Bonilla prohíbe proporcionar información de defunciones por COVID-19 en BC


 
Destacados sábado, 6 junio, 2020 05:14 PM

El gobernador de Baja California, Jaime Bonilla Valdez, mostró una vez más su temperamento al ser evidenciado por medios de comunicación de los actos que realiza junto a su secretario de gobierno, Amador Rodríguez Lozano, para ocultar información sobre las actas de defunciones generadas en los meses de la contingencia sanitaria por la pandemia del Covid 19.
Durante su presentación en vivo del sábado 6 de junio, el gobernador invirtió más de 20 minutos en desmentir una nota del periódico Reforma titulada “Esconden en BC cifras de muertos”, en la que se da constancia de que su gobierno emitió un oficio para ordenar a las dependencia del Registro Civil a no proporcionar información.

El documento que también fue publicado en la última edición de ZETA como parte del reportaje “BC en Rojo: gobierno oculta información y aumentan 20% contagios y muertes por COVID-19”, publicado el viernes 5 de junio, fue enviado a los Oficiales del Registro Civil de mos cinco ayuntamientos de Baja California, el 26 de mayo, y está firmado por la directora del Registro Civil del Estado, Paloma Guadalupe Alegría Murrieta.
Textualmente, se lee así:

“Anteponiendo un cordial saludo, con fundamento en el Artículo 11 de la Ley Orgánica del Registro Civil, del Artículo 35 del Código Civil Vigente, y del Artículo 37 del Reglamento Interno de la Secretaría General de Gobierno en el Estado de Baja California, es deber de esta Dirección, coordinar las labores del Registro Civil, que propiamente deben de ser enfocadas a hacer constar los actos y hechos relativos al estado civil de las personas y en cuanto a los informes estadísticos deben ser proporcionados solamente por conducto de esta Dirección a las Autoridades Federales y Estatales que así lo requieran, es por eso que se les exhorta a no involucrarse en proporcionar información estadística de ningún tipo.

“Se les instruye a todos los Oficiales del Registro Civil del Estado de Baja California, que derivado de la contingencia sanitaria por COVID-19, deberán abstenerse de proporcionar cualquier información, solamente por conducto de esta Dirección se brindará información al Gobernador del Estado, al Secretario General de Gobierno y al Secretario de Salud, para realizar comunicados a la ciudadanía de Baja California”*.

A partir de entonces, los medios de comunicación que hasta entonces recibían información sobre las actas de defunción, vieron obstruida su labor periodística. Además, funcionarios del registro civil indicaron que, de proporcionar información podrían ser sancionados.

En la transmisión de este sábado, además del gobernador, Bonilla Valdez, y el titular de la Secretaría de Salud, Alonso Pérez Rico, estuvieron el secretario de gobierno, Amador Rodríguez Lozano y la directora del Registro Civil, Paloma Alegría Murrieta.

Pérez Rico fue el primero en tomar la palabra para enfatizar que “desde hace tres días” han informado que existe un inconveniente en el programa de captura de la plataforma del IMSS por lo que existe un retraso de hasta seis semanas, situación que es falsa, debido a que dicha aclaración fue apenas proporcionada a la ciudadanía el viernes 5 de junio por la delegada del IMSS, Desiree Sagarnaga Durante, quien alegó existe una “asincronía técnica” que estará solucionada en breve.

“La nota esta yo la veo, en mi experiencia política, la veo medio rara, en donde dice que estamos señalándole a funcionarios que no den información acerca de la infección por SARS-CoV-2 y la enfermedad del COVID”, comentó el también médico, al asegurar que los únicos voceros son el gobernador del Estado y la Secretaría de Salud.

Amador Rodríguez Lozano calificó la nota como “falsa y escandalosa”. Refirió que no esconden información y se manejan con transparencia, negando que hayan silenciado a los oficiales del Registro Civil. Aprovechó el espacio para señalar a la oficial número 1 de Tijuana, de quién dijo, “le gusta mucho declarar y tiende a decir información, incluso a hacer comentarios subjetivos”.

Pese a que leyó a grandes rasgos el comunicado del 26 de mayo, no tuvo argumentos para desmentir lo que el oficio indica; que la información sólo será entregada al gobernador, el secretario de Gobierno y el secretario de Salud del estado, sin dar la posibilidad a que la ciudadanía ni los medios de comunicación puedan acceder a la información que recabe el Registro Civil.

“Si ustedes ven el oficio, nunca dice que no se proporcione información, solamente ordena que sea a través de la Dirección del Registro Civil, y que los conductos sean el gobernador y el secretario de Salud. El periódico Reforma uso tendenciosamente esta información, da una información falsa, usa una cabeza falsa y nosotros le pedimos que rectifique esa información porque está afectando la credibilidad del gobierno de Baja California”, refirió Rodríguez Lozano, aun cuando en el oficio dice lo contrario.

Por su parte, el gobernador, Jaime Bonilla Valdez, lanzó comentarios contra la reportera Aline Corpus Simerman, corresponsal del Reforma, acusándola de haber inventado una nota por no recibir una entrevista, enfatizando que se “termina con huevo en la cara” y así se puede terminar su carrera.

Sin embargo, en ningún momento, ninguno de los funcionarios pudo demostrar con datos duros y evidencia, lo consignado en distintos medios de comunicación, en referencia a la opacidad que han mostrado para dar información de los muertos por COVID-19. El único documento mostrado fue el boletín en donde es clara la instrucción de no dar información sobre las defunciones derivadas de la pandemia.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio