Más recursos para programas sociales y para Pemex en plan de reactivación de AMLO; deja fuera medidas solicitadas por empresarios

Fotos: Tomadas de Internet
 
Destacados domingo, 5 abril, 2020 04:50 PM

Este 5 de abril, el presidente Andrés Manuel López Obrador presentó el plan para reactivar la economía del país ante las afectaciones del coronavirus. Las acciones -que van desde incrementar los recursos a programas sociales a una austeridad más férrea en la que incluso se suprimirá el pago de aguinaldo- no contemplan las medidas que la iniciativa privada había pedido recientemente para enfrentar las afectaciones económicas derivadas del COVID-19.

En el patio central del Palacio Nacional, el mandatario reiteró varias veces que la crisis económica es “transitor ia”, y dijo que ya se habían iniciado las acciones para reactivarla “rápidamente”, dado que se adelantó cuatro meses el monto del programa social para adultos mayores, lo mismo que el de las becas para niños y niñas con discapacidad.

“Esta es la fórmula, aumentar la inversión pública destinada a la creación de empleos y a otorgar créditos a pequeñas empresas familiares y a quienes se ganan la vida día a día. No los vamos a dejar en el desamparo”, manifestó al tiempo que señaló que eso será posible gracias a los ahorros del Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios y los recursos guardados en fideicomisos que desapareció durante la semana pasada.

Anunció que se otorgarán 2 millones 100 mil créditos personales, de vivienda y para pequeñas empresas familiares del sector formal e informal de la economía. Además, aseguró que se crearán 2 millones de nuevos empleos en los próximos 9 meses, y que los programas sociales y el desarrollo promovido por el gobierno llegará a 22 millones de beneficiarios este 2020.

“En estos hechos y acciones baso mi optimismo. Además, puedo demostrar que a la mitad de los hogares ya está llegando al menos un programa de bienestar y que 95 por ciento de las familias pobres están recibiendo un apoyo o beneficio”, señaló el político tabasqueño, quien defendió su plan argumentando de que si bien “no se ajusta al modelo neoliberal” será el gobierno quien “se ajuste el cinturón” y no la población.

El mandatario abundó que el programa social Sembrando Vida, en el que ya trabajan 230 mil sembradores, se ampliará a 200 mil campesinos. Igualmente, anunció que a partir de mayo recibirán apoyos directos 190 mil pescadores.

“Este año también se entregarán apoyos adicionales a las sociedades de padres y madres de 31 mil planteles escolares”, y se cuenta con recursos para contratar adicionalmente a 45 mil médicos y enfermeras en los próximos 9 meses. Además de que se convocará a 31 mil elementos para el Ejército, la Marina y la Guardia Nacional.

Señaló que el Issste dispondrá de un fondo de 35 mil millones de pesos para entregar créditos personales, de 20 mil a 56 mil pesos por crédito, en beneficio de 670 mil trabajadores al servicio del estado; sin embargo, se eliminarán los aguinaldos desde el cargo de subdirectores hasta el del presidente de la república.

“No habrá despido de trabajadores al servicio del Estado, pero eso sí se demandará más eficiencia, más entrega, más espíritu de servicio, mayor austeridad, y honestidad total”, sentenció López Obrador, luego de decir que se bajarán los sueldos de los altos funcionarios.

Otros gastos que se reducirán son los gastos de publicidad, de viáticos, de gastos de operación y “se ahorrará más en compras a proveedores y a los costos de las obras públicas con empresas constructoras y de servicios”, afirmó.

El Fovissste y el Infonavit tendrán 170 mil millones de pesos para otorgar créditos de vivienda durante los próximos 9 meses. Mismos que beneficiarán a 442 mil 500 trabajadores. Con la acción de vivienda se generará 270 mil nuevos empleos, aseveró.

El presidente anunció que se invertirán 25 mil millones de pesos adicionales para la introducción de agua, drenaje, pavimentación, beneficiando a 50 mil viviendas de 50 municipios del país, lo cual permitirá crear 228 mil empleos directos.

Indicó que ya se inició la modernización y ampliación de los puertos Salina Cruz, y Coatzacoalcos, en los que se generarán 7 mil 300 empleos. “El 30 de abril se firmará el contrato de construcción del primer tramo del Tren Maya, y en mayo acordaremos 4 tramos más. Solo dejaremos pendientes para 2022, 485 kilómetros que construirán los ingenieros militares una vez que terminen la obra del aeropuerto” Felipe Ángeles, en Hidalgo.

Este año, dijo, en los 5 tramos que comprenden mil 043 kilómetros del Tren Maya se generarán 80 mil empleos y habrá una derrama económica de 35 mil millones de pesos en los estados del sureste del país, presumió el mandatario, quien dijo que continuará el programa de estímulos fiscales y bajos precios de gasolina en la zona fronteriza del país.

“No aumentarán los impuestos ni se crearán nuevos”, y se cumplirá “a cabalidad el compromiso devolver el IVA con prontitud”, como lo solicitado la iniciativa privada, prometió.

Ante la caída del precio del petróleo, AMLO anunció que Petróleos Mexicanos (Pemex) aumentará la producción de gasolina, mediante el fortalecimiento de las 6 refinerías existentes y la continuación de la construcción de la refinería de Dos Bocas, en Tabasco. Destinaremos 400 mil barriles diarios adicionales para “no malbaratar” el crudo en el extranjero, señaló.

Hizo énfasis en que su administración decidió bajar el precio de la gasolina, el cual se encuentra 30% por debajo de antes de la crisis.

Asimismo, dijo que la paraestatal tendrá recursos adicionales por 65 mil millones de pesos, debido a que su carga fiscal se reducirá. Esta medida no sería nueva, toda vez que en el Paquete Económico de 2020 ya se contemplaba darle alivio fiscal a la petrolera.

La Compañía Federal de Electricidad (CFE) cuenta con financiamiento suficiente para construcción plantas para Península de Yucatán y en Baja California Sur, por lo que -garantizó- que el abasto de energía eléctrica está “asegurado en todo el territorio” nacional.

En la materia energética, volvió a postergar el anuncio del Plan Nacional de Inversión Energética. El cual contempla una inversión de 339 mil millones de pesos, y habrá de darse a conocer hasta la próxima semana.

A decir del mandatario su gobierno dispondrá de recursos debido a que intensificará la adjudicación de bienes muebles e inmuebles quitados a la delincuencia, mediante subastas o rifas que hará el Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado.

Finalmente, reconoció las medidas de la Asociación de Bancos de México (ABM), organización que en días pasados anunció que los bancos prorrogarían el pago de créditos a empresas, hipotecarios y personales (tarjeta de crédito y nómina) entre otros por 4 meses, que podrían extenderse a 6 meses. Beneficio al que sólo pueden acceder clientes que están al corriente, y que demuestren que derivado del COVID-19 no pueden pagar durante los meses de abril y mayo.

Casi para terminar su discurso, López Obrador indicó “entiendo que los conservadores, y quienes han medrado con el llamado modelo económico neoliberal que está en crisis en el mundo, entiendo que quienes por mucho tiempo aplicaron la política de privatizar las ganancias y sociabilizar las perdidas no compartan nuestra visión de desarrollo con justicia. Pero a nadie engañamos. Lo que estamos haciendo es lo que hemos enarbolado, sostenido en forma pública y abierta desde hace años, en la lucha diaria, en campañas política, es también por lo que votaron millones de mexicanos”.

Aseguró que desde el porfiriato ha quedado demostrado que un modelo económico que sólo favorece a minorías no produce bienestar general, sino por el contrario engendra violencia.

A resumir que se remontará la crisis con tres elementos básicos: mayor inversión pública, mayor inversión para el desarrollo económico-social y honestidad y austeridad republicana, el mandatario prometió que “pronto regresará la normalidad” económica y social del país.

“Venceremos al coronavirus, reactivaremos a la economía y México seguirá de pie, mostrando al mundo su gloria y su grandeza”, añadió para terminar con las arengas “Viva México”, “Viva México!, ante un patrio central en el que no estuvo presente ningún invitado especial, como una medida de sanidad por la pandemia del COVID-19.

 

Medidas de la iniciativa privada

El jueves pasado, 2 de abril, AMLO sotuvo una reunión con los presidentes del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y de la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (Concamin), Carlos Salazar Lomelín y Francisco Cervantes, respectivamente, para analizar sus propuestas.

Tras el encuentro de más de cinco horas, los representantes del sector privado, habían dicho que se había acordado un fondo de Nacional Financiera (Nafin) por 25 mil millones de pesos para garantizar créditos a pequeñas y medianas empresas (PyME), sin embargo, el gobierno federal no dará apoyo fiscal a las empresas durante abril, como el sector privado había solicitado.

“Nos hubiera gustado de una vez haber arreglado los tres meses que nosotros creemos que esto debe de durar, pero bueno, el convenio fue vayamos poco a poco, vamos a ver qué podemos hacer en abril y parecería ser, parecería ser, pero lo vamos a estar evaluando permanentemente, que abril lo tenemos más o menos resuelto”, dijo Salazar Lomeín.

Expuso que después del 15 de abril los representantes empresariales y el mandatario se volverán a reunir para evaluar si las propuestas que estamos haciendo para el mes de mayo son las que se deberían implementar.

Entre las propuestas que ha hecho la iniciativa privada se encuentra que el gobierno se endeude para dar apoyos a las empresas, cuyo flujo de recursos se ha visto mermado por la falta de ingresos y el pago de impuestos, y cuotas obrero-patronales, sin que implique que el apoyo sea la condonación de impuestos.Más bien se trataría de prórrogas.

Para ello, el CCE planteó cambiar el concepto de deuda neta por bruta, con lo que se permitiría liberar 425 mil millones de pesos. Otra propuesta es usar el fondo de estabilización por 243 mil millones de pesos, incrementando de forma temporal hasta en 4% el endeudamiento con respecto al PIB.
Pidió también establecer con recursos públicos un programa de 100 mil millones de pesos para que la banca de desarrollo garantice créditos mediante la banca privada para micro, pequeñas y medianas empresas.

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) pidió el diferimiento optativo de las declaraciones anuales de las personas físicas, cuyo plazo vence el 30 de abril, para que sea hasta el 31 de julio próximo, como “un alivio temporal y las personas que deban pagar impuestos cuenten con más dinero en sus bolsillos”.

Además de establecer un salario solidario, que podría ser una percepción menor o igual al salario con el que cuenta cada trabajador. El cual estaría compuesto de una contribución de los tres actores involucrados, con el fin de evitar despidos y cierres definitivos de empresas ante la incapacidad real de pagar la nómina completa, entre otras medidas.

Horas antes del anuncio del mandatario de este 5 de abril, el CCE advirtió que el Producto Interno Bruto (PIB) podría caer 10%, incrementarse la inflación en la misma proporción (10%) y perderse un millón de empleos en 2020 si no se presentaba un plan integral.

En la misma tónica, la Concamin alertó que “No hay margen social y económico para permitir más perdidas”, pues el año pasado “la economía retrocedió (-) 0.1%” y en enero de 2020, “(-) 0.7%”, en tanto que el consumo privado tan sólo creció “0.6%”, y solicitó al presidente un plan integral.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios

comentarios

Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio