dinero del erario que se invirtió a la unidad mientras estuvo en poder de Zatarain.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio